PODER JUDICIAL

Asesinato: Justicia tardó 4 años en fijar reconstrucción

Sospechoso sigue libre; testigos y pruebas lo incriminan.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bajo un sol inclemente se hizo la reconstrucción de un viejo homicidio. Foto: F. Flores

El Negro es acusado de matar a Luis de Souza (25), alias Luisito, de cinco disparos el 7 de julio de 2012 en el barrio Casabó. Sigue libre pese a que las declaraciones de dos testigos y una reconstrucción realizada el martes 15 lo incriminan.

El expediente estuvo "parado" por causas desconocidas durante tres años en el Juzgado de 20° Turno. Cada vez que el Negro era citado, concurría al juzgado sin problemas. En todo momento negó que hubiera disparado contra la víctima. Sin embargo, en el expediente surge que su novia había declarado que la llamó por teléfono después del homicidio para decirle: "Cometí una tremenda macana. Maté al Luis".

La titular del Juzgado de 20° Turno, María Noel Odriozola y el fiscal Carlos Reyes "heredaron" el expediente y decidieron "reflotarlo y cerrarlo", indicaron a El País fuentes del caso.

Odriozola pasó el expediente a Reyes, quién pidió hace poco el procesamiento del Negro y de su amigo conocido como el Rana. El abogado defensor del Rana, Víctor de la Valle presentó pruebas que demostraban que éste no participó en el crimen.

El fiscal Reyes solicitó que se realizara la reconstrucción del asesinato. Como no se ubicó a algunas personas, ésta se postergó para el martes 15.

Bajo un sol inclemente, la reconstrucción se hizo ese día en la sede de la Guardia Republicana. Duró varias horas. El Negro, su novia, un amigo y otros testigos participaron en la reconstrucción del crimen. Allí quedó probado que la víctima pasó en la moto con un acompañante y dio la vuelta para discutir con el Negro. Supuestamente el móvil del enfrentamiento fue un "lío de polleras".

En el juzgado, el Negro negó que la víctima "se hubiera metido" con su novia. "Nunca supe porqué el Rana le increpó a Luis por esa causa. Con mi novia no tuvimos problemas con Luis. Después de eso, comenzaron los tiros. Yo no vi a nadie con armas", declaró.

Dos testigos refutan sus dichos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados