Economistas recomiendan agilizar el sistema de las PPP para atraer inversión

Apoyo general y dudas puntuales

El paquete de inversiones por US$ 12.370 millones que anunció el lunes el gobierno para mejorar la infraestructura fue recibido con beneplácito por el Pit-Cnt, en tanto que economistas consultados por El País valoraron positivamente la señal que se buscó dar, aunque consideraron que se requerirá dar mucha más agilidad al mecanismo de financiación "público-privada".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los trabajadores del Arena preparan el predio para entregarlo el viernes. Foto: A. Colmegna

En un comunicado, el Secretariado Ejecutivo de la central sindical señaló que "nuestra impresión primaria" es "sumamente positiva" por los anuncios del gobierno.

"Para nosotros, la inversión pública, en todas sus formas, si se realiza correctamente y con garantías, significa empleo en el camino hacia un país productivo con justicia social (...) Estas medidas apuntan justamente al desarrollo de medidas contracíclicas en un período de desaceleración de la economía producida por las consecuencias de la crisis internacional del capitalismo. Estas son justamente las medidas que ha venido reclamando nuestro Pit-Cnt", dice el comunicado.

La central pide que se vincule la inversión con un sistema de compras que maximice la participación de proveedores nacionales.

De todas formas, el sindicato de UTE mostró su molestia por cómo se están planificando parte de las inversiones de la empresa eléctrica. Su dirigente Gonzalo Castelgrande, dijo al portal del Pit-Cnt que el sindicato rechaza que se vayan a destinar US$ 400 millones a la realización por privados de líneas de transmisión "porque es un área estratégica para el país y no queremos que pase lo que sucedió en otros países como en Argentina donde el Estado termina pagando peaje para utilizar sus propias líneas".

Ricardo Cajigas, de la Unión Ferroviaria e integrante del Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt, también tiene algunos reparos con respecto a los US$ 360 millones que se destinarán a la inversión ferroviaria. "Los US$ 60 millones destinados a material rodante no van para AFE sino para Servicios Logísticos Ferroviarios. Nosotros somos trabajadores de AFE y defendemos a AFE", señaló.

Cajigas también cree que hay que "tener muchísimo cuidado" con el PPP previsto para reparar con US$ 90 millones el tramo entre Algorta y Fray Bentos, en el departamento de Río Negro, porque hay que estudiar las condiciones que se les darían a los eventuales interesados del sector privado. Los US$ 200 millones que se destinarán a reparación de vías con recursos del Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur también generan dudas en la Unión Ferroviaria. Recordó que los proyectos que apoya el Focem tienen un componente del Estado que los recibe no superiores al 30% del total por lo que no está claro si ese monto será aportado por el Estado uruguayo. "El Pit-Cnt dijo que apoya en general el anuncio pero que lo quiere estudiar más detalladamente", dijo Cajigas. De todas formas, consideró que los US$ 360 millones no parecen suficientes viendo las necesidades de Uruguay en materia de infraestructura ferroviaria.

Ayer el director de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, dijo que el financiamiento de las dos terceras partes del programa de inversiones en infraestructura "estará totalmente contemplado" en la ley de Presupuesto Nacional. "En valores absolutos, las cifras presentadas el lunes son todo un récord", sostuvo. García dijo también que se trata de "una política anticíclica" que será "un fuerte empuje" en la actual coyuntura de desaceleración.

Dudas.

El economista Ignacio Munyo, director del Centro de Economía, Sociedad y Empresa de la Escuela de Negocios de la Universidad de Montevideo, tiene algunos reparos respecto a los montos que anunció el gobierno. Para Munyo, si bien la inversión anunciada en valores nominales es récord, durante el anterior gobierno la inversión fue más importante, como proporción del Producto Interno Bruto. "No es del todo correcto decir que es un récord", opinó.

Munyo también considera que la historia económica de Uruguay muestra que la inversión pública no ha tenido un efecto anticíclico importante.

"En Uruguay nunca se ahorró en épocas gordas y eso lo muestra el fuerte déficit de 3,5 puntos del producto. La única diferencia importante ahora es que hoy hay condiciones para acceder a crédito barato. Hay que ver hasta cuándo se puede seguir endeudando Uruguay. Todo esto es observado por las calificadoras de riesgo", señaló.

De todas formas, Munyo dijo a El País que "es una buena noticia" el anuncio de las inversiones en un momento en que las malas noticias económicas "avasallaban".

Para Munyo se deberá trabajar mucho para mejorar aspectos vinculados al funcionamiento de la modalidad Proyectos Públicos Privados (PPP) porque hasta ahora los paquetes diseñados eran poco atractivos. En su opinión, es correcto que se haga foco en la inversión en infraestructura "porque realmente tenemos problemas", pero consideró de vital importancia acelerar la implementación de mejorar educativas.

Por su parte, Marcelo Sibille, de la consultora KPMG, consideró que en un primer análisis los montos anunciados no están muy distanciados de lo que se invirtió por parte del sector público en promedio durante los últimos años. Sibille valoró que la inversión en infraestructura tiene la capacidad de mejorar la productividad y es un efecto dinamizador, además de crear empleo.

El economista señaló a El País que entiende que si se pretende que el paquete anunciado no deteriore las cuentas fiscales se deberá moderar la expansión del gasto en otros rubros.

Para Sibille la utilización de los PPP deberá acelerar su ritmo porque desde junio de 2011, cuando se aprobó el mecanismo, solamente se lo pudo utilizar para la financiación de la construcción de la cárcel de Punta de Rieles.

Prioridad para energía y vialidad

La administración Vázquez le da prioridad a mejorar las líneas de transmisión de UTE y a seguir invirtiendo en la generación con energías alternativas, algo en lo que se ha avanzado mucho. Aparecen como otras áreas prioritarias la vialidad (hay coincidencia entre los partidos sobre su deterioro), la infraestructura social (educativa y sanitaria), la vivienda, el agua, el saneamiento, los puertos y las comunicaciones.

Reservas: el no del gobierno

El gobierno descartó de plano utilizar reservas internacionales para financiar obras de infraestructura, planteo que había hecho el Pit-Cnt en un documento, que fue elaborado, entre otros, por el ex- ministro de Salud Pública y Desarrollo Social, Daniel Olesker. El ministro de Economía, Danilo Astori, dijo también que el uso de créditos de organismos multilaterales como el BID, el Banco Mundial y CAF será muy moderado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados