EDUCACIÓN

ANEP al rescate de 1.262 alumnos

Son jóvenes que no confirmaron inscripción por lo que no iniciaron ayer en UTU o liceo.

Las autoridades de la educación recorrieron uno de los Centros Educativos Asociados. Foto: F. Flores
Autoridades ecorrieron uno de los Centros Educativos Asociados. Foto: F. Flores

Si el 24 de agosto es la Noche de la Nostalgia, porque así lo definió un empresario, la primera jornada de clases es, en los hechos, el día de los recuerdos. Ayer, mientras Camila esperaba con su túnica inmaculada para entrar a la escuela 63, en La Cruz de Carrasco, su abuela rememoraba su pasaje por esos mismos salones, siete décadas atrás. Anécdotas como estas se replicaron por cientos en varios de los hogares de los 375.485 estudiantes que ayer iniciaron los cursos.

La ministra de Educación, María Julia Muñoz, que comenzó la recorrida inaugural del año lectivo en esa misma escuela de tiempo completo, recordó que a diferencia de muchos de sus compañeros ella "siempre" conciliaba el sueño la noche previa al comienzo de clase. Muñoz iba al colegio Santa Luisa de Marillac. Desde entonces hasta ahora "no hubo variaciones significativas" en la población que acude a instituciones privadas: hoy representa el 17,8% de los escolares.

A una cuadra de la escuela, en el liceo N° 33, un exalumno de Ciclo Básico les resumió a los de primer año su pasaje por esas aulas: "Es como un bollón lleno de sensaciones". Pablo —así se llama el estudiante en cuestión— aprovechó la presencia del presidente del Codicen, Wilson Netto, para reclamarle "que se abra un grupo diurno de cuarto año".

Si bien este 2018 comenzó mejor que años anteriores, según coinciden las autoridades, no está exento de dificultades; en especial por el faltante de grupos en educación media. Solo UTU necesita un incremento presupuestal de US$ 500.000 para crear unos 10 grupos nuevos, según Freddy Amaro, consejero de Educación Técnico Profesional. El jerarca hizo uso de la palabra en el Centro Educativo Asociado de la zona de la recorrida, y destacó que "gracias al pequeño número de alumnos, en este centro hubo una promoción del 93%".

Los Centros Educativos Asociados son predios en los que los distintos subsistemas se articulan y el niño continúa su educación en el mismo lugar, conoce al cuerpo docente y es más seguro que permanezca.

Al respecto, el presidente Netto explicó, cada vez que le dieron el micrófono, que si los alumnos no concurren a clase, la educación "es gratuita", pero "deja de ser pública".

El otro comienzo.

Para la Dirección Sectorial de Integración Educativa las clases se iniciaron hace seis o siete meses. Es que desde entonces esta dependencia de la ANEP está identificando a los alumnos con más riesgo de abandonar la enseñanza obligatoria. Y como siempre, los mayores filtros se dan en el pasaje de ciclos.

Ayer, cuando los adolescentes de primer año de UTU y de los liceos empezaron sus cursos, hubo 1.262 jóvenes —el equivalente al 3,81% de la matrícula— que aún no habían confirmado su inscripción. Aunque puede tratarse de niños que hayan pedido pase a colegios privados a último momento, también existe el riesgo de que sean estudiantes que estén pensando en abandonar.

"Hay veces que procuramos un encuentro con la familia y lo único que necesitan es que les expliquemos cuáles son las líneas de ómnibus para llegar al centro educativo; otras veces es que los adolescentes tienen a su cargo a hermanos menores y hay que pedir el apoyo del Sistema de Cuidados", ejemplifica Gianella González, coordinadora de la Unidad Coordinadora Departamental de Integración Educativa de Canelones Centro.

El año pasado el equipo que coordina González —integrado por tres personas de ANEP y una del Mides— estaba buscando a un adolescente que tenía que empezar las clases, pero no lo había hecho. Los técnicos movieron cielo y tierra y no lo encontraban. Hasta que llegó un audio de WhatsApp. Una compañerita de clase les dio el dato que el chico había dejado un mensaje en un muro y que la estaría esperando allí. La inscripción en aquel hormigón decía: "Melanie, te amo".

Gracias a esa frase lo pudieron "rescatar" y traerlo otra vez a la educación obligatoria. Ese es uno de los objetivos que se propuso la actual administración de la ANEP y que el propio presidente de la República, Tabaré Vázquez, ha planteado. "Tenemos que rescatar a los jóvenes que dejaron de estudiar en secundaria. Hay que ir casa por casa para convencerlos de que sigan estudiando", había dicho el mandatario en el Consejo de Ministros abierto en Cardal, Florida, el año pasado.

Las cifras actualizadas hasta ayer reflejan que la mayor falta de confirmaciones se da en UTU: 5,45%. En Secundaria el porcentaje desciende a 3,19%.

"Las alternativas", concluyó González, "no siempre son la educación formal; pero lo importante es buscarlas".

EL BALANCE DEL PRIMER DÍA

Un comienzo "mejor" que otros años

"Cada año vamos mejorando el inicio de cursos", reconoció la consejera del Codicen Laura Motta. A estas palabras se le sumaron los consejeros de Secundaria, el subsistema que arrancó los cursos con mayor conflictividad. Celsa Puente dijo que todos los problemas edilicios son por los tiempos de finalización de obras nuevas, por lo que en el fondo "es una buena noticia". Y además recalcó que ya fueron acreditadas más del 97% de las horas docentes, "un récord".

El Consejo de Secundaria había atrasado el inicio de cursos en cuatro liceos: el 19 y el 67 —ambos de Montevideo—, el 1 de Bella Unión y el 4 de Rivera. A su vez, el núcleo sindical del liceo de Playa Pascual ocupó por falta de cargos, aunque los mismos les fueron entregados a última hora del miércoles, y el núcleo sindical del liceo 18 de Mayo, en Canelones, hizo lo mismo por un problema con los baños. Según supo El País, en este segundo centro educativo apenas habían participado de la medida cinco profesores.

En Primaria empezó mejor la cosa, dijo la sindicalista Daysi Iglesias, pero "hubo inconvenientes con una obra en la escuela 61".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)