SEGURIDAD SOCIAL

Alcanza estar disponible para aportar a la Caja Profesional

Ponen lupa sobre el 52,4% de los profesionales que declaró no ejercicio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nuevas formas de trabajo modificaron estrategias para controlar a evasores. Foto: Linkedin

Escribió en Linkedin que se ofrece para realizar un trabajo, entregó una tarjeta personal con su título profesional, tiene un blog en el que brinda información de una cierta área, trabaja de forma honoraria en una ong, pero aplica conocimientos de su carrera. Cualquiera de estas acciones implican para la Caja de Profesionales Universitarios que la persona está disponible para tomar un empleo bajo el libre ejercicio de la profesión lo que implica que debe hacer aportes.

La Caja de Profesionales Universitarios resolvió afinar la lupa sobre el 52,4% de sus afiliados que hicieron una declaración jurada de no ejercicio. El presidente interino Álvaro Roda dijo a El País que "hay una tendencia en el mercado laboral al no ejercicio" y "muchos profesionales exigen a la Caja que fiscalice porque entienden que no todos los que tienen declaración jurada de no ejercicio lo hacen sino que ejercen la profesión de forma liberal lo que implica una competencia desleal".

El último día del año la Caja envió un boletín informativo a los afiliados en los que sostiene que "velando por el futuro de los profesioanels, la institución está generando mecanismos para verificar la situación declarada". Esto se concreta a través del cruzamiento de información con organismos como BPS, Suprema Corte de Justicia, DGI e intendencias para fiscalizar y ver que aquellos profesionales que declararon no ejercicio realmente no ejercen la profesión.

En una investigación primaria se detectaron 1.800 potenciales evasores, según publicó ayer El Observador.

El avance de las tecnologías ha hecho que el límite entre tener que aportar o no se haga muy fino. "En 2004 cuando se elaboró la ley orgánica no existía esta explosión de las redes sociales, tampoco había en el país tantas carreras profesionales, pero es el criterio que se aplica para todas las profesiones", admitió Roda. La ley en cuestión es la 17.738.

Quien apela a la declaración de no ejercicio firma el siguiente texto: "Se le notifica que deberá retirar la chapa o cartel profesional de estudios y domicilios, y dar de baja todo tipo de aviso en prensa o en guías profesionales, telefónicas o sociales en las que se indique su índole profesional, así como respecto de cualquier otra forma de publicitar dicha condición, y especialmente de los organismos que utilizan servicios de peritaje o arbitraje en el ámbito de su profesión o competencia".

Casuistica.

¿Abarca Linkedin, Facebook, Twitter? ¿Trabajo voluntario? ¿Un mail personal? La clave está en la disponibilidad para realizar un trabajo.

"Los que tienen la obligación de aportar a la caja son aquellos profesionales que realizan ejercicio libre o que están disponibles para realizar el ejercicio libre. Esto es tal vez los profesionales que no tienen un ejercicio libre permanente, pero que sí están en disponibilidad, por ejemplo, realizan publicidad en redes sociales donde ofrecen sus servicios o los que tienen chapas en la puerta como profesionales", explicó Roda. No es que si en las redes sociales se pone el título la persona tiene que aportar, aclaró, pero "si aparece un profesional en Linkedin con su currículum y dice que se ofrece para tareas que implique un desempeño independiente, indudablemente este profesional está a disposición y por tanto debería aportar a la caja", aclaró.

Lo mismo si uno tiene una tarjeta personal en la que refleja su título. "Si tenemos una tarjeta donde especificamos las tareas que realizamos y ponemos nuestro teléfono, eso se considera que uno está en disponibilidad, esto es, soy profesional y le doy la tarjeta por si precisa algo", dijo Roda. De todas formas sostuvo que deconoce que haya habido profesionales a los que la Caja haya intimado por el hecho de tener una tarjeta.

¿Y qué ocurre con blogs o charlas? "Sabemos que existe mucha gente que tiene Blogs personales en donde simplemente emiten una opinión. Pero hay gente que tiene Blogs que son como diarios online o que dan información. De repente un médico que informa sobre determinada situación se puede llegar a analizar", explicó Roda. En el caso de las charlas "lo que se considera es cuando uno aplica conocimiento de su propia profesión", pero "ir invitado a una charla o invitado por una universidad no conozco que la Caja haya tomado alguna resolución".

Ante la eventualidad de un trabajo honorario también se debe consultar a la Caja si es que se van a aplicar conocimientos adquiridos por la profesión. Roda dijo que en el caso de los activos o pasivos se puede analizar "casos específicos" de exoneración de aportes porque "la ley no prevé exoneraciones por trabajos honorarios".

Pese a que podrían ser causales para que la Caja indique que se debe aportar, Roda dijo que "no es que la Caja aplique sanciones en forma indiscriminada y discrecional sino que se cita a las personas en el caso que haya dudas en su declaración jurada de no ejercicio, se le da conocimiento de la información que tiene la Caja y se le da la oportunidad de recurrir y de explicar".

Roda considera que "no hay intención de ir contra la libre expresión" o contra la posibilidad de poder ostentar un logro académico, pero insiste que "el tema es la disponibilidad".

"Si vas a un lado y te presentan como el contador tal no hay problema, el tema es cuando se está ofreciendo. Quizás en algunas profesiones no es tan notorio, pero en otras como odontólogo o abogado los presentan y le da la tarjeta y dice que está a las órdenes, entonces está en disponibilidad", concluyó.

Se sumaron 21 carreras a la nómina

Sobre fin de 2016 la Caja de Profesionales sumó 21 carreras a su nómina por las que egresados deben realizar aportes si tienen libre ejercicio. Se trata de las licenciaturas en: Física Ciencias de la Atmósfera (Udelar), Comunicación-Contenidos Digitales (ORT), Computación (Udelar), Comunicación (Ucudal), Trabajo Social (Ucudal), Recreación Educativa (Ucudal), Fisioterapia (Ucudal), Ingeniero de Alimentos (Ucudal), Ingeniería Audiovisual (Ucudal), Fonoaudiología (Ucudal), Telecomunicaciones (ORT), Ingeniería de Software (ORT), Electrónica (ORT), Comercio Exterior (UDE), Relaciones Internacionales (UDE), Recursos Humanos (UDE), Economía y Finanzas (UDE), Educación Física, Deportes y Recreación (UDE), Diseño Industrial (UDE), Diseño Gráfico (UDE), Imagenología (UDE). Además la Caja tiene a estudio otras cuatro nuevas de la Facultad de Ingeniería de las que aún no hay egresados. Los egresados de estas carreras y las ya existentes en la Caja deben hacer el trámite de inscripción en un plazo de 90 días a contar desde que obtuvieron el título. Existen 10 categorías y cada una con un ficto. El aporte es un porcentaje del ficto en el que se encuentre. En cada categoría se está tres años. Las declaraciones mínimas de ejercicio y no ejercicio son tres meses.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º