Llegarán a 166 días en escuelas y 150 en liceos; objetivo era de 180 a 185

Alumnos pierden más de un mes de clase por los paros

La ola de paros en Primaria y Secundaria deja como resultado para los profesores un Presupuesto en el que no obtuvieron más que lo que se les ofreció en un principio: $ 25.000 como sueldo base al finalizar el quinquenio. Los estudiantes, en tanto, salen perdiendo mucho.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Van 18 paros de maestros en las escuelas públicas de Montevideo.

En comparación con los alumnos que asisten a los colegios privados, los liceales de las instituciones públicas tendrán entre 20 y 25 días menos de clase.

La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) fijó mínimos de 180 a 185 días de clase. El presidente Tabaré Vázquez, durante su campaña electoral, habló de llegar a 200. También lo había sugerido su antecesor, el hoy senador José Mujica. Hay un proyecto de ley del senador colorado Pedro Bordaberry que propone fijar por ley 200 días de clase y que duerme desde hace meses en la Comisión de Educación de la Cámara Alta. En tanto, las cifras indican que en Montevideo, en Primaria se llegará en este 2015 a apenas 166 días de clase dictados, en el Ciclo Básico de Secundaria a 150 y en el Bachillerato a 145.

Es verdad que, como declaró la directora general de Primaria Irupé Buzzetti a El País, "hay escuelas donde se podría llegar a los 180 días", ya que muchos de los paros que se han hecho no fueron acatados por gran parte de los trabajadores.

Sin embargo, la jerarca reconoce que las cifras implican que hubo niños que tuvieron solo 166 días de clase y que el promedio es de 170 —sin contar las faltas por enfermedad u otras razones—. Una situación incluso peor a la de 2013, donde se lograron 174 días de clase dictadas en las escuelas públicas, nivel similar al de Haití.

Los cálculos realizados por El País y confirmados por ambos subsistemas de la educación, se hicieron a partir de las declaraciones realizadas ayer por el presidente de la ANEP, Wilson Netto, que tras un acto informó en rueda de prensa que entre el nueve y el doce de diciembre finalizarán las clases en los liceos, y el 18 de ese mes en las escuelas.

En lo que va del año ya hubo 18 días de paros en Primaria y 27 en Secundaria —siempre con referencia a la capital—, sumados los convocados por el Pit-Cnt, los de los sindicatos nacionales y los de Montevideo. Hoy comienzan a discutir el Presupuesto en la Cámara de Senadores y no se descartan más paros, luego de que el Pit-Cnt anunciara su voluntad de llevar a "miles" de trabajadores a las calles en reclamo de mayores fondos para la educación.

Privados.

En tanto, la presidenta de la Asociación de Institutos de Educación Privada (Aidep), Zózima González, dijo a El País que "se van a superar" los 180 días de clase en los colegios. Es que en lo que va del año los paros convocados por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Enseñanza Privada (Sintep) fueron apenas dos.

González, además, precisó que los días de paro "las instituciones privadas continúan con sus puertas abiertas y el niño que va recibe atención y cumple el horario como si fuera un día de funcionamiento normal". Por esto, para la presidenta de Aidep, "no tiene sentido" que las clases en los privados se extiendan hasta las mismas fechas que en los centros de la educación pública.

"No tiene sentido porque no perdimos días de clase. Además, las horas de clase van a ser muchas más en los colegios doble turno, donde los alumnos en vez de estar cuatro horas están ocho", insistió González.

Más días perdidos.

Además de los paros que dejaron sin clase a los estudiantes de la capital, también hubo en este año una gran cantidad de paros parciales y zonales, que perjudicaron principalmente a los alumnos de los turnos de la tarde y la noche, ya que para esos horarios se organizaban marchas u otro tipo de movilizaciones. Un dato curioso: las asambleas suelen hacerse luego de las cuatro de la tarde, cuando ya finalizó la jornada en los colegios de la educación privada.

Pero también se presentaron otras situaciones que dejaron a los jóvenes sin clases. Es el caso, por ejemplo, del liceo N° 50 del barrio de Casabó, donde ya en el mes de marzo los estudiantes perdieron una semana debido a que, luego de varios episodios de inseguridad, los profesores se negaran a dictar los cursos hasta que la ANEP prometiera la construcción de un muro perimetral. En marzo y parte de abril, en tanto, docentes ocuparon el liceo N° 70 del Cerro, en reclamo porque se cubrieran los puestos vacantes de psicólogos y asistentes sociales. En el liceo N° 19 de Flor de Maroñas también se suspendieron las clases en marzo, durante dos días, luego de que se descubriera que dos alumnos habían ido armados.

El liceo N° 11, del Cerro y el N° 38 de La Teja, estuvieron cerrados por varios días en mayo y junio, respectivamente, porque no había agua.

En agosto y septiembre, los liceos Zorrilla y Miranda estuvieron ocupados por varios días. De los gremios de estos centros también salieron los estudiantes que ocuparon en un principio el edificio central del Consejo Directivo Central (Codicen).

La situación en el interior del país es distinta, fueron muchos menos los paros que se hicieron tanto en Primaria y Secundaria. Buzzetti dijo que en las escuelas se llegó en varios departamento a entre 180 y 185 días de clase, menos en Durazno y Rocha, donde las inundaciones llevaron a que se suspendieran días de clases.

SABER MÁS

"Pensábamos llegar a 180"


"Nosotros pensábamos llegar a los 180 días de clase, cuando terminen va a haber grupos con 166, otros con 170, otros con 175 y otros con 180. La diferencia tiene que ver con el nivel de adhesión a los paros", señaló a El País la directora general del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Irupé Buzzetti.

La jerarca precisó que a los paros del 26 y 27 de agosto, luego de que el presidente Tabaré Vázquez decretara la esencialidad en la Educación, adhirió el 75% de los trabajadores. En tanto, para "los últimos paros en apoyo a la gente que iba a declarar" tras la desocupación del edificio del Consejo Directivo Central (Codicen), hubo una adhesión de poco más del 40%. En 2014, añadió, el promedio fue de 183 días de clases dictadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados