La crisis que Ancap desató en el gobierno

Ancap: Mujica y Astori en guerra

Una carta del líder del MPP responsabilizando al ministro ahondó la crisis en el gobierno.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mujica y Astori compartieron el gobierno pero ahora están abiertamente enfrentados. Foto: Archivo.

En una carta abierta que hizo pública ayer, el senador José Mujica (MPP) salió en defensa del vicepresidente Raúl Sendic y reprochó al ministro de Economía, Danilo Astori, no haber denunciado en el Consejo de Ministros "la mala gestión" de Ancap tratando de eludir su responsabilidad en el déficit del ente. Después de cinco años de haber compartido la presidencia, Mujica y Astori ya no se preocupan por ocultar su mala relación.

"Contador Astori: Leyendo un semanario ahora y recién ahora me entero, que los costos de distribución de Ancap unos 800 millones no fueron oportunamente reconocidos porque con decisiones muy fundadas resolvieron no trasladarlos a la sociedad", así empieza la carta de Mujica a Astori.

El senador sostuvo que las explicaciones de mala gestión que dio el ministro de Economía sobre Ancap lo obligan a preguntarse por qué no se planteó investigar antes a esa empresa "si la cosa era tan mala". "Los ministros de economía fueron siempre propuestos por el señor vicepresidente y resulta que ahora, todo es mala gestión de su directorio, por los ruidos que surgen de la Investigadora", aseguró Mujica.

Además le reclamó explicaciones a Astori sobre las razones por las que no se reconocieron los costos de distribución de US$ 800 millones de Ancap y por sugerir que no se trasladó a precios para no incidir sobre la inflación. "¿Por qué no lo planteó el contador Astori en el Consejo de Ministros? ¿Acaso trataba de ayudar a la empresa pública?", preguntó Mujica.

"No entiendo cómo se ayuda a otros y se elude la propia responsabilidad (...) Cuanto más pienso, menos entiendo". Según Mujica, cuando "algún día" se explique este posicionamiento crítico del astorismo con la gestión de Sendic quedará claro que se debe "a asuntos que no tienen que ver con Ancap", sugiriendo así un interés de tipo electoral.

De cara a la capitalización de la empresa que anunció el presidente Tabaré Vázquez, Mujica dijo que apoyará los "cambios pacientes que procuren la mejora". Sin embargo, advirtió que no acompañará "proyectos de enajenación". Además hizo referencia a los cambios del directorio y gerentes que analiza Vázquez. "Sepamos que no es aterrorizando cuadros medios que mejoraremos la gestión", aseguró. En tanto, se mostró confiado de que el país encuentre petróleo "pronto", porque "se buscó como nunca".

Por otro lado, el senador también cuestionó a los partidos de oposición por haber tenido representantes en el directorio del ente y no haber denunciado la mala gestión que llevó a una deuda acumulada de US$ 2.300 millones. "¿Qué hicieron en Ancap y en su directorio los representantes de la oposición? ¿No tienen vela en este entierro?", finalizó el senador. Luego de sus reflexiones, Mujica firma la carta dirigida a Astori como "Pepe".

La carta de Mujica a Astori se conoce luego de que el ministro lo criticara en el semanario Búsqueda por "tergiversar" y "hacerle mal al Frente Amplio", por afirmar que la empresa "se tuvo que comer un choclito" cuando no se reconoció un "sobrecosto" de US$ 200 millones por año para no incidir sobre la inflación.

Antes de la carta, Mujica ya se había mostrado muy molesto con Astori al reconocer las discrepancias existentes dentro del Frente Amplio por el caso Ancap. "Esa polémica existirá y existirán los diferentes puntos de vista, yo no le voy a pedir a nadie que se calle la boca, pero yo no me callo", aseguró a varios medios en una rueda de prensa.

"No me van a llevar con el poncho. Siento que me quieren llevar con el poncho, porque me pegan un garrotazo y después me dicen unidad, no te la llevo", subrayó.

En una clara alusión al astorismo, Mujica criticó a los sectores que hacen campaña antes de tiempo. "En este país tenemos una enfermedad, termina una campaña electoral, empieza el gobierno y ya arrancamos la otra. Yo invitaría que nos pasemos por lo menos tres años laburando y después nos damos en la nuca. Pero vamos a laburar un poco", enfatizó. Además, justificó las inversiones realizadas en Ancap y dijo que si no se hacían "a la larga solo quedan un montón de fierros viejos".

"Mala tos".

La carta de Mujica le cayó como un baldazo de agua fría al astorismo, que lejos de intentar bajar decibles a la polémica volvió a retrucar. Esteban Valenti, integrante de la dirección del FLS, escribió en Twitter: "Ahora luego de la carta de Mujica lo de Ancap me preocupa muuuucho más". "Lean la carta de Mujica a Astori en el sitio del MPP. Más las declaraciones de Lucía (Topolansky). Una verdadera ofensiva... mala tos le siento a Ancap", señaló en referencia a la investigación que viene siendo desarrollada en el Senado.

Además cuestionó a Mujica por no acompañar las políticas de combate a la suba de precios. "Yo creía que el objetivo de luchar contra la inflación era de todo el gobierno y no del MEF ¿Querían la inflación de Argentina?", cuestionó en la misma red social.

Con el mismo estilo de interrogantes que escribió Mujica su carta, Valenti preguntó: "¿Es lo mismo presupuestar una desulfurizadora por US$ 118 millones y que cueste US$ 421 millones?". De esta forma volvió a criticar la mala gestión de Sendic en Ancap.

Valenti recordó también que fue Sendic el que abrió el debate por la gestión en Ancap, cuando en una entrevista publicada en agosto por El País señaló que el dinero que faltaba en Ancap "lo tenía el gobierno central", porque se habían realizado transferencias al Ministerio de Economía. Esto motivó una fuerte respuesta de Astori en la Comisión Investigadora de Ancap, donde afirmó que "jamás se puede decir, ni siquiera en términos metafóricos, que el dinero de las pérdidas de Ancap están en Economía".

Por su parte, Valenti también disparó contra Mujica por afiliarse a la tesis de Sendic y cargar nuevamente contra Astori la culpa del déficit de Ancap al afirmar que los sobrecostos no se pudieron pasar a precios para no incidir sobre la inflación. El País se contactó con Astori para consultarle sobre la carta de Mujica, pero no tuvo respuestas del ministro.

INVESTIGADORA.

Una tasa que inflama el déficit de Ancap.

En los años 2013 y 2014 Ancap ha pagado a la Intendencia de Montevideo US$ 40 millones por concepto de la llamada "tasa de inflamables", un servicio que debiera prestar la comuna para vigilar los camiones cisterna.

El intendente Daniel Martínez, que fue presidente de Ancap entre 2005 y 2008, compareció ayer ante la comisión investigadora del Senado que analiza la gestión de la empresa pública entre 2000 y 2015, y evitó hacer cualquier comentario sobre la evolución de las inversiones que, aunque proyectadas y comenzadas durante su gestión, han generado sobrecostos de hasta 400% en los años subsiguientes, cuando Ancap fuera presidida primero por el actual vicepresidente, Raúl Sendic, y luego por José Coya.

Para el senador del Partido Nacional Álvaro Delgado, esa tasa de inflamable "es un subsidio a la Intendencia" y en estos momentos de enorme déficit se advierte como uno de los gastos excesivos. En 2007 la tasa de inflamables representó para Ancap una salida de US$ 10 millones, que luego fue creciendo hasta duplicarse en los años 2013 y 2014, para sumarse así al abultado déficit del ente petrolero en esos años, que fue de US$ 169 millones y de US$ 323 millones, respectivamente.

En 2008 Martínez, entonces presidente de Ancap, alcanzó un acuerdo con el intendente Ricardo Ehrlich para ir eliminando gradualmente la tasa por considerarse "un sobrecosto innecesario sobre los combustibles", según expresiones de Martínez que fueron recordadas ayer en la comisión investigadora. Pero en 2009 Martínez accedió al Senado y el acuerdo cayó, por lo que la tasa siguió vigente y comenzó a evolucionar.

La tasa de inflamables fue creada en 1966 como un servicio de la Intendencia para la habilitación de camiones cisterna que transportan combustibles. El monto de la tasa varía cada año porque es proporcional a la facturación de la empresa, y aumenta de acuerdo con el precio de los combustibles.

Martínez defendió la construcción de la planta desulfurizadora de La Teja, que arrancó planificada en su administración a un costo de US$ 90 millones, y terminó inaugurada por Sendic en 2013 a un costo de US$ 421 millones.

MPP criticó a Michelini en plena mesa política.

El senadorErnesto Agazzi (MPP) cuestionó ayer en la Mesa Política al senador Rafael Michelini (Nuevo Espacio), por haber señalado en una entrevista con El País que Ancap necesitaba una capitalización y una renovación de autoridades.

"Está mal salir a hablar de Ancap cuando se está haciendo una investigación y más aún en un órgano de prensa como El País", señaló Agazzi en la reunión, contaron integrantes de la Mesa Política.

Por su parte, el diputado Pablo González (lista 711) aclaró que los integrantes del sector que encabeza el vicepresidente Raúl Sendic no iban a responder por la prensa a las declaraciones que hizo el senador Michelini con respecto a la situación de Ancap.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados