Julio Guarteche

"No podemos alarmar innecesariamente a la gente"

El Director Nacional de Policía, Julio Guarteche, dijo a El País que como institución "no quieren generar sensación de inseguridad" en la población.

—¿Cómo se puede prevenir y combatir el secuestro a nivel macro?

—Voy a recurrir a la frase de un ciudadano extranjero que me visitó en el momento que el secuestro de Milvana estaba transcurriendo. Dijo: "Esto tiene una cosa buena y una mala". Yo quise saber primero cuál era la buena. "Que esto casi nunca pasa acá". ¿Y cuál es la mala? "Que casi nunca pasa acá". La misma cosa. Por tanto no tenemos afortunadamente una cultura, una sociedad que esté pensando todos los días en esto. Es distinto en otras sociedades, donde hay una serie de recomendaciones a la gente sobre cómo caminar en la calle, de cómo no dar datos ni exponerse en Facebook. Eso se ve en la página de la Policía de Colombia, pero ellos han pasado por una serie de experiencias tremendamente negativas con años de hasta 3000 secuestrados. Entonces, con una situación aislada nos es difícil empezar a dar recomendaciones que puedan llegar a parecer que estamos alarmando innecesariamente a la gente. Y generar, de alguna manera, una sensación de inseguridad mayor todavía. Pero, básicamente, las medidas de seguridad que uno toma contra otros delitos son aplicables a la hora de manejar esto. En cuanto a las estrategias que nosotros manejamos, hemos establecido una manera de patrullaje y de investigar los delitos que nos permite tener un personal muy, muy capacitado para poder resolver este tipo de cosas.

—Pero, como dice usted, no estamos acostumbrados a los secuestros ni nosotros ni ustedes. O sea, no tenían experiencia en resolver casos así.

—Pero teníamos capacitación. Se recibió en Colombia y también en el FBI.

—¿Fueron cursos, charlas, de cuántos días?

—Fueron por lo menos cuatro oficiales de Crimen Organizado a Colombia, y otros policías que trabajaban en Drogas hicieron cursos aparte. No recuerdo, pero creo que 15 días.

—¿Se está pensando en aumentar la capacitación?

—Siempre. Nosotros siempre estamos aprendiendo de las policías que han estado peor que nosotros y las que han estado mejor.

—No hay una oficina dedicada específicamente al tema secuestro, ¿no?

—No, trabajamos con grupos de tareas. Sacamos oficiales de distintos lugares y los ponemos a trabajar en el caso.

—¿No cree que amerita generar una oficina especializada?

—No, en absoluto. No tenemos casos suficientes.

—¿Los oficiales que se formaron en Colombia participaron directamente de este caso?

—Uno sí. Pero los que están en Crimen Organizado no; asesoraron.

—¿Por qué?

—Simplemente se formó un grupo lo más cerrado posible y el jefe de Policía (de Montevideo) fue el que los eligió.

—¿Entonces no fueron 60 hombres?

—Sí, claro. Cuando uno maneja información debe ser muy cuidadoso y debe ser un grupo muy reducido. Hay mucho personal al que se le ordena hacer tareas y que no necesariamente conoce el meollo de lo que está pasando.

—¿Cuántos eran los que sabían realmente?

—Los que sabíamos éramos 10 oficiales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)