MALDONADO

Alquileres caen 50% en inmobiliarias fernandinas

Aumentaron los clientes pero se reparten entre el mercado formal y la competencia de portales y app.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Maldonado: hay 302 inmobiliarias habilitadas y 50 ya cerraron en 2016. Foto: R. Figueredo

El avance del mercado inmobiliario informal en el país, pero sobre todo en el departamento de Maldonado —con varios portales o aplicaciones— ha puesto en riesgo el negocio de los establecimientos formales que se dedican al alquiler y venta de propiedades.

De acuerdo a Javier Sena, vicepresidente de la Asociación de Inmobiliarias de Punta del Este (Adipe,) esta temporada llegaron muchísimos propietarios e inquilinos al balneario, pero la minoría concretó arrendamientos a través de los negocios formales.

"La inmensa mayoría de los inquilinos no está pasando por las inmobiliarias, porque no le conviene debido al pago de impuestos. Eso ha llevado a que más del 90% de los arrendamientos esté abocado al mercado informal, como los portales", indicó.

En lo que va de la temporada se ha registrado un 50% menos de alquileres a través de inmobiliarias, en comparación con el verano anterior. "Las inmobiliarias no alcanzan a tener el 10% de los alquileres en toda la costa de Maldonado", explicó el vicepresidente de Adipe.

"Los mercados informales no pagan BPS, no pagan DGI y no pagan el IRPF en el caso de los alquileres", sostuvo. Lo que reclaman, es que todos abonen los mismos impuestos, al igual que lo hacen las inmobiliarias.

Los que alquilan más por vía de los establecimientos formales son, según Sena, los uruguayos. A ellos le siguen los argentinos, aunque muchos de los que son propietarios de inmuebles en el balneario, suelen hacer el negocio entre ellos y en su propio país, "evitando tener que pasar por acá". En cuanto a los brasileños, "casi ni se ven en las inmobiliarias".

Una de las soluciones que plantea Sena para mejorar la situación es que "el Estado tenga un marco regulador, una ley del corredor inmobiliario, y que realice una fiscalización de los mercados informales".

Crisis.

En la actualidad hay un total de 302 inmobiliarias en Maldonado que están habilitadas por el Ministerio de Turismo, pero la cifra viene en descenso.

De acuerdo a Sena, en el último año han cerrado más de 50 establecimientos formales que se dedican a la venta y alquiler de propiedades en todo el departamento de Maldonado debido, sobre todo, al avance de los mercados informales.

"Hay más de 30 mil personas afectadas en todo el país que trabajan en las inmobiliarias, y las empresas van a comenzar a cerrar ya que los alquileres cada vez pasan menos por los establecimientos formales", consideró el jerarca.

Asimismo se mostró preocupado en relación a qué sucederá con los inversores en el caso de que la inmobiliarias cierren.

"Quien hoy le da la información al inversor y lo aconseja y le da las pautas de cómo hacer el negocio somos nosotros, por lo que, si se extinguen, no sabemos qué va a pasar con ellos", opinó.

Ayer de mañana, la cámara inmobiliaria de Maldonado y Punta del Este se reunió de manera "urgente" con todos los diputados de ese departamento con el objetivo de tratar la problemática del sector.

Piriápolis.

En tanto, el presidente del Centro de Inmobiliarias de Piriápolis, Pablo Gasalla indicó que los alquileres en ese balneario no han disminuido sino que cada vez hay más competencia, tanto de dueños que alquilan ellos mismos su propiedad, como de portales y aplicaciones.

"En Piriápolis, en los primeros diez días de este mes de enero, la verdad es que se registró una explosión de gente; entonces ahí es cuando uno se pregunta qué es lo que pasa, porque hay mucha gente pero el sector inmobiliario no mejora. Creo que esa situación se explica con el crecimiento del alquiler informal que capta ese aumento de personas que llegaron esta temporada a Piriápolis", sostuvo Gasalla.

El empresario agregó enseguida que los canales de conexión entre el propietario y el inquilino "son cada vez más fáciles".

Al igual que Sena, Gasalla consideró que el problema de esos nuevos portales informales es que no pagan impuestos, "y ahí es cuando se da la competencia desleal".

"Si al alquiler normal se le suma los impuestos de las inmobiliarias y la comisión, el precio es casi un 30% más. Por lo que es muy difícil competir con aquellos alquileres que no tienen que pagar ese porcentaje adicional", opinó.

A pesar de ello, hasta el momento —en lo que al centro de inmobiliarias de Piriápolis respecta—, ha habido entre un 5% y un 10% más de alquileres que en la temporada de 2015-2016.

Según sostiene Gasalla, la clave para sobrevivir es lograr adaptarse a un nuevo requerimiento del público.

"Hoy en día el turista viene por menos período de tiempo. En el 2010 y 2011 la mayoría de los alquileres eran por quincena o mes, y hoy estamos hablando que gran parte de los alquileres son de 7 a 10 días. Ahí está el desafío del sector inmobiliario: poder adaptarse a ese requerimiento de menos cantidad de días que pretende el turista", explicó.

A la vez Gasalla consideró que aquellas empresas que se están adaptando a eso "están trabajando sensiblemente mejor mientras que los que siguen en la modalidad de quincena o mes "están con una cifra menor o similar a la del año anterior".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados