OBRAS POR PARTICIPACIÓN PÚBLICO-PRIVADA

El año de las PPP en la educación: hoy presentan llamado

Privados tendrán que conseguir el dinero antes de diciembre.

En obra: la ANEP tiene dinero para 260 de 439 locales. Foto: Fernando Ponzetto
En obra: la ANEP tiene dinero para 260 de 439 locales. Foto: Fernando Ponzetto

Cuando Tabaré Vázquez esté a punto de entregar la banda presidencial, entrarán en funcionamiento los primeros jardines de infantes construidos bajo la participación público-privada (PPP). Pero para que ello se concrete será clave este 2018: los adjudicatarios de los dos primeros proyectos tendrán que encontrar el financiamiento, y hoy se presenta el tercer llamado.

La modalidad PPP, aunque discutida, es la herramienta que encontró la ANEP para cumplir con la reforma educativa. Universalizar la enseñanza, sobre todo en las edades más tempranas, tener grupos más chicos y escuelas de tiempo extendido con polideportivos requiere de una inyección edilicia. De hecho el ente autónomo calculó, al comienzo del quinquenio, que para cubrir la demanda son necesarias 439 obras.

He aquí el problema: la ANEP tiene dinero propio como para financiar 260 locales. ¿Y el resto? El organismo rector de la educación pretende acercarse a la meta dándole a los privados la posibilidad de construir y cobrar el "arrendamiento" del edificio.

Durante el horario estipulado, la ANEP usa a su antojo el centro educativo. Luego el privado se encarga de la seguridad y mantenimiento del mismo, pero no puede usar el local en su provecho. El ente autónomo va pagando por el uso de las instalaciones, siempre y cuando esté disponible y en buenas condiciones; así durante 20 años (vencido el plazo el edificio queda para la Administración pública).

La ANEP consiguió los 160 terrenos. Le fueron regalados porque estaban en comodatos o concesiones. Y dio andamiento a los cuatro primeros llamados, aunque recién será la presentación pública y oficial del tercero de ellos.

En los dos primeros llamados ya fueron seleccionados los oferentes. El primero corresponde a la construcción de 44 jardines y 15 centros CAIF. A priori, las obras las realizarán Basiney, Nelit y Conami. El segundo proyecto corresponde a 23 escuelas, diez polideportivos y nueve polos tecnológicos; y los encargados serán Berkes, Saceem y Stiler.

Según este arquitecto, "es un sistema que con cuidado se está usando en varias partes del mundo y en que el Estado se evita, además, el mantenimiento del local".

Es que como la ANEP paga por el uso del lugar, las condiciones deben ser óptimas (de lo contrario no se paga). "Los privados nos hacemos cargo del mantenimiento y la seguridad, y en los jardines se suma también la limpieza", explicó Rodríguez.

Para la Administración, esto significa un ahorro. Durante 2017 la ANEP destinó $ 300 millones solo para mantenimiento de los centros educativos, contó el arquitecto Mario Corrales, director Sectorial de Infraestructura.

Los últimos llamados que aprobó la ANEP no contaron con el visto bueno del consejero Robert Silva, representante de los docentes, ni de Elizabeth Ivaldi, electa por los trabajadores. Porque aunque las PPP son vistas como "solución", su implementación no está exenta de polémica.

Existen críticas sobre la información disponible y, sobre todo, desde los sindicatos se entiende que esto es una "privatización de la educación".

"Las empresas empiezan por una cosa y van a terminar decidiendo sobre la educación", criticó Luis Martínez, dirigente de la Asociación de Docentes de Enseñanza Secundaria. Además, agregó el profesor, "la ley deja abierta la posibilidad a que cuando no haya clase los privados hagan lo que quieran en los salones".

Tanto Corrales como Rodríguez aclararon que los privados "no pueden meterse en lo educativo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)