Pablo Atchugarry

"El arte uruguayo está en los mejores lugares del mundo"

El escultor uruguayo contemporáneo con mayor presencia en Europa y Estados Unidos vuelve cada verano a su casa de Punta del Este. Teme por el avance de la violencia sobre la cultura a lo que responde con la búsqueda intensiva de un diálogo artístico entre los hombres y las naciones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Siento una gran energía cada vez que vuelvo a Uruguay, lo disfruto mucho", admitió.

Con casi cuatro décadas de deambular por el primer mundo del arte, trae consigo un mensaje de paz y tolerancia. Junto a su fundación, se presenta como un soplo de esperanza para el arte y los artistas de Uruguay.

—Los ingleses hablan de state of the art (estado del arte) para referirse a las últimas tendencias en distintas disciplinas. ¿Cuál es el estado de la cultura en el mundo? ¿Cuál es la última tendencia en el arte?

—El arte es un reflejo de su tiempo y el artista es una antena que capta el futuro. Está con los pies en el presente y trata de anticiparse a la problemática del mundo. El arte de hoy necesita mucha urgencia, es difícil encontrar artistas que trabajen la piedra, como es mi caso. Hay necesidad de cosas rápidas que shockeen al público. Creo que al final del gran círculo de la cultura sigue prevaleciendo el valor de la estética. Junto al saber hacer está el no delegar, porque hay muchos creadores que hacen hacer las obras, las que no pasan por el ombligo del creador. Esas cosas llaman al origen del arte que es una necesidad interior de manifestarse y entender los problemas.

—¿Esa urgencia conspira contra la belleza?

—Creo que sí. Desde principios del siglo XX con la experiencia de Marcel Duchamp, que hablaba de que todo objeto puede ser arte si se pone en un contexto. Eso fue una provocación pero ya estamos a casi 100 años de aquello y ahora más que nunca hay que dejar puntos de esperanza porque vivimos en un mundo muy convulsionado con guerras y un ser humano que no ha aprendido a vivir en paz. El artista tiene que manifestar los principios de tolerancia y aceptación de la sociedad.

—¿Con su trabajo artístico y la fundación está promoviendo esa cultura de paz?

— El terrorismo tiene una necesidad de destruir las culturas precedentes, como sucedió en Palmira. La cultura es tan importante que tratan de destruirla. En estos tiempos frenéticos nos olvidamos que el hombre es parte del ciclo de la naturaleza, no es él quien puede dominarla. En mi obra hay un mensaje de esperanza, una fuerza interior del alma de la piedra que se va liberando en el recorrido del ser humano hacia nuevas dimensiones.

—¿Cómo es un año en su vida?

—Cada año es diferente, este nos ha tocado estar muy poco tiempo en Uruguay, pero lo disfruto mucho. Me fui en febrero, estuve dos semanas en octubre y llegamos hace unos días. Siento una gran energía cada vez que vuelvo. Estos espacios tan grandes de nuestra cultura, me llenan de alegría. Ahora con la fundación tenemos un programa muy intenso. Buscamos que en este poco tiempo haya gran cantidad de situaciones, tendremos conciertos de piano, tango y hasta Rúben Rada. Todo es abierto y gratuito. No queremos barreras, que la cultura no tenga límites económicos.

—Este año tuvo presencia en Europa y Estados Unidos. ¿Está ampliando el recorrido?

—Hubo y hay una muestra importante de mi obra en Roma en el Museo de los Foros Imperiales, un edificio de los siglos I y II. El título es Ciudad eterna, eternos mármoles. Jugué con el nombre de eternidad porque da un sentido de continuidad, es algo como lo que se hacía con mármoles hace 2.000 años atrás en la cultura romana. Más adelante estuve en la feria de Miami, Maastricht, Colonia (Alemania) y en la Feria de Arte Contemporáneo de París (FIAC). Mantener la presencia es un sacrificio, hay que tener, llevar y traer obras. Estar en esa vidriera internacional tiene una gran importancia donde se me considera como escultor uruguayo. De alguna forma me siento un embajador de nuestra cultura.

—La fundación apuesta a la difusión de nuevos artistas.

—Eso es muy importante, dentro de las actividades se realizó una muestra en Italia con la colección de arte de la colección. Se editó un libro que lo vamos a presentar el 9 de enero. Se están fusionando artistas uruguayos e internacionales para que se conozca fuera a nuestros creadores.

—¿Qué le dicen de Uruguay fuera del país?

—Hace más de 35 años que estoy en Europa y cada vez Uruguay se conoce más gracias al fútbol y nuestros extraordinarios jugadores que están brillando en los campeonatos europeos. También hay una llegada de extranjeros a Uruguay. Hay que ayudar a que ese puente Uruguay-resto del mundo se fortalezca.

—¿El arte es parte de eso?

—Hay mucha gente que viene a conocer el circuito artístico. Vamos por el bueno camino, es largo y difícil pero que el público se va feliz, lo veo en la fundación. Hay que ver esa gran muestra de Torres García en el MoMa de Nueva York, eso nos ha llenado de orgullo como uruguayos. Tuve la alegría de esta retrospectiva en el museo más importante del mundo. Es muy importante que se haya ocupado de Torres a 65 años de su muerte. El curador, Luis Pérez-Ormas, hizo un trabajo excelente. El arte uruguayo se está posicionando en los mejores lugares. Yo hago el parangón con el fútbol, un país de población pequeña tiene grandes individualidades que lo hacen conocer desde otro punto de vista.

—¿Cómo va a ser su verano?

—Voy a estar hasta el 31 de enero, va ser breve. Después tengo que ir a Italia para desmontar la muestra y después en marzo tenemos el encuentro de los jóvenes creadores que se hace de forma bienal, voy a venir para acoger a los futuros creadores.

AGENDA.

Actividades de la Fundación.

El próximo sábado 2 de enero comienzan las actividades culturales de la Fundación Pablo Atchugarry en Punta del Este. Ese día a las 18.00 se presentará la exposición Juego de austeras formas en acero del artista alemán Peter Schwickerath. A las 20:30 tendrá lugar el concierto Misa Criolla por la Escuela de Danza del Sodre. El lunes 4 tendrá lugar un concierto de piano a cargo de Mirian Conti de Argentina; el jueves 7 vuelve el piano esta vez con la uruguaya Laura Díaz. El viernes 8 a las 20:30 Rúben Rada realizará un espectáculo especial. La colección de la Fundación presentará su libro Amore e Scelta el sábado 9 a las 18:30. La cantante de tangos Francis Andreu se presentará el sábado 16 a la hora 20.30. Al día siguiente, a las 20.00, Mathias Atchugarry ejecutará un concierto de guitarra clásica. Posteriormente, Pablo Atchugarry presentará dibujos y fotografías del Vía Crucis, una obra de grandes proporciones que el artista uruguayo realizó especialmente para la familia Huts en Amberes, Bélgica.

El viernes 22 tendrá lugar un concierto de piano de la chilena Edith Fischer. El 23 el Grupo de Cámara "Estación Buenos" realizará una presentación junto Rafael Gintoli. Las actividades de enero terminen los días 29 y 30 con dos conciertos de piano. - Lugar: Ruta 104, kilómetro 4.5 - Entrada gratis - Fechas: del 2 al 30 de enero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)