Reunión de Vázquez con la bancada del FA

Aplican "pague más el que tiene más" al agua y al gas

Eliminarán subsidios del supergás a los de más ingresos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente cerró el año con ministros, senadores y diputados del FA.

Tabaré Vázquez anunció ayer a la bancada del Frente Amplio que ajustará las tarifas del agua y supergás para que "pague más el que tiene más". Los cambios en los criterios de aplicación de tarifas que regirán a partir de enero fueron informados a senadores y diputados en un almuerzo de fin de año, realizado en la residencia de Suárez.

El diputado Alfredo Asti (Asamblea Uruguay) dijo a El País que "el supergás tiene subsidios y lo que se intentará es que sean para aquellas familias que lo utilicen para cocinar y las de bajos recursos. No para quienes lo utilicen para calentar el agua de la piscina". Este ejemplo fue usado por el propio Vázquez en la reunión.

En la misma línea, Asti explicó que "al ser parejo el subsidio al consumo del supergás se termina beneficiando a las grandes residencias que acondicionan sus piscinas u otros tipos de elementos de bienestar y que no necesitan los precios subsidiados". El objetivo que hace parte del programa del Frente Amplio es "que pague más el que tiene más", explicó.

En el caso del agua, las tarifas se van a fijar de forma escalonada por tramos de consumos. El criterio es que esos ajustes sean "diferenciales" y no afecten a las familias de menores recursos. "No sé si pagarán menos, pero no tendrán los ajustes previstos para los de mayores ingresos", acotó Asti.

"Querernos más".

"Tenemos que querernos más", le dijo el presidente a los senadores y diputados del Frente Amplio, que en los últimos días han protagonizado una dura polémica pública por el déficit de Ancap, que incluyó cruces de acusaciones por carta entre el senador José Mujica (MPP) y el ministro de Economía Danilo Astori.

Fue un encuentro distendido, Vázquez dejó el traje de lado y usó una camisa blanca de manga corta. Evitó formalidades y les habló cara a cara a los ministros y legisladores presentes, en un almuerzo de camaradería que comenzó a la hora 11 y tuvo como gran ausente a Mujica, que a esa misma hora dijo en una entrevista con radio El Espectador que "no conocía el manejo financiero de Ancap".

El presidente habló unos 15 minutos. Al inicio de su intervención reconoció que el 2015 fue un "año complicado", pero destacó como positivo la aprobación del Presupuesto. Llamó a "confraternizar más", evitar los debates por la prensa y procesar las diferencias por la vía orgánica. "Este siglo tiene que ser el del Frente, porque es el mejor proyecto político y no hay que hipotecarlo", argumentó. Enseguida criticó a "la gran prensa" que se opone a ese proyecto.

Aunque Vázquez no habló directamente de Ancap, la crisis desatada a la interna de la coalición por el cruce de acusaciones entre mujiquistas y astoristas "se sentía en el aire", dijeron a El País varios legisladores. Incluso algunos de ellos aludieron directamente al tema. Por ejemplo, el diputado socialista Gonzalo Civila señaló que la forma en que se manejó el tema de Ancap "alimentó el discurso privatizador de la derecha". En tanto, el diputado Darío Pérez (Liga Federal) fue muy crítico con la gestión del Frente en Ancap y discrepó con los que lo acusaban de no defender a las empresas públicas (ver recuadro aparte). Luego de las intervenciones de varios legisladores, Vázquez se quedó a almorzar un asado en la misma mesa que el vicepresidente Raúl Sendic y el secretario de Presidencia, Miguel Ángel Toma. De postre se sirvió helado de crema con salsa de frutos rojos.

La única voz crítica con el Frente Amplio.

En el mismo tono de confraternización del presidente Tabaré Vázquez se expresó la ministra Marina Arismendi, quien dijo que el Frente era "como una gran familia". Todo venía en buen clima hasta que pidió la palabra Darío Pérez (Liga Federal). En un discurso muy duro cuestionó la lógica de "lavar los trapos en cuatro paredes" y puso como ejemplo al Partido Colorado, que hoy tiene apenas 13 diputados. "Hay gente que está decepcionada con el Frente y es difícil volver a enamorar", reconoció.

En alusión a la lista 711 (de Raúl Sendic), Pérez dijo que se creaba un relato equivocado basado en que críticas a la gestión de Ancap eran un ataque a las empresas públicas. Además se preguntó si era necesario el Antel Arena.

Por su parte, Sendic no hizo referencia a Ancap y habló de la necesidad de "mirar al futuro".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados