inn content para acsa

“Apostamos a invertir en el Centro por muchos años más”

ACSA afirma su liderazgo con dos nuevos edificios bajo la ley de vivienda promovida.

Torre Centra
Render de Torre Centra. El edificio contará con 95 apartamentos de uno y dos dormitorios y un local con entrepiso para comercios en planta baja.

En los últimos tiempos, el Centro, Cordón y Palermo experimentaron un crecimiento notable desde el punto de vista inmobiliario, especialmente de 18 de julio hacia el Sur. La cercanía de la terminal de ómnibus de Tres Cruces, la presencia de universidades, la amplia oferta laboral y la calidad de los servicios generó un gran movimiento de alquileres en esta zona, y con casi sesenta años de experiencia ACSA es uno de los principales conocedores de este mercado.

La empresa administra más de 3.000 propiedades, y si bien en los últimos años se ha expandido a barrios como Pocitos, Malvín y Carrasco, su fuerte sigue siendo el Centro de Montevideo. Hace dos años inauguró frente a la Intendencia uno de los proyectos más ambiciosos de su historia: Torre ACSA, y este año presenta nuevos edificios que apuntan a potenciar la zona.

Según Juan Manuel Sienra, gerente de ventas de ACSA, actualmente la inmobiliaria está participando de la Torre Centra, un proyecto bastante especial ya que se erigirá en el mismo terreno donde funcionó la primera sede de la inmobiliaria, y que se mantuvo hasta el 2016. Será un edificio de dieciséis pisos en la calle Constituyente frente al Monumento al Gaucho, amparado por el régimen de beneficios tributarios de la ley de vivienda de interés social, hoy llamada ley de vivienda promovida.

Torre Centra
Vista aérea de 18 de Julio, con el pozo donde se inició la construcción de Torre Centra.

Esta torre con 95 apartamentos de uno y dos dormitorios ya lleva varias de sus unidades vendidas, y su culminación está prevista para mediados de 2020. Su diferencial es que en la planta baja contará con un enorme local con entrepiso, que se destacará por sus más de 1.000 m2 y sus enormes vidrieras. El objetivo es ofrecerlo como una oportunidad para restaurantes, tiendas u oficinas, dado que hoy existe muy poca oferta de grandes espacios con destino comercial en la zona.

Además de la Torre Centra, la empresa está buscando cerrar el desarrollo de otro edificio en la misma zona. “Estamos analizando opciones de terrenos, nuestra intención es aprovechar la demanda que se está generando por apartamentos nuevos en la zona. El Centro tiene mucho potencial, apostamos a invertir en el barrio por muchos años más”, asegura Juan Manuel Sienra.

Servicio integral

 El gerente dice que si bien en estos últimos meses disminuyó la inversión general en bienes raíces, la inmobiliaria logró aumentar su actividad gracias a la diversificación de servicios, brindando soluciones tanto para compraventas y alquileres como para la administración de propiedades.
ACSA cuenta con un departamento especializado en tasaciones que sin costo visita el inmueble y recomienda un valor adecuado al mercado. Esto, explica el directivo, genera honestidad ante los compradores y propietarios, impulsando el proceso de compraventa.

Al recibir una propiedad, la empresa no solo publica avisos en las principales plataformas de inmuebles en forma gratuita, sino que se vale de herramientas informáticas de última generación para llegar al público específico.

El uso de big data e inteligencia artificial 

Una de las características de ACSA es su apuesta a la tecnología. La empresa tiene una política de papel cero, con lo cual los clientes consultan su estado de cuenta en la plataforma de la inmobiliaria y transfieren alquileres y gastos comunes de forma electrónica.

Pero la innovación está en la aplicación de la inteligencia artificial y big data. A través de una empresa experta en programática, ACSA recopila información de todas las publicaciones y consultas sobre inmuebles que se realizan en el país, tanto en plataformas como en las redes sociales. Esto permite segmentar al público por diferentes categorías y notificar rápidamente a los clientes sobre oportunidades de su interés.

Además, la inmobiliaria se asoció con Enia, una software factory para desarrollar Briq Analytics, un programa que recopila toda esta información y calcula un valor estimado del m2 de cada barrio de Montevideo y el resto del país. “Esta herramienta facilita el proceso de tasación y nos brinda un valor estimado en tiempo real. También nos permite conocer en forma inmediata cuando existen oportunidades por debajo del precio de mercado y trasladársela a los compradores”, explica el gerente de ventas en ACSA.


Según Sienra, muchos piensan que vender su casa es sencillo, pero recién cuando enfrentan la situación ven que es un proceso mucho más engorroso de lo que parece. “Al publicarlo por su propia cuenta uno se ahorra la comisión, lo cual es respetable, pero notamos muchísimos casos de personas que intentan vender su casa y terminan viniendo después de varios meses porque no lo pueden lograr”, explica.

Y agrega: “La gran ventaja de nuestra inmobiliaria es el servicio integral y un equipo de trabajo dedicado exclusivamente a la compraventa de propiedades”. En su caso publican los avisos, atienden a los interesados, buscan los compradores y muestran la propiedad. Después intervienen en la negociación de las partes estudiando que toda la documentación esté en regla y, por último, coordinan con el escribano para la firma de la escritura. “En definitiva, hacemos todo el proceso, desde la tasación hasta la entrega de la propiedad”, acota.

Por todo este asesoramiento ACSA no cobra ningún costo extra. Su única ganancia es la comisión estipulada en caso de que se concrete la operación.
Además del servicio tradicional de ventas y alquileres, otro fuerte de la empresa es su departamento de administración de propiedades, que alivia a los inversores de las tareas del alquiler, como pueden ser la búsqueda de inquilinos, el cobro del alquiler, los gastos comunes, el pago de los impuestos correspondientes y el arreglo de los desperfectos.

Juan Manuel Sienra, Gerente de Ventas en ACSA
Juan Manuel Sienra, gerente de ventas en ACSA.

Oportunidad de inversión

Para Sienra, la gran ventaja del Centro y Cordón es que ofrecen propiedades con las mismas características a un 25% menos de valor que en otros barrios residenciales como Pocitos o Punta Carretas, lo que genera una rentabilidad que oscila entre un 5% y 7% anual en la mayoría de los casos.

El tipo de vivienda más buscada son los apartamentos medianos con gastos comunes bajos. Con esta tendencia en mente, ACSA está impulsando también la Torre La Guardia, un edificio de once pisos con unidades de uno y dos dormitorios sobre la calle Acevedo Díaz, esquina Avenida Rivera. La gran novedad es que será uno de los primeros edificios en esta parte del Cordón en construirse bajo el régimen de la ley de vivienda promovida, que recientemente amplió las zonas con exoneraciones tributarias y ahora abarca más áreas del barrio.

“El objetivo en Torre La Guardia es reproducir el mismo modelo que en Torre ACSA. En esta, la inmobiliaria diseñó el proyecto, captó los inversores, comercializó y alquiló las unidades, y finalmente se encargó de su administración, cerrando el círculo completo”, concluye el gerente de ventas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º