VERANO 2018

Argentinos irrumpen en las playas de Canelones

Balnearios más populares vienen teniendo ocupación total en los fines de semana o días festivos.

Atlántida: el tradicional balneario canario se encuentra repleto de visitantes. Foto: Archivo
Atlántida: el tradicional balneario canario se encuentra repleto de visitantes. Foto: Archivo

Una mezcla de ciudad con balneario, cercanía y distancia, lo agreste y lo urbano. Todo eso es la costa de Canelones. Definida desde siempre como una zona de descanso para la familia, ofrece todo tipo de opciones para el visitante en 65 kilómetros de costa.

Ubicada a medio camino entre el Este, Montevideo y gran parte de la zona Sur del país, es una cadena de 40 balnearios con una mayoritaria y tradicional presencia uruguaya y de argentinos de provincia.

En los últimos años se ha dado un incremento en el número de paraguayos y brasileños, según los operadores. De todos modos, este año hay un número importante de visitantes argentinos, aunque todavía no superan a los uruguayos, según el presidente de la Asociación de Hoteles de Canelones, Guillermo Marichal.

"Desde el fin de semana pasado estamos colmados y eso continúa. La mayor parte de los hoteles están llenos o con muy buena ocupación. Este año vinieron los visitantes uruguayos de siempre y se sumaron muchos argentinos, más que de costumbre", dijo el empresario.

Una opción cada vez más utilizada es la de "hacer base" en una casa, ir a la playa, recorrer la zona comercial y luego hacer paseos en lugares alejados de la costa. Se puede almorzar en una de las 150 bodegas familiares del departamento, andar a caballo en un haras o recorrer otros atractivos.

Crece.

La directora de Turismo de Canelones, Ximena Acosta, informó a El País que desde la segunda quincena del mes de diciembre se viene produciendo un incremento del 10% en el número de visitantes respecto al mismo mes del año anterior.

"Se ha vuelto tradición pasar las fiestas fuera de casa, los uruguayos que son propietarios van a los balnearios", señaló.

La funcionaria destacó que en los últimos días Atlántida es el balneario más concurrido al igual que Cuchilla Alta y Parque del Plata.

El movimiento es importante también en balnearios como Neptunia, Pinamar, Salinas, Marindia, Villa Argentina, La Floresta, Costa Azul, Bello Horizonte, San Luis, Santa Ana y Jaureguiberry.

En la temporada 2016 / 2017 se registró un crecimiento de 36% en el número de visitantes, según datos de la Intendencia de Canelones.

Sin reserva.

Muchos veraneantes mantienen la costumbre de cargar el auto, tomar la Ruta Interbalnearia, pagar un peaje y salir a preguntar por lugares de alojamiento. Allí las inmobiliarias cumplen un rol importante, aunque también consultan en hoteles, camping, posadas y casas particulares.

Otros, más previsores, consultan en portales, preguntan a los amigos y al final llaman a las inmobiliarias u hoteles.

Los empresarios que alquilan viviendas a turistas están atravesando dificultades. Desde el año 2007 son agentes de retención de impuestos y el negocio bajó mucho. Muchos propietarios se corrieron hacia los portales y hacen negocios on-line, eludiendo al fisco.

De hecho, la inmobiliaria Scópice, un emblema de la vida comercial de La Floresta resolvió abandonar los arrendamientos y concentrarse en líneas comerciales, según confirmaron sus directivos a El País.

Luis Cruz, directivo de la Asociación de Inmobiliarias de la Costa de Canelones, aseguró que la demanda viene "más lenta" que en años anteriores.

La oferta de casas en los balnearios de Canelones es amplia. Entre los peajes de los arroyo Pando y Solís Grande, se puede conseguir una casa de un dormitorio por US$ 65 por día, hasta una vivienda de tres dormitorios con todas las comodidades US$ 300 por día.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º