CERRO LARGO

Alertan por "médicos falsos" en zona rural

Denuncias que varias personas recorre las zonas rurales de Cerro Largo y visita de casas de pequeños productores, en su gran mayoría jubilados y pensionistas con menguados ingresos, ofreciéndoles medicamentos, yuyos y jarabes naturales para curar varias patologías

Los colonos se suman a las mesas de trabajo. Foto: Francisco Flores
Foto de archivo

Una banda de personas que circulan en camionetas de subido valor recorre las zonas rurales de Cerro Largo visitando lugares muy alejados de los centros poblados, llegando a casas de pequeños productores, en su gran mayoría jubilados y pensionistas con menguados ingresos, ofreciéndoles medicamentos, yuyos y jarabes naturales para curar varias patologías. Uno de los sujetos se hace pasar por médico y otro por "Pirajú", (extinto espiritista de Caçapava do Sul, Brasil).

Sergio Araújo, peón rural de Tres Islas, se enteró que en la jornada del viernes dos personas llegaron a la casa de sus padres y quedó sorprendido por la maniobra.

"Se presentaron como médicos y otro decía que era Pirajú. Examinaron a mi madre y a mi padre y les indicaron una medicación (una sustancia que llevaban en un frasco de vidrio), y a mi madre unos yuyos naturales para curarle dolores reumáticos. Les pidieron que por cuarenta días no dijeran nada a nadie, porque en caso contrario no les haría efecto el remedio", sostuvo.

Araújo dijo que cuando terminaron la consulta, que demandó más de una hora, les dijeron a los septuagenarios que se cuidaran, que su salud estaba muy debilitada.

"El costo de la consulta más la medicación para mi padre fue de $ 9000; los yuyos para mi madre le costaron $ 5.000", contó.

Araújo dijo que el padre solo pudo pagar $ 7.000 que era lo que le iba quedando de la jubilación, "y mi mamá les entregó $ 4.000. Ellos quedaron en pasar en veinte días para cobrar el resto de la deuda", afirmó.

Los hijos de matrimonio se enteraron de la maniobra, se informaron y descubrieron que se trata de una organización de varias personas que acampan en grandes carpas en varios puntos de Cerro Largo.

"Le conté todo a la Policía", relató Araújo. Ayer mismo, según constató, los estafadores estaban levantando el campamento.

"No sé qué hizo la Policía, si los detuvo, si fueron enviados a la Justicia o no; pero tengo que decir que uno de ellos, el que se hace pasar por "Pirajú", solo me devolvió $ 1.000 de los $ 11.0000 que le sacaron a mis padres".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)