JULIO MARÍA SANGUINETTI

Amado "juega al niño rebelde" y "se sumó a una causa demagógica"

El expresidente dijo que a pesar de figurar como el dirigente colorado de mayor apoyo, no piensa ser candidato.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Julio María Sanguinetti. Foto: M. Bonjour

El expresidente Julio María Sanguinetti se refirió esta mañana a la interna del Partido Colorado y aclaró que no va a ser candidato en las próximas elecciones.

Si bien una encuesta de Radar lo ubica como el dirigente colorado con mayor apoyo, Sanguinetti, de 81 años, no se sumará a la campaña electoral. En declaraciones a Desayunos informales sostuvo que "me votan en la encuesta porque saben que no voy a ser candidato".

"Fui presidente a los 49 y a los 59. De la segunda presidencia salí vivo y dije entonces que no iba a ser más candidato", porque "después de dos presidencias es bastante y porque quería llegar a viejo respetado", señaló.

El expresidente es consciente de que en el partido no están delineados los candidatos, pero explicó que esto se debe a que "en Uruguay, asume el presidente y ya estamos hablando de los candidatos de la próxima elección".

Sobre la renuncia de Pedro Bordaberry a continuar en la política, dijo que no le sorprendió la decisión pero sí "el momento y sobre todo el modo, porque él tenía que haber preparado mejor a su grupo, que es la mayoría del partido". Según Sanguinetti "fue todo tan abrupto y de golpe que generó ese vacío".

Actualmente solo el diputado Fernando Amado se vislumbra como posible precandidato en 2019. Al respecto, el exmandatario dijo que "ha resuelto ser orejano, jugar al niño rebelde, a estar en desacuerdo con la línea general del partido. Si eso le da resultado, bienvenido, porque le va a hacer bien al partido. Pero a veces creo que esas actitudes individualistas pueden terminar siendo contraproducentes contra el propio titular".

Consultado sobre el apoyo del diputado al artículo 15 de la Rendición de Cuentas, consideró que "en este caso se sumó a una causa demagógica" que "no le hace bien".

"Creo más en las cosas afirmativas que en las sanciones. Pero yo lo miro desde la serenidad de la distancia, porque los muchachos (del partido) se lo quieren comer", agregó.

El caso Sendic.

Al respecto de la situación del vicepresidente Raúl Sendic, Sanguinetti decidió no pronunciarse sobre si debe o no dejar el cargo. "Yo no aconsejo a nadie, cada uno tiene su sensibilidad".

De todos modos, consideró que se trata de "un episodio penoso y triste", ya que no le gusta "ver a un político joven en esta posición".

"El tema de él es ético, el tema del título podría haber terminado en una semana de chistes si desde el primer día hubiera dicho lo que dijo un año después. Pero miente, (dice) que tiene el título, que está esperando, Topolansky (dice) ve el título..."

Sanguinetti destacó que la renuncia de Sendic "no es un problema" desde "el punto de vista de la regularidad del país". "Es ingrato para la persona involucrada, pero institucionalmente el país está fuerte", explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)