EL FIN DEL CEPO CAMBIARIO

Analistas sostienen que el primer día salió bien

Estiman que en el largo plazo la medida será beneficiosa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Los argentinos pueden preparar sus vacaciones", dijo el titular de Economía. Foto: AFP

El primer día de operaciones tras la eliminación del cepo cambiario, arrojó un balance positivo para el gobierno de Mauricio Macri. El dólar cerró por debajo de los 14 pesos y el Banco Central no debió intervenir en el mercado ante la ausencia de compradores.

"El primer round salió muy bien, mejor de lo esperado. De los 400 millones de dólares que liquidaron las cerealeras, el Banco Central solo tuvo que vender 100 millones. Si hubiera vendido la totalidad, el tipo de cambio estaría aún más abajo. Queda claro que con esta posición del Banco Central, nadie va a comprar dólares mañana (por hoy)", dijo a El País la economista Marina Dal Poggetto, directora del Estudio Bein & Asociados.

No obstante, los economistas coinciden en señalar a la inflación como la variable que determinará si la devaluación, tan anunciada y finalmente concretada ayer, servirá para sacar a la economía argentina del estancamiento. "Con la devaluación, Argentina vuelve al nivel de tipo de cambio que tenía en 2007, cuando la economía todavía crecía con fuerza. Pero esa es la foto: hay que ver cómo sigue la película. Esto es, qué sucederá con la recomposición de precios y salarios porque de eso dependerá cuál será la ganancia de competitividad que arrojará la devaluación", señaló Dal Poggetto.

Para el economista Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica, la apertura de la economía mediante la eliminación de las Declaraciones Juradas de Anticipos de Importación (DJAI) hará que la devaluación no tenga un efecto tan alto en los precios. "Habrá un impacto en el corto plazo, pero a la larga será beneficioso porque con el cepo la economía nunca iba a arrancar", dijo a El País.

A mediano plazo, el foco está puesto en el profundo bache fiscal, que en los últimos años fue financiado con emisión monetaria. "El partido en materia cambiaria arrancó bien, pero ahora hay que ver cómo se financiará un déficit fiscal equivalente a 30.000 millones de dólares. Con la quita de retenciones, ese rojo se profundizó. Por eso, será clave que el Gobierno cumpla en quitar los subsidios a las tarifas de electricidad y gas de todos los que no lo necesitan. Si lo hace, el déficit se reducirá y en la segunda mitad de 2016 la economía podría empezar a mostrar algunos brotes verdes", dijo Castiñeira.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados