PRIMER AÑO DE GOBIERNO 

Un año complejo: solo un tercio aprueba a Vázquez

Expertos no ven escenario que permita que mejore la valoración popular.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mujica y Vázquez: la herencia recibida impacta sobre la gestión del gobierno. Foto: Archivo.

El presidente Tabaré Vázquez cierra hoy un primer año de gestión que resultó mucho más complicado de lo que seguramente él esperaba y que estuvo signado por la desaceleración económica (con elevada inflación), por el trabajo de la comisión investigadora sobre Ancap que reveló problemas serios de gestión, por la elevada conflictividad y más recientemente por el impacto de la revelación de que el vicepresidente Raúl Sendic no sería realmente licenciado en Genética Humana por la Universidad de La Habana como constaba en muchos documentos públicos.

Vázquez tomó el año pasado, tras el prolongado conflicto de la educación, la decisión de incrementar su exposición pública. Se realizaron Consejos de Ministros en el interior que le permiten un contacto más estrecho con la gente pero, al mismo tiempo, lo exponen más a recibir reclamos cara a cara. Ayer estuvo en varias escuelas públicas para asistir al comienzo de cursos y hoy dará una cadena por radio y televisión a las 20 horas para evaluar este primer año y hablar sobre lo que vendrá.

Eduardo Bottinelli, de la empresa Factum, dijo a El País que la gestión del mandatario es apoyada por aproximadamente un tercio de electorado (36% según la última encuesta de Factum de diciembre pasado). Sin embargo, consideró que "Vázquez mucho mejor no va a estar, no hay elementos que permitan pensar que la aprobación subirá aunque tampoco habrá un empeoramiento fuerte". Para que cayera más la aprobación tendría que mermar el respaldo a su gestión a menos de la mitad de quienes lo votaron en 2014, lo que parece difícil porque para que ello pasara debería ocurrir algo muy grave. La situación es de "estabilidad" y en los próximos meses cabe esperar oscilaciones de poca trascendencia, opinó Bottinelli.

A su juicio, es evidente que Vázquez tiene la intención de mostrarse más pero valoró que "una mayor exposición mediática no significa necesariamente una mejora de los niveles de aprobación". "En el primer gobierno de Vázquez hubo concreciones positivas alentadas por una coyuntura muy favorable, como la reforma de la salud, la creación del Mides, la reforma tributaria. Hoy hay anuncios no concretados, pocas realizaciones para mostrar y un contexto distinto. El Sistema Nacional de Cuidados, que era una bandera, todavía no aparece; el Plan Ibirapitá no impacta como el Ceibal. La situación económica está frenando obras, la discusión del Presupuesto fue muy conflictiva y la situación de Ancap golpeó a las principales figuras del Frente Amplio, resumió.

Pero además, según Bottinelli, el gobierno se ha mostrado "bastante desordenado", algo que se suponía que con Váz-quez no ocurriría. Además, el impacto del caso Sendic es, al menos en un primer momento, negativo para el gobierno, cuyas principales figuras salen golpeadas también por la investigación sobre Ancap.

Juan Carlos Doyenart, de la empresa Interconsult, dijo que de acuerdo con los datos que maneja su empresa, un 36% de la población aprueba lo que está haciendo Vázquez, un 33% lo desaprueba y el 23% ni aprueba ni desaprueba.

Doyenart evaluó que Váz-quez está "muy solo" porque Asamblea Uruguay (sector del vicepresidente Danilo Astori) está débil y el Partido Socialista está concentrado en la intendencia de Montevideo. La situación interna del Frente Amplio lo perjudica. "La gente se pregunta quién está al mando acá. Vázquez debe estar extrañando a Gonzalo Fernández (exsecretario de Presidencia) que le solucionaba los problemas", opinó Doyenart. "La gente quiere más que la presencia física besando la cabeza de niños con túnica blanca y moña azul. Necesita que el presidente demuestre que está al timón. Cuando la gente tiene inseguridad, necesita eso. Se acabó la bonanza, hay más desempleo e inflación y lo empieza a notar la gente", consideró.

El politólogo Adolfo Garcé, comentó en Canal 4 que en el primer año de gestión de Vázquez la producción legislativa fue pobre, que la economía no está bien y que la educación presenta problemas.

Reprueba en seguridad y educación.

Una encuesta de la empresa Opción Consultores publicada en El País muestra que solamente el 28% de los uruguayos aprueba hoy la gestión de Tabaré Vázquez, en tanto el 35% la ve como mala o muy mala y el 36% entiende que no es ni buena ni mala. Los porcentajes de aprobación más bajos los recibe en Seguridad (22%) y Educación (26%). El director de Opción, Agustín Bonino, consideró que el proceso de deterioro del nivel de aprobación de Vázquez comenzó a a mediados de 2015. Nunca se recuperó. Bonino explicó que "es posible observar que la mayor parte de los motivos de insatisfacción (...) refieren a problemáticas persistentes y a errores en la gestión o inacción del gobierno, no observándose aspectos vinculados al estilo de comunicación".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º