CRISIS EN LA EDUCACIÓN

Alarma no capta a ladrones, y ya robaron 13 veces el liceo Dámaso

Consejera de Secundaria dice que centros están expuestos a delincuentes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Liceo Dámaso. Foto: Darwin Borrelli

El liceo N° 13, Dámaso Antonio Larrañaga, fue robado 13 veces en menos de un año. El último fue la semana pasada, en que además de llevarse varias cosas los ladrones rompieron una puerta. El hecho motivó una investigación administrativa por parte del Consejo de Educación Secundaria (CES), puesto que los delincuentes suelen pasar frente a los sensores, pero estos no disparan la alarma.

Los robos a instituciones de Secundaria ya son "preocupantes", según dijo a El País la consejera en representación de los docentes Isabel Jaureguy. En este último robo la jerarca dijo que se llevaron "una aspiradora industrial, una cortadora de pasto, accesorios de jardinería, herramientas, material de limpieza, y además rompieron una ventana".

Hace dos semanas también habían entrado ladrones al Dámaso. En esa oportunidad, ingresaron a la cantina de la institución, de donde se llevaron varios artefactos de cocina. En tanto, según Jaureguy, de abril a diciembre del año pasado, hubo 11 robos más.

El Dámaso está protegido por un sistema de alarmas y por una empresa de seguridad que tiene la misión de dirigirse a la institución cada vez que éstas suenan. Sin embargo, contó Jaureguy, "no se entiende por qué no han sonado" cuando entran ladrones.

La consejera, además, señaló que en "varias oportunidades los vecinos de la zona se han quejado" porque suele sonar la alarma sin razón alguna. "Me dicen que es algo que se da cotidianamente", añadió la jerarca.

Del 26 de diciembre al 14 de enero, en tanto, robaron cuatro veces el liceo N° 26, en el barrio Jacinto Vera. De allí se llevaron material de laboratorio, un órgano, dos guitarras, tres equipos de audio, dos garrafas de 13 kilos y todo lo que se usa para las clases de educación física.

El primer robo fue el 26 de diciembre. Volvieron a entrar el 27. Lo hicieron de nuevo el 13 de enero. Y por último el 14. Siempre entran por la misma abertura. Para ingresar al establecimiento y a los distintos salones, han roto puertas y ventanas, según confirmó Jaureguy. En la institución hay alarma, pero el sensor no detecta justo la parte por la que entran y por donde se han movido los delincuentes. La semana pasada, se decidió dotar al centro de un guardia de seguridad durante 24 horas.

La sospecha recae en personas que ya conocen por dentro la institución, pero Jaureguy dijo que "no tienen por qué ser alumnos, porque a un liceo entra mucha gente".

El 6 de enero robaron el liceo N° 60, del barrio Sayago. Se llevaron los portones de rejas que dan a la calle. En la primera quincena también entraron al liceo N° 64 de Villa Española, pero solo se llevaron cortinas.

En tanto, la semana pasada, por segunda vez en lo que va del mes de enero entraron a robar al jardín de infantes N° 94, ubicado junto a una seccional policial en Maldonado. La profesora del Centro de Atención Infantil de Verano (CAIV) que funciona en la institución, Lorena Rodríguez, declaró a FM Gente que los ladrones se llevaron la leche en polvo, la computadora y el equipo de música. Rodríguez especuló que seguramente sean personas de la zona ya que eran objetos pequeños y el jardín está ubicado a metros de la seccional sexta.

Explicó que ingresaron forzando una abertura del fondo. "Entraron por la puerta, destrozaron dos ventanas grandes, rompieron los vidrios solamente para hacer daño", agregó la profesora.

En 2015, entraron a robar en 349 escuelas

En 2004 hubo 140 robos contra escuelas; en 2015 fueron 349. Y en 2016 es muy probable que se haya llegado a un nuevo récord, ya que solo en el primer semestre se registraron 247. Esto se desprende de un pedido de informes hecho en octubre por El País y que fue contestado en los primeros días de diciembre. En la solicitud también se pedía la cantidad de robos en centros de Secundaria, pero no se dio una respuesta.

"No es posible informar respecto a los robos o hurtos ocurridos por carecer de un registro específico y concreto sobre ello", señaló el CES. Pero reconoció que "en el lapso indicado han ocurrido robos, hurtos y desapariciones de objetos en liceos y dependencias". Estos fueron dirigidos "a las instituciones, a alumnos, docentes, funcionarios o, incluso, a veces a locales de concesionarios de cantinas".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)