Los efectos de la crisis de Ancap

Ancap desgasta imagen de Sendic y complica al gobierno de Vázquez

El tema salpica a los tres principales líderes que tiene el Frente Amplio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Por Ancap, Astori y Sendic volvieron a estar enfrentados y no se esfuerzan por ocultarlo.

Raúl Sendic está en el ojo de la tormenta por el déficit de Ancap. Los astoristas y los partidos de la oposición lo señalan por mala gestión, pero no solo él puede ver perjudicada su imagen como posible candidato presidencial en 2019. El mayor peligro es que el Frente Amplio termine desunido y eso puede afectar directamente al gobierno del presidente Tabaré Váz-quez, advirtieron analistas consultados por El País.

"Ancap es un tema muy complejo, porque toca a los dos gobiernos y a las dos alas del Frente Amplio. No solo es un tema que afecte a Sendic, por supuesto que lo desgasta. Pero afecta a la empresa en primer lugar, a otros organismos públicos y de alguna forma también a todo el gobierno, actual y anterior", concluyó el director de Factum, Eduardo Bottinelli.

De una forma u otra el tema de Ancap salpica a los tres líderes de la izquierda: Vázquez, al senador José Mujica (MPP) y al ministro de Economía, Danilo Astori (FLS). "Toca dentro del gobierno a distintos actores y distintos momentos", explicó Bottinelli, de ahí la complejidad de la que hablaba.

Las discrepancias entre Mujica y Astori por el manejo de Ancap quedaron al descubierto en dos cartas publicadas este fin de semana, donde cada uno traslada al otro la responsabilidad por una deuda de US$ 2.300 millones que tiene hoy la principal empresa estatal.

Además de incidir sobre determinadas figuras individuales como Sendic, el tema de Ancap repercute fuertemente en toda la interna del Frente Amplio.

"Si el Frente no tiene una unidad más o menos fuerte va a ser un problema. Si Vázquez tiene un Frente desunido se le va a hacer mucho más difícil cualquier estrategia sobre los temas importantes", advirtió a El País la directora del área cuantitativa de la consultora Cifra, Adriana Raga.

En 10 años de gobierno, la coalición de izquierda no habilitó ninguna comisión investigadora propuesta por la oposición. ¿Por qué el Frente dijo que sí esta vez? Es la pregunta que se hacen muchos de los integrantes de la lista 711 que encabeza Sendic.

Para el director de la consultora Interconsult, Juan Carlos Doyenart, la respuesta a esa interrogante es muy fácil de contestar. "Hay gente en el Frente que le está pasando la cuenta a Sendic por toda la plata que puso en campaña electoral", opinó. Según Doyenart, no solo el astorismo, sino también el MPP, porque sin los votos mujiquistas no se hubiera aprobado la investigadora.

"En el Frente hay gente que lo quiere matar políticamente a Sendic. Quienes lo quieren matar están pensando en que lo pueden matar con esta investigación en el Senado", comentó Doyenart.

La mala relación entre Sendic y Astori se remonta al caso Pluna, cuando el ahora vicepresidente tildó de "fantasmas" a los que trajeron al exgerente de la aerolínea, Matías Campiani.

A diferencia de lo sucedido en el primer gobierno del FA, ahora no se callan las diferencias y eso quedó demostrado con la situación de Ancap, pero también con otros temas en que integrantes del gobierno han salido a marcar las discrepancias con el Ejecutivo. En la lista están temas como el manejo de la economía o la orientación de la política exterior.

El retiro de Mujica y Astori de la actividad política y la necesidad de que surjan nuevos liderazgos lleva a los ministros, senadores y diputados a marcar perfil propio de cara a las elecciones presidenciales de 2019.

Las salidas mediáticas de integrantes del gobierno que buscan proyectarse políticamente se basan principalmente en que hay "una ventana de oportunidad" para los más jóvenes, señaló Raga. En su opinión, esto pasa en todos los partidos, aunque si estos temas electorales logran desunir a la izquierda, corren el riesgo de convertirse en un "problema grave" para todo el Frente Amplio.

Para Bottinelli, a la coalición "le está costando mucho la renovación". "Ante la permanencia de los grandes líderes hay un ansia no necesariamente consciente de salir a los medios y construir un perfil. Está esa efervescencia de buscar el espacio", explicó.

El tema está sobre la mesa y el propio Vázquez pidió a sus ministros evitar los perfilismos. En la misma línea, el director de Trabajo, Juan Castillo, opinó en una entrevista con El País que "los perfilismos matan y desesperan".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados