problema

Alertan por aumento en el consumo de cocaína

Mientras la Policía lleva a cabo un intenso operativo de ataque a las bocas de pasta base, los especialistas advierten que el consumo de cocaína viene en aumento.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cocaína. Foto: Archivo El País

Juan Triaca, director del Centro Nacional de Información y Referencia de la Red de Drogas Portal Amarillo, dijo a El País que en los últimos dos años han registrado "fuertemente una disminución de las consultas en las cuales la droga problemática que primero es mencionada por el usuario sea la pasta base".

Como contrapartida, el psiquiatra afirmó que han constatado "el crecimiento de la cocaína como motivo de consulta". "Se empieza a mencionar cada vez más la cocaína como el problema que lleva al consumidor o a su familia a pedir ayuda, y hay que tener en cuenta que, por lo general, quienes llegan a la consulta tienen otros muchos consumos problemáticos", dijo.

"Sin duda podemos resumir que hay una tendencia, y que en especial en nuestro centro, ha habido un menor porcentaje de consultas por pasta base y un aumento en la consulta por motivos de cocaína", reiteró Triaca.

El director del Portal Amarillo analizó por qué comenzaron a descender las consultas por pasta base, y dijo que desde que empezó a funcionar ese centro, en 2006, se le conocía solamente por ser un lugar para adictos a dicha droga. "Era el boom de la pasta base, el 94% de quienes venían tenían consultas por esa droga, pero eso cambió, y hoy constituye el 80%", afirmó Triaca.

En la misma línea, dijo que ese descenso en la pasta base, que habla de un consumo estabilizado en la sociedad, está explicado por una "evolución natural del consumo, por la apertura de más dispositivos de atención y también por un cambio real. Parece ser que realmente se consume más cocaína y menos pasta base".

Triaca explicó que la demanda está direccionada por múltiples factores, y así dijo que la pasta base puede haber comenzado a transitar un camino de "naturalización" en la sociedad. Comentó que cuando recién apareció generaba un gran "shock" el ver un consumidor de esa droga, mientras que ahora parece observarse como algo frecuente. "Puede haber una disminución de la percepción de riesgo", opinó.

"Hay adictos a la pasta base, pero no llegan tanto a la consulta. Los que sí aumentan son los que llegan por derivación judicial o médica", dijo Triaca, y afirmó que "hace 30 años, cuando una madre encontraba a su hijo con un cigarro de marihuana se generaba toda una alarma, hace 10 años pasó lo mismo con la pasta base, e incluso se decía que en un año mataba a la persona. Pero todo eso fue pasando y se mostró que algunas cosas no eran tan así, más allá de la gravedad del consumo".

Por su parte, Miguel Silva, supervisor del equipo técnico de la misma institución, dijo que la "naturalización" del consumo de determinadas drogas no pasa sólo por quien las consume, sino también por el que lo ve desde afuera, que empieza a perder el asombro con lo que está sucediendo.

En aumento.

Triaca agregó, en tanto, que en 2006 "casi no había consultas por cocaína" y que el fenómeno comenzó a crecer lentamente. "Hace dos años representaba el 5% de las consultas y hoy ya se ubica como el problema central para entre el 12% y el 15% del total de los pacientes".

En tanto, el resto de las consultas que recibe el Portal Amarillo representan números marginales, muy pocos casos son por consumo problemático de alcohol y aún menos por marihuana, dijo el especialista.

La cocaína, según los datos que maneja la Brigada Antidrogas, se vende en Uruguay a un precio de entre US$ 7.500 y US$ 8.000 el kilo. Fuentes policiales señalaron a El País que en el día a día y en los allanamientos a las bocas no encuentran una presencia extendida de dicha droga, pero sí afirmaron que es de las más incautadas en los controles de salida del país.

En tanto, Triaca dijo que "no se puede dejar de tener en cuenta el narcotráfico, que también juega su partido, que tiene clarísimas las dinámicas del mercado y que se mueve mucho más rápido que las instituciones estatales". "La pasta base entró en algunos países en momentos de crisis, y eso marca una dinámica. En determinado momento ingresa determinada droga, todo tiene su propia lógica", opinó Triaca.

Silva agregó: "La pasta base hizo su zafra en un contexto determinado, en un Uruguay que estaba por el suelo, fue ahí cuando creció exponencialmente su consumo. En cambio, la cocaína prospera porque hay un contexto que está en condiciones de recibirlo".

Triaca dijo, en ese marco, que no sería errado pensar que el aumento del consumo de cocaína puede vincularse con la bonanza económica que Uruguay atravesó en los últimos años, y puso en duda que esa droga sólo se consuma en contextos socioeconómicos altos.

"La modalidad de acceso a la pasta base lleva a que, por ejemplo, al cabo de una noche todo el consumo sea mucho e implique un gran gasto, mientras que de repente, con un gramo de cocaína, el efecto sí abarca todas esas horas. Así que yo discuto el argumento de separar por precios y niveles socioeconómicos", afirmó.

Adictos

"Queremos ver el fenómeno desde múltiples miradas. Lo médico, lo psicológico, lo social y demás variables. No hay dos adictos iguales, cada cual tiene su historia y hay que ver cómo aterriza la sustancia en esa historia y por qué cobra tanto poder. Hay que entender todo lo que hace a la persona", dijo Miguel Silva, supervisor del equipo técnico del Portal Amarillo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados