vea la fotogalería

Ancap: mal trago para el FA

Heber invitó a Sendic a bajar al hemiciclo a debatir pero el vicepresidente no aceptó; Mujica fue señalado por la oposición pero no estaba por licencia.

Capitalización de Ancap. Foto: L. Mainé
Capitalización de Ancap. Foto: L. Mainé
Michellini puso en duda ayer el cuorum. Foto: Fernando Ponzetto.
Michellini puso en duda ayer el cuorum. Foto: Fernando Ponzetto.
Michellini llegó tarde para habilitar que ingresara el proyecto. Foto: F. Ponzetto.
Michellini llegó tarde para habilitar que ingresara el proyecto. Foto: F. Ponzetto.
Una dura sesión en la Cámara de Senadores por Ancap. Foto: Fernando Ponzetto
Una dura sesión en la Cámara de Senadores por Ancap. Foto: Fernando Ponzetto
Heber cuestionó con dureza a Sendic. Foto: F. Ponzetto.
Heber cuestionó con dureza a Sendic. Foto: F. Ponzetto.
Foto: L. Mainé.
Foto: L. Mainé.
Sesión por capitalización de Ancap. Foto. F. Ponzetto
Sesión por capitalización de Ancap. Foto. F. Ponzetto
Sesión por capitalización de Ancap. Foto: F. Ponzetto
Sesión por capitalización de Ancap. Foto: F. Ponzetto

La oposición golpeó ayer con gran dureza la gestión del Frente Amplio en Ancap para la que no ahorró adjetivos; "desastre" y "catástrofe" fueron dos de los más utilizados.

En una larga sesión del Senado se aprobó con los votos del Frente Amplio una capitalización de US$ 622 millones que será complementada con un préstamo de US$ 250 millones de la Corporación Andina de Fomento, que sustituirá endeudamiento de corto plazo por otro de vencimiento posterior a tasas fijas.

El fuego lo abrió el senador blanco Álvaro Delgado, quien señaló que Ancap ya fue capitalizada de manera encubierta en US$ 100 millones por ajustes de los combustibles que no reflejaron la baja del petróleo a los que se sumarán en 2016 otros US$ 150 millones. En enero, sostuvo, los combustibles deberían bajar 9%. Delgado dijo que la capitalización es la mayor de la historia de las empresas públicas y equivale a casi la mitad del presupuesto educativo previsto para el próximo año y que hubiese esperado "un volantazo" en la conducción de Ancap que no se produjo.

Su correligionario Luis Alberto Heber invitó al expresidente de Ancap y actual vicepresidente de la República, Raúl Sendic, a bajar al hemiciclo a debatir, algo que no hizo. Sendic presidió casi toda la sesión aunque dejó su lugar a la senadora Ivonne Passada durante aproximadamente una hora. Los opositores también apuntaron al expresidente José Mujica, quien, según el senador Jorge Gandini, "votó con los pies" al no estar en el debate.

Heber, enardecido, dijo que "esta administración es nefasta" y "esta situación es culpa del Frente Amplio" porque "acá no hay nadie inocente; todas las inversiones de Ancap son un desastre, pierden todas".

El senador blanco hizo referencia a que Ancap produce un perfume marca "Alma Mía" y que producirá repelentes. "No innoven más. Hay que terminar con Alma Mía, gritó.

Pablo Mieres, del Partido Independiente, enumeró las situaciones que a su juicio pueden derivar en imputaciones penales, se lamentó que "no hay una sola idea de renovación, de transformación" y sostuvo que la virtual intervención dispuesta en Ancap es "inconstitucional". Mantener las autoridades de Ancap "es una tomadura de pelo" y advirtió que "los que están no sirven".

El colorado José Amorín dijo que en los próximos años se seguirá debatiendo sobre Ancap y consideró que la capitalización "nos va a dejar enterrados hasta las orejas", porque "es mucha plata" y los "uruguayos van a pagar sobreprecio en los combustibles".

Por su parte, el blanco Jorge Larrañaga dijo que el proyecto de capitalización es "un bochorno" y consideró que "es triste que no se asuman las responsabilidades". También sostuvo que es una "paradoja" que el oficialismo, "que se reivindica como defensor de las empresas públicas haya fundido a Ancap y a Pluna". El proyecto de ley es "espantoso" y "no tiene seriedad", señaló y cuestionó al oficialismo por administrar Ancap "como un boliche de campaña".

El colorado Pedro Bordaberry dijo que cada familia pondrá $ 30.000 para capitalizar Ancap. "No se escuchan las advertencias de la oposición", se lamentó. Bordaberry denunció que "la capitalización más importante de la historia de Uruguay se justifique en diez renglones". "Va a pasar lo mismo que en Pluna", auguró el senador colorado.

El nacionalista Jorge Gandini fustigó al ministro de Economía, Danilo Astori, y a su antecesor, Fernando Lorenzo, por no advertir abiertamente del mal camino por el que iba Ancap. "La dignidad vale más que la disciplina", señaló y le dijo a Lorenzo que no debe sentirse indignado sino que quienes deben hacerlo son los ciudadanos. "Yo no confío en Astori", disparó. "No vamos a votar porque no vamos a ser cómplices de un mal negocio y no vamos a hacer un acto de fe en un directorio que ha hecho las cosas muy mal", advirtió.

Defensa oficialista.

Leonardo de León, del grupo de Sendic, quien condujo Alcoholes del Uruguay (filial de Ancap) argumentó que la capitalización "no es una innovación" y que Ancap tiene activos fijos como nunca en su historia. También señaló que la capitalización "va directo al patrimonio de Ancap" y no a su balance de 2015 lo que llevó a Bordaberry a pedirle una interrupción para preguntarle si "de repente me puede decir cuál es el apuro" para que se sesionara ayer.

De León luego reivindicó la inversión de las empresas públicas para dar seguridad energética y mejorar el nivel de las telecomunicaciones. También señaló que se gestiona ante el Banco Interamericano de Desarrollo la obtención de recursos adicionales para capitalizar Ancap.

Rafael Michelini pidió concentrarse en el futuro porque "hay muchas cosas que hacer en Ancap" y señaló que el presidente Tabaré Vázquez le transmitió su "férrea voluntad" de mejorar las cuentas de Ancap, lo que le da "tranquilidad". Michelini dijo que la principal tarea de la empresa hoy es reperfilar sus deudas.

Idas y vueltas.

La jornada había comenzado con la sorpresiva ausencia de Michelini de la sesión que iba a votar el proyecto de capitalización de Ancap. La interna oficialista se convulsionó porque eso implicaba que no habría quórum para levantar el receso parlamentario.

Michelini había dicho en una entrevista con El País que entendía que debía removerse a los directores de Ancap. Ayer el presidente Tabaré Vázquez lo citó para hablar y después de una reunión que duró 15 minutos en la residencia de Suárez, el legislador accedió a votar la capitalización dado que el primer mandatario le aseguró que habrá "cambios" en Ancap. El senador se encontraba en Playa Verde (Maldonado) y, según él, había avisado con cuatro días de anticipación que no podía concurrir a la sesión de ayer por la mañana. Pero el senador Ernesto Agazzi (MPP), encargado de coordinar el trabajo parlamentario oficialista, estaba enojado y dijo que "la bancada tiene que estar al pie del cañón". Agazzi hizo que llamaran urgente a Michelini a su celular y le planteó su molestia en tono elevado, dijeron a El País testigos de la llamada. A las 15 llegó Michelini.

Indignación de Lorenzo con Sendic y la lista 711.

El exministro de Economía Fernando Lorenzo dijo sentir "indignación" y "asombro" por haber sido acusado por la lista 711 que lidera el vicepresidente Raúl Sendic de la crisis financiera de Ancap.

En declaraciones a UyPress, Lorenzo denunció una "clara ofensiva para distribuir responsabilidades a otros compañeros" y aseguró que el Ministerio de Economía puede controlar y alertar sobre el monto de las inversiones de los entes, pero no sobre la calidad de las mismas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados