Reforma quedó afuera del Presupuesto; consultora revisó infraestructura

Apuntan a una PPP para salvar edificio del Clínicas

El Poder Ejecutivo aspira a que una asociación de Participación Público Privada (PPP) sea quien se encargue de asumir la reforma de la planta física del Hospital de Clínicas, que según el plan original tendrá un costo de unos 100 millones de dólares. Pese a la insistencia de la Universidad de la República, en la ley de Presupuesto que ya fue votada la semana pasada en la Cámara de Diputados, no hay fondos para llevar adelante los arreglos que requiere el edificio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El universitario atraviesa una situación compleja y en el Presupuesto no hay dinero para él.

La semana pasada una enviada de la consultora española Global Salud visitó Uruguay para hacer un diagnóstico de los cambios más urgentes que necesita el edificio. Tras esto se reunió con el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, y con la presidenta de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), la exministra Susana Muñiz, para hacer sus recomendaciones.

El rector de la Universidad de la República (UdelaR), Roberto Markarian, dijo a El País que se "va a trabajar con esa asesoría española según lo que el gobierno esté dispuesto a financiar o introducir a través de la inversión público-privada".

El plan inicial de reforma del Clínicas, un compromiso del presidente Tabaré Vázquez durante su campaña electoral, implicaba una inversión de 100 millones de dólares. Luego de que se descartara incluir este monto en el Presupuesto Nacional, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) informó a la UdelaR que la idea era pedir el dinero a una institución internacional; sin embargo, la opción que se está manejando ahora es la de la inversión público-privada.

"Este es un formato muy especial por el cual la empresa que construye comienza a cobrar luego de que se termina la obra, y habitualmente pone servicios asociados a la construcción. En este caso se podrían encargar, para empezar, del mantenimiento del edificio, que es un edificio de salud muy importante, y eventualmente de cosas que tienen que ver con la limpieza", explicó Markarian.

El rector, en tanto, advirtió que pese a que no hay certezas de que el plan inicial —creado por una comisión formada por la Facultad de Medicina, el MSP y el Sindicato Médico del Uruguay (SMU), entre otros— se pueda llevar a cabo, "hay que destacar que se están buscando alternativas reales y serias para que la reforma del Clínicas se pueda llevar adelante".

Sistema.

En tanto, la UdelaR, MSP, MEF y ASSE, están trabajando en conjunto para determinar qué tareas serán las que deberá llevar adelante el Hospital de Clínicas cuando entre al Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS). La reforma de la planta física está atada a lo que se resuelva aquí, pues la idea es que no se dupliquen esfuerzos con otros centros de ASSE que están relativamente cerca, el más grande el Hospital Pasteur.

El martes pasado el Consejo Directivo Central (CDC) de la UdelaR votó una ordenanza por la cual queda asentado el ingreso al SNIS —que es resistido por la Unión de Trabajadores del Hospital de Clínicas (UTHC)—, al mismo tiempo que limita el cogobierno del centro al introducir cambios en la estructura de mando, dejando en manos de una comisión directiva la gobernanza política del centro en cuanto a la decisión de las políticas institucionales que deben llevarse adelante, y en responsabilidad de una dirección técnica la administración de los fondos y el manejo del personal.

La comisión directiva estará formada por el director general, dos representantes del orden docente, un representante del orden estudiantil, un representante del de egresados y otro de los funcionarios no docentes. Según establece la ordenanza, será el "órgano político" del Clínicas "y como tal tendrá como cometidos definir la política institucional, establecer el rumbo estratégico de la institución, supervisar y evaluar el desempeño institucional y resolver sobre los asuntos que aseguren el cumplimiento de los objetivos estratégicos".

En tanto, la dirección técnica estará conformada por el director general más otros cuatro directores (técnico, administrativo, académico y económico- financiero). Estos cargos serán elegidos por el Consejo de la Facultad de Medicina y deberán ser ocupados por docentes grado 5. Esta comisión tendrá que llevar a cabo los planes estratégicos del Hospital y se encargará de la administración de los fondos del mismo. También "bajo su dependencia" estarán "todos los servicios" del centro "técnicos y no técnicos, así como todos los funcionarios técnicos, administrativos, de servicios y docentes".

Los cambios sin duda deberán llevarse a cabo bajo la resistencia de la UTHC que en el día de mañana, según dijeron fuentes del sindicato a El País, llevarán a cabo una asamblea para analizar la ordenanza aprobada por el CDC de la Universidad y, en caso de que opten por resistirse, ya decidirán las medidas que llevarán adelante.

Presupuesto acotado para la Universidad.

De la cantidad de plata que la Universidad de la República (UdelaR) pidió para el quinquenio, el Poder Ejecutivo llegó en su propuesta presupuestal a solo el 29% del total. En la Cámara de Diputados la institución logró un incremento y se llegará al 37% de lo que era la aspiración primera. El rector de la UdelaR, Roberto Markarian, dijo a El País que con este presupuesto "está claro" que va a haber "grandes problemas en materia de provisión de cargos nuevos, docentes y no docentes". También advirtió que "en virtud del crecimiento notorio que la institución ha tenido en los últimos años, las carencias se están sintiendo muy grandes, muy en particular en las iniciativas nuevas, que algunas son de orden organizativo". Además sostuvo que "ciertos planes que tienen que ver con el planeamiento estratégico y la evaluación se van a poder hacer pero más acotados, con menos personal del que quisiéramos".

Cae el plan de eliminar cupos en facultades.

Una de las aspiraciones de la Universidad de la República (UdelaR), expresadas en el pedido presupuestal que había hecho, era eliminar los cupos en algunos centros de estudio donde una gran proporción de estudiantes que quiere ingresar no puede hacerlo. Las razones son muchas y van desde deficiencias edilicias a la falta de personal docente y no docente.

Según las cifras de la UdelaR en 2014 de 1.600 aspirantes que hicieron la prueba para ingresar al Instituto Superior de Educación Física (ISEF), solo lograron hacerlo 585. En la Escuela de Tecnología Médica los aspirantes fueron 2.700 e ingresaron 1.090. En la carrera de Diseño en Comunicación Visual, de 431 entraron 225.

"Nosotros propusimos una línea de proyectos transversales para el levantamiento de los cupos, bajo el título Libre acceso a carreras con cupos. Pero con este presupuesto no vamos a poder llevarlo adelante", dijo el rector de la Universidad, Roberto Markarian, a El País.

Además de los ya nombrados, el rector advirtió que "también hay cupos en Arquitectura, Psicología; en algunos cursos de la Facultad de Ingeniería hay cupos para reglamentarse, o sea que pueden dar exámenes libres, pero hacer el curso con un profesor que los siga tiene cupo. Es un tema muy complicado".

"Pero de ninguna manera esto va a significar que nosotros vayamos a cerrar cursos o a achicar los cupos, eso lo digo con fuerza. El presupuesto que nos dieron no es el que nosotros pedimos, pero esto no quiere decir que se limiten cursos. Tampoco se va a cerrar ninguna carrera en el interior. Lo digo porque nos han expresado el temor a que esto suceda. Lo que sí va a pasar con este presupuesto que ya fue votado por Diputados, es que nuestra Universidad no va a crecer tanto como nosotros hubiéramos querido", remató.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados