Intendencias trasladan agua potable a pequeñas localidades

Aljibes secos por falta de lluvia

Todavía nadie quiere hablar de sequía. Es más, muchos técnicos gubernamentales tienen orden de no utilizar ese término y se refieren a la falta de agua como "déficit hídrico".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cerro Largo: camiones de la Intendencia trasladan agua potable a escuelas. Foto: N.Araújo.

Técnicamente, la expresión no es un eufemismo ya que se precisa de tres meses de "déficit pluviométrico" para definir la situación como "sequía", según explicó a El País el meteorólogo Mario Bidegain.

Si no puede ver la imagen haga click aquí 

El dato oficial se terminará de definir mañana cuando al finalizar el mes de abril se hagan los cálculos pertinentes. Mientras tanto, el "mapa de agua disponible en los suelos", elaborado por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) en base a información de las seccionales policiales, muestra un faltante importante en el noreste y norte del país.

Todas las miradas de los meteorólogos apuntan al fin de semana ya que se espera una lluvia cercana a los 30 milímetros, según dijo Bidegain. Además, se aguarda que cerca de la segunda semana de mayo se produzcan nuevas precipitaciones.

Una vez analizadas esas lluvias, los técnicos del Instituto de Meteorología (Inumet) determinarán cuáles zonas quedan en peores condiciones.

"Los departamentos más comprometidos podrían ser los que están al sur del Río Negro y en particular los ubicados sobre la cuenca de la Laguna Merín", advirtió Bidegain.

No obstante, el experto entiende que para la entrada del invierno "la situación tiende a normalizarse, aunque no será de un día para el otro porque no se prevén lluvias que puedan cambiar el panorama".

Desde el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) se mencionó que en caso de que se confirme la sequía, cada repartición estatal actuará según las necesidades que surjan en cada sector. En el Ministerio de Ganadería se está realizando un seguimiento de la situación y se está pensando en eventuales medidas a tomar pero sin ser "alarmistas", dijo una fuente.

Apoyo.

Mientras tanto, ya son decenas las pequeñas localidades del interior profundo que sobreviven gracias al suministro de los comités locales de emergencia. En Paysandú, dos Juntas Locales asisten con agua a escuelas rurales, mientras un camión cisterna de la intendencia abastece a familias que tienen secos sus aljibes.

"La situación no es de catástrofe, pero empieza a ser preocupante", dijo a El País Emilio Pérez, presidente del Comité de Emergencia de Paysandú.

Actualmente, un camión cisterna lleva agua potable a una familia de Constancia pero la asistencia se ha intensificado también en los cinturones de Paysandú.

En el interior, las escuelas de Chapicuy, cerca del río Daymán y El Eucalipto en el kilómetro 99 de ruta 26, también se quedaron sin agua potable y son asistidas por las Juntas Locales. "Se les lleva agua para higienizarse y las maestras compran para consumo", explicó Pérez.

En los últimos días la Intendencia de Río Negro asistió a tres familias de colonia Tomás Berreta, que requirieron agua para los animales. "Fue algo puntual que ocurrió la semana pasada, pero no ha pasado de eso", indicó Julio Fans, coordinador del Comité de Emergencia local.

El intendente de Cerro Largo, Pedro Saravia, dijo a El País que la comuna arachana ha recibido apenas 1.000 litros de gasoil desde el Sinae para mover dos camiones que realizan el traslado de agua a 50 familias del medio rural y a 19 escuelas rurales.

"Necesitamos combustible para reforzar la tarea de distribución de agua porque la demanda crece", indicó el jerarca.

El Pueblo Lavalleja de Salto viene recibiendo suministros de agua potable mediante camión cisterna por parte de la Intendencia. En su jurisdicción, varias familias del pueblito Amarales son asistidas por el tanque cisterna una vez a la semana al haberse agotado aljibes y vertientes del lugar.

Producción: Daniel Rojas, Néstor Araújo y Luis Pérez.

RIESGOS.

Bomberos pide no encender fuegos.

“Se está empezando a notar una afectación de la forestación, situación que no se había generado en los meses de enero y febrero”, dijo a El País el vocero de Bomberos Leandro Palomeque, quien aclaró que “la ausencia de precipitaciones incide directamente en los incendios forestales”.

Palomeque señaló que “estuvimos con riesgo alto de incendios durante prácticamente todo el mes de abril” y consideró que uno de los grandes problemas que se puede venir si no hay lluvias, es que el 30 de abril (mañana) caduque la vigencia del decreto que prohíbe la quema de materiales inflamables a cielo abierto. “Presidencia esta considerando una eventual extensión del decreto”, afirmó.

No obstante, el jerarca de Bomberos admite que “hay mucha gente que está esperando que termine el decreto para realizar la limpieza de sus campos” y señaló que “más allá de su finalización o no, cualquier tipo de quema que se salga de control tendrá las correspondientes sanciones que pueden llegar hasta $ 150.000”.

Para este fin de semana, Bomberos solicitó no encender fuego de ningún tipo, en tanto que se recordó que el 90% de los incendios forestales está vinculado al factor humano.

Aún se está lejos de declarar la emergencia.

“Se está lejos de la situación de diciembre del 2010, última vez que se declaró emergencia agropecuaria en algunas zonas del país“, aseveró el titular del MGAP, Tabaré Aguerre, en referencia al “déficit hídrico” actual. El ministro indicó que se combina la información del agua en suelo, crecimiento de pasturas y carga animal para visualizar las vulnerabilidades. Estimó, empero, que habrá menor productividad en cultivos como la soja.

“Todos estamos expectantes del anunció de lluvias para el fin de semana próximo y un segundo frente para la semana que viene, lo cual aliviaría la situación”, atestiguó el jerarca. Explicó que se precisaría 40 o 50 milímetros para el crecimiento de los verdeos de praderas, y para las aguadas se necesitarían más de 100 o 150 mm.

Aguerre sostuvo que el estado general de los ganados es “muy bueno” y que hay establecimientos que disponen de pasturas.

Sobre la situación del déficit hídrico, Aguerre afirmó que se está monitoreando “de forma permanente”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados