Ricardo Reilly - Presidente de la Asociación Rural

"No se puede agregar más incertidumbre"

El presidente de la ARU manifestó que "hay que recorrer el país para ver la realidad".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Reilly afirmó que "nos tenemos que alinear de manera urgente". Foto: Archivo.

—Las gremiales del campo, incluida la suya, emitieron un comunicado en el que acusan a varios actores (legisladores, Poder Ejecutivo e intendentes) no estar "leyendo correctamente la realidad" al impulsar la eliminación de la rebaja de la Contribución Inmobiliaria rural. ¿Por qué una acusación así?

—Hay que recorrer el país para ver la realidad. Con el final de la sequía no está todo arreglado. Están cayendo los precios, las exportaciones, el Producto Interno Bruto, el empleo. Hay una desaceleración. El camino no es elevar costos. La contribución no es el único. El combustible y la electricidad son los más caros de la región. No se puede volver a imponer más impuestos "ciegos" que no toman en cuenta la rentabilidad que se obtiene con la tierra gravada. Por eso vamos a apelar a la sensatez y racionalidad de los senadores. No puede ser que cada que cada vez que uno diga que hace falta dinero se piense en un nuevo impuesto. Hay que abordar el tema de la gestión y de la responsabilidad en el manejo de los dineros públicos

—Ustedes pusieron en el centro de la crítica a los intendentes que tuvieron la idea de eliminar la rebaja de la contribución.

—A esta altura de quién fue la idea es un tema anecdótico. Hay que destacar que las intendencias siempre recibieron el dinero de Rentas Generales para caminería (que ahora provendría de la contribución). Algunas intendencias no cumplen en tiempo y forma y pierden recursos por no ejecutarlos en plazo. Además, no está escrito ahora para donde van a ir los fondos. Hay que ser claro respecto a qué tipo de país queremos, si va a ser el que creció productivamente en los últimos años o no.

—El ministro de Economía, Danilo Astori, dijo que no estaba de acuerdo con la eliminación de la rebaja que igual fue propuesta por el Poder Ejecutivo.

—Ha habido otros casos. No es el primero. No sé cómo se negoció esto. Pero en el peor momento en 15 años, de gran incertidumbre mundial, se sube otro impuesto. Se agrega incertidumbre en un momento en que ya es grande. No sé si están leyendo la gran desaceleración que se está produciendo.

—Se puede aducir que la contribución generará una recaudación no muy grande, de unos US$14 millones anuales.

—Son argumentos muy superficiales. Pareciera que por ser de a poco, nada es mucho. Pero se ha subido la carga fiscal. Se reimplantó el Impuesto al Patrimonio. Se dijo que el alza del Impuesto de Primaria iba a ser el único impuesto. Miremos que país queremos. Esto atenta contra el Uruguay productivo, contra seguir creciendo. En un escenario incierto lo que se necesitan son reglas claras y estables. No se pueden subir cada 6 meses los costos que afectan la competitividad.

—Precisamente, el gobierno está tratando de moderar el alza del dólar para que no contribuya a acelerar la inflación. ¿Qué opina?

—Hay un retraso cambiario importante y nos tenemos que alinear de manera urgente. El tipo de cambio no es la única variable pero un país netamente exportador como Uruguay tiene que tener su moneda alineada con la de los países con los que compite.

—¿ Cómo va a incidir la situación en la evolución del área agrícola?

— No se sabe cuánto tiempo se va a mantener la baja de los precios agrícolas. Hay un área muy grande que vuelve a la ganadería, sobre todo en las zonas que están más alejadas de los puertos. En ese caso incide el elevado costo de los combustibles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados