Propietario de La Diez admitió vinculaciones con expresidente de ALUR

Agencias dicen que alertaron a Sendic sobre irregularidad

Ayer la comisión investigadora de Ancap avanzó sobre uno de los aspectos más sensibles: la contratación de una agencia de publicidad que manejó millones de dólares del ente.

Para aclarar algunos puntos cuestionados por la oposición concurrieron a la sesión Patricia Lussich en su calidad de presidenta de la Asociación Uruguaya de Agencias de Publicidad (Audap) y Pablo Álvarez, el responsable de la agencia La Diez beneficiada con la cuenta de Ancap. Para la oposición quedaron al descubierto "más irregularidades".

La Diez maneja un total de US$ 4 millones anuales de publicidad de Ancap, percibe un fee anual de US$ 120.000 y el 1,5% anual por toda la facturación en publicidad.

Licitación.

Cuando Raúl Sendic presidía Ancap, un día recibió la visita de Lussich, quien le explicó que un decreto del primer gobierno de Tabaré Vázquez fijaba pautas claras sobre la elección de agencias de publicidad para las empresas públicas. Y que Audap participaba en calidad de veedor de la comisión de cada organismo público encargada de decidir.

En esa reunión, Audap le planteó a Sendic su cuestionamiento al proceso que terminó en la adjudicación de la cuenta del ente a la agencia La Diez, por argumentos que recogió y respaldó el Tribunal de Cuentas. Sin embargo, según contó ayer Lussich a los senadores, Sendic le dijo que no tendría en cuenta esos pronunciamientos contrarios y que seguiría adelante con la adjudicación a la agencia de publicidad.

La presidenta de Audap dijo que había un solo antecedente similar, que ocurrió en Antel y una vez advertida la situación se resolvió dejar sin efecto la adjudicación y se hizo un nuevo llamado.

Durante el proceso de adjudicación La Diez iba última en la competencia con otras dos agencias en cuanto a méritos y experiencia, pero cuando se hizo la evaluación de la propuesta creativa, con su brief pasó al primer lugar.

Según el senador del Partido Independiente Pablo Mieres, quienes hicieron una evaluación de la propuesta creativa "no eran precisamente especialistas en comunicación".

Cuando se presentó a Ancap, La Diez tenía la cuenta de publicidad de ALUR, una de las empresas subsidiarias de Ancap. A ALUR llegó tras ser rechazadas BBDO y Albisu en un primer llamado. Álvarez, exintegrante de BBDO, fundó La Diez para presentarse al segundo llamado a ALUR.

Conocimiento.

Ayer, cuando el director de la agencia, Pablo Álvarez, se presentó ante la comisión investigadora, se le preguntó si había participado en la campaña publicitaria para las elecciones de 2014 del sector del actual vicepresidente Sendic, la lista 711 Compromiso Frenteamplista. Y la respuesta de Álvarez fue negativa, contaron a El País participantes de la reunión. Álvarez reconoció que cuando se presentó a la licitación tenía vinculaciones con el entonces presidente de ALUR, Leonardo De León, actual senador y hombre fuerte de la Lista 711.

En la comisión, el senador nacionalista Álvaro Delgado mostró extrañeza porque no hubiera "controles" sobre el dinero que manejaba la agencia de publicidad. Confirmó el manejo de unos US$ 360.000 en la organización de fiesta de inauguración de la planta desulfurizadora de La Teja, más unos US$ 700.000 de publicidad por ese evento, más una feria en Paraguay por US$ 270.000, la Trotancap que costó $ 8 millones. "Pagó la agencia con un solo proveedor", destacó Delgado.

El senador blanco le preguntó además el costo de la inauguración de la planta de Portland de Minas, que confirmó en US$ 250.000, y que en realidad no estuvo operativa después que se inauguró.

El responsable de la agencia dijo que se pagaron US$ 20.000 para auspiciar espectáculos como los shows de Marc Anthony o de Ruben Blades entre otros artistas, y que el titular de la productora que trajo a esos artistas también estaba "muy vinculado a ALUR", contó Delgado a El País.

Por otra parte, ayer el clima de tensión entre los senadores se hizo evidente. Los frenteamplistas están molestos por la supuesta "filtración" de información reservada de la comisión (vinculada a una demanda contra Ancap) que el pasado sábado publicó El País.

Al comienzo de la sesión, los legisladores hicieron salir a taquígrafos y secretarios para discutir el asunto.

Los periodistas también fueron alejados de las puertas de la reunión. Dentro, se analizó lo sucedido. Según se ventiló en la comisión, un senador del Frente Amplio pidió que se le enviara la versión taquigráfica sin el código que se le coloca cuando hay una parte que es secreta. En esos casos se envía una versión secreta para los senadores, con código, y otra similar sin la parte secreta, es decir para difusión. Pero el documento sin cifrar que pidió el senador oficialista se envió a todos los senadores de la comisión, lo que diluyó la responsabilidad de la oposición como sugirió el Frente Amplio el lunes 19, cuando convocó a una conferencia de prensa para denunciar el hecho. El senador Ernesto Agazzi, del FA, había dicho que ese tema "no fue un error, sino una filtración".

Fernando Lorenzo visita hoy la comisión.

La comisión sobre la gestión de Ancap recibirá hoy al exministro de Economía y Finanzas Fernando Lorenzo, y en unos días hará lo propio con el exministro y actual presidente del Banco Central, Mario Bergara.

Con Lorenzo se quieren analizar las decisiones que entonces adoptó el Ministerio de Economía sobre el traslado a precios de los costos operativos de Ancap y su eventual incidencia en el precio de la nafta, en un escenario de caída de los precios internacionales del barril de petróleo. Y también se le preguntará por las decisiones vinculadas al cierre de Pluna y la deuda por combustible que mantenía con Ancap.

Según adelantaron a El País fuentes legislativas, el testimonio de ambos jerarcas puede echar luz sobre algunos manejos financieros del ente para tratar de equilibrar las cuentas, que estaban diezmadas como consecuencia de los enormes desembolsos en inversiones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados