SECRETISMO EN ANCHORENA

Ambiciosa agenda en reunión ultra reservada

Gabinete continuará los trabajos hoy a lo largo de la mañana.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vázquez presentó varias medidas para mejorar la seguridad deportiva. Foto: Presidencia

Teléfonos celulares apagados, acceso restringido a los medios de prensa y una larga jornada de trabajo, fue lo que caracterizó la primera reunión del año del gabinete con el presidente de la República, Tabaré Vázquez. El mandatario convocó solo a sus ministros para planificar la agenda de trabajo para el 2017 con dos temas centrales: la estructuración del presupuesto para lo que queda del período de gobierno, y la puesta a punto de las negociaciones para poder confirmar la instalación de la segunda planta de celulosa de UPM.

Según comentó una fuente de gobierno a El País el trabajo en la mañana fue "intenso" y el presidente planteó "una ambiciosa agenda de trabajo". Vázquez abrió el encuentro realizando una valoración general de cómo ve el escenario político para el año donde el Poder Ejecutivo deberá volver a negociar presupuesto.

Sin embargo poco más se pudo saber del primer encuentro. Hoy en la mañana los ministros volverán a reunirse para continuar el trabajo con el presidente. Vázquez pidió especial reserva de los temas tratados para poder negociar y conversar las cosas en la interna.

Incluso no está previsto una conferencia de prensa para hoy cuando termine la reunión y los ministros retornen a Montevideo.

El encuentro fue en la Estancia presidencial de Anchorena, en Colonia. Los ministros viajaron juntos en un ómnibus que salió el sábado temprano desde la Torre Ejecutiva, y pasaron la noche del sábado en la estancia.

El presidente transmitió a sus ministros que se trataba de una jornada exclusiva de "discusión interna" y pidió especialmente que no se informe públicamente sobre lo conversado, hasta que no se logre la "síntesis política"; en especial del tema presupuestal.

El Poder Ejecutivo deberá entregar, al Parlamento, el proyecto de Ley de Rendición de Cuentas antes del 30 de junio. El gobierno tiene resuelto incluir refuerzos presupuestarios para la educación, el Sistema de Cuidados, la seguridad, y la vivienda. Pero tiene una dificultad especial: será la primera vez que deberá recurrir al apoyo de la oposición si quiere aprobar el proyecto.

El Frente Amplio perdió la mayoría parlamentaria en la Cámara de Representantes cuando el diputado Gonzalo Mujica —electo por el Movimiento de Participación Popular— se declaró independiente molesto con varias decisiones del oficialismo.

El ministro de Economía, Danilo Astori, y Vázquez conversaron a fines de 2016 sobre este tema. El jefe del equipo económico admitió que existe la preocupación en el gobierno de no poder aprobar el proyecto, lo que imposibilitaría otorgar los incrementos presupuestales planeados. Por eso el gobierno tiene la decisión de negociar con la oposición.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados