La crisis en Ancap

Ancap: Diputados astoristas dicen que Sendic no asume las culpas

Malestar por adjudicar responsabilidad a Lorenzo; acusan operación política.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mahía y Astori: en el FLS molesta que legisladores de Sendic culpen a Lorenzo. Foto: M. Bonjour

Acá no hay ninguna operación política. Los balances de Ancap están a la vista y reflejan claramente que son profundamente negativos. Eso no responde a ninguna campaña política como dice el senador (Marcos) Otheguy, es lo que ha pasado, la realidad, los datos demuestran que la gestión no ha sido satisfactoria. Si uno invierte de forma descontrolada sin tener en cuenta sus posibilidades económicas el resultado no puede ser otro que este". La contundente afirmación corresponde al diputado Alfredo Asti, una de las principales espadas del astorismo en el Parlamento. Sus afirmaciones son la reacción a acusaciones que en las últimas horas han emanado a coro desde el sector Lista 711 que lidera el vicepresidente Raúl Sendic, y que atribuyen la polémica de Ancap a una intencionalidad política de la oposición y algunos sectores frenteamplistas.

El diputado astorista Carlos Mahía sumó sus baterías para defender al exministro de Economía, Fernando Lorenzo, a quien en entrevista con El País el senador Otheguy atribuyó parte de la responsabilidad por los desequilibrios de Ancap al no haber permitido que costos de producción de la empresa se trasladaran a las tarifas de los combustibles.

"Es insostenible que quienes llevaron adelante la gestión ahora pretendan trasladar responsabilidades a otra área que no sea la propia. Las inversiones, el endeudamiento y todo lo referido a la difícil situación de Ancap es total responsabilidad de quienes condujeron la empresa. No podemos dejar pasar algunas afirmaciones", dijo Mahía a El País.

Mahía y Asti recordaron que, meses atrás, el propio expresidente José Mujica dijo en una entrevista radial que el Ministerio de Economía "macheteaba" y por eso él debía aprobar las inversiones. "La mejor manera de defender a las empresas públicas es gestionarlas bien. En el pasado gobierno eso no existía, es por todos conocido que la OPP y Ancap coordinaban solas. Habría que preguntarse quiénes tomaron la decisión de aumentar los costos de producción. No queremos polémicas pero hay gente que busca sacarse la responsabilidad de encima y tirarla hacia otro lado", dijo Mahía.

Asti consideró que las manifestaciones de los principales senadores y diputados de la Lista 711 de Sendic, apuntan a generar un clima adverso al astorismo de cara a las elecciones internas del Frente Amplio que se llevarán a cabo en mayo.

"Lo que realmente parece una operación política es lo que estamos escuchando de algunos actores del Frente Amplio y tiene que ver con la elección interna. Se intenta atacar al Frente Líber Seregni como responsable de haber advertido o de no haber advertido la situación de Ancap. Nos molesta todo esto porque nuestro sector no forma parte de ninguna operación política, lo único que hicimos en su momento fue advertir la situación y que se iba por mal camino, pero no fuimos escuchados", indicó.

Otheguy había culpado de la situación de Ancap a "decisiones económicas" adoptadas en su momento, y agregó que tanto Sendic como el expresidente del ente y actual intendente Daniel Martínez "pagan un precio político injusto".

"Si una empresa tiene restricciones para trasladar sus costos a las tarifas que pagan todos los uruguayos, lo que tiene que hacer es buscar equilibrios y no seguir gastando y endeudándose. Lo que era un riesgo en su momento ahora es una realidad", dijo Asti.

Esperan que Coya ponga su cargo a disposición.

Esta semana el Parlamento votará el proyecto que condona a Ancap una deuda con el Ministerio de Economía por US$ 622 millones y le permite mejorar su situación patrimonial para cerrar el balance 2015 con mejores números. La empresa se encamina a tener un déficit acumulado de US$ 800 millones y un endeudamiento de US$ 2.300 millones. El astorismo entiende que el presidente de Ancap, José Coya, debería renunciar ya que la capitalización e intervención de la gestión es una demostración de la incapacidad del directorio para conducir el ente. No obstante, Asti dijo a El País que en la discusión del proyecto no se pedirá la renuncia de los directores, aunque especuló con que sería bien visto que una vez votada la capitalización pusieran sus cargos a disposición.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados