secreto total

Ancap obliga a funcionarios a firmar un documento de confidencialidad

No podrán difundir información "que no sea pública". El diputado blanco Pablo Abdala dice que es un exceso y anunció acciones parlamentarias.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los dueños de las estaciones se mantienen firmes en la protesta. Foto: Francisco Flores

Desde las últimas horas la secretaría general de Ancap hace circular entre todos sus funcionarios, sin importar su régimen contractual, un documento que los obliga a no revelar a terceros información generada por el ente.

La prohibición es tan amplia que, a la hora de poner un ejemplo sobre lo que está vedado, señala: “toda información obtenida de Ancap que no es generalmente conocida por el público”. 

El diputado del Partido Nacional, Pablo Abdala, dijo a El País ayer que se trata de un exceso que por parte de las autoridades de Ancap y que realizará un pedido de informes para saber hasta dónde la prohibición tiene un fundamento legal. “La ley de acceso a la información establece lo que es confidencial y debe ser expresado claramente, todo lo demás es información pública.

Además, esto es grave desde el ámbito de las relaciones laborales. Las garantías ya están dadas, existe un Estatuto del Funcionario Público y no puede haber un marco más riguroso que lo que ya rige, parece destinado a ocultar o a intimidar a los trabajadores. Un funcionario me dijo que algo así solo se le hizo firmar en época de los militares”, sostuvo el legislador.


Además, la prohibición de Ancap hacia sus funcionarios no solo rige mientras dure el vínculo contractual, si no para siempre.

“Por la presente en virtud de mi vínculo contractual directo con Ancap, y en el marco de las normas vigentes, reconozco que durante mi vínculo con el Organismo o en cualquier otro momento con posterioridad a la extinción del mismo, no revelaré ninguna información confidencial, entendiéndose por esto a toda información clasificada como confidencial, reservada, secreta o de uso interno de acuerdo a la clasificación definida en la “Política de Clasificación, Etiquetado y Tratamiento de la Información” a ninguna persona, sin el previo consentimiento escrito de Ancap”, sostiene la declaración que los funcionarios están obligados a firmar y que ya ha generado incertidumbre y quejas en la interna de la empresa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados