GÉNERO

A un año, "Las Puñadito" aún reclaman la paridad

El grupo que nació en respuesta a Vidalín tiene 2.852 seguidores y presencia en 15 departamentos.

"La lucha por la paridad no termina, queremos paridad en todo", dijo vocera. Foto: Archivo
"La lucha por la paridad no termina, queremos paridad en todo", dijo vocera. Foto: Archivo

Una frase bastó para despertar a "Las Puñadito", el grupo de feministas que le salió al cruce al intendente nacionalista Carmelo Vidalín. Un año después del hashtag que se hizo viral en Twitter, las mujeres políticas siguen reclamando la paridad.

"Creo que la presión que ejerce un puñadito de mujeres sobre todo el sistema que se deja dominar no es bueno. Creo que la mujer que tiene vocación de servicio se gana el lugar por sí misma", dijo Vidalín hace un año atrás al programa Quién es Quién de Diamante FM.

Después de los dichos, todo fue ganancia para "Las puñadito". Se creó una cuenta de Twitter que tiene 2.852 seguidores, se imprimieron 500 camisetas con el logo del grupo y más de una vez fueron trending topic en Twitter. Todo eso nunca le pasó por la cabeza a Claudia Olivera cuando empezó a twittear con el hashtag "Las puñadito", según ella contó a El País.

"Estábamos hablando de estas declaraciones de Vidalín con unas compañeras feministas, que son todas militantes de la Unidad Temática de las Ciudadanas del Frente Amplio y una chiquilina de Canelones, que se llama Lucía, dijo que le encantaba la idea de hacer una cuenta de Twitter y la hizo. Enseguida empezaron a explotar las redes", recordó.

A otra militante del Frente Amplio se le ocurrió diseñar un logo en una camiseta con la frase "Las Puñadito". Inmediatamente empezaron a llamar mujeres pidiendo la remera: "Le dijimos no hay. Es virtual, es un chiste". Pero al final se terminaron imprimiendo.

Lo que empezó en un grupo de mujeres frenteamplistas rápidamente despertó el interés en otras colectividades políticas. Se sumaron del Partido Nacional, del Partido Colorado y de Unidad Popular. A unos pocos días de cumplir el año, el grupo "sigue vigente" asegura Olivera. "Las Puñadito" tienen presencia en 15 departamentos y conformaron un grupo de Google en el que participan 80 mujeres. En este año hicieron una asamblea en la que participaron políticas de todos los partidos y trabajaron junto a la Intersocial Feminista en varios temas relacionados a la violencia de género.

El objetivo siempre sigue siendo el mismo: alcanzar la paridad entre mujeres y hombres. Hoy, con la ley de cuota en marcha —por la cual hay una mujer cada tres candidatos en las listas— hay un 20% de mujeres en el Parlamento. La vocera de "Las Puñadito" dice que "hay que estar atentos a las jugarretas" para evitar que se pase por alto la norma.

Una de las que primero usó el hashtag de "Las Puñadito" fue la directora de Desarrollo Social de la Intendencia de Montevideo Fabiana Goyeneche (Casa Grande). "Creo que todo lo que aporte a que mujeres se organicen por los derechos y por la igualdad es altamente positivo", señaló.

Para ella, "la participación en la política para la mujer sigue siendo muy complicada". "Sigue siendo difícil llegar y sostenerse. El Parlamento hasta al día de hoy no nos representa como sociedad, en tanto que somos más de la mitad las mujeres y hay solo un 20% de mujeres", subrayó. La secretaria de género de la Departamental de Montevideo del Partido Colorado, Patricia Soria, fue otra de las que se sumó a "Las Puñadito". Su evaluación del grupo "es positiva", porque "ayuda a pensar una cantidad de situaciones cotidianas de la política que tenemos que superar".

Tanto ella como Goyeneche reclaman la paridad en las listas. "Las mujeres estamos en todos lados participando, lo que cuesta es escalar a espacios de poder", señaló Soria.

"El feminismo no es contra los hombres".

"Es difícil ser feminista y Uruguay no es la excepción", aseguró a El País la directora de Desarrollo Social de la Intendencia de Montevideo Fabiana Goyeneche. Ella define la opción de ser feminista, como un "camino de ida" en el sentido de que no hay marcha atrás una vez que se opta por él. Asegura que la primera tarea para ser feminista pasa por "mirarse a sí misma" y dejar atrás todo lo aprendido "en una sociedad machista". Pero una vez que se elige ser feminista, "las dificultades son muchas" y la persona suele ser objeto de chistes o cuestionamientos incluso dentro de un grupo de amigos, contó Goyeneche. "El feminismo siempre es difícil de entender", concluyó.

La secretaria de género de la Departamental de Montevideo del Partido Colorado Patricia Soria dijo a El País que "hay una gran desinformación y falta de educación sobre lo que es el feminismo (...) Se lo ve como un antónimo de machismo o una guerra contra los hombres, cuando en realidad es la perspectiva de igualdad entre todas las personas", explicó. Comentó que no es extraño recibir comentarios "misóginos o machistas" en redes sociales cuando se está opinando de un tema que nada tiene que ver con el género.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)