CRÍTICA DE LA OPOSICIÓN

Afirman que Bonomi "vive fuera de la realidad"

Podría haber otra interpelación por los casos de inseguridad.

Eduardo Bonomi. Foto: EFE
Foto: EFE

Para la oposición, el ministro del Interior Eduardo Bonomi "vive fuera de la realidad", o "los guardaespaldas le impiden ver lo que sucede" en la sociedad con la inseguridad. Esos fueron dos de los principales argumentos expuestos por los senadores en la comparecencia que el jerarca tuvo ayer en la comisión de Seguridad y Convivencia del Senado.

En la reunión de la comisión participaron los líderes de la oposición, aunque algunos de ellos no forman parte del grupo de trabajo. Estaban los nacionalistas Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga, el colorado Pedro Bordaberry y el independiente Pablo Mieres.

La reunión fue presidida por el nacionalista Javier García, que desde ayer preside esa comisión legislativa.

Como en líneas generales las explicaciones de Bonomi no fueron satisfactorias, es muy probable que la oposición termine pidiendo una interpelación para el ministro.

Bonomi no se comprometió a asegurar los anuncios de campaña del Frente Amplio de que las rapiñas bajarían un 30% al final de esta administración. Explicó a los senadores que si bien en los últimos meses de 2017 ese delito había bajado, admitió que en enero y febrero volvió a subir y que lo que había que hacer es seguir trabajando para ver qué pasa al final del año 2018.

El ministro fue consultado por los resultados de la encuesta de victimización, que se realizó en varios países de América Latina con las mismas preguntas. En torno a ese tema el ministro dijo que en Uruguay se denuncia el 27% de los delitos.

Para los partidos de la oposición, esa cifra es el problema porque "no hizo otra cosa que reconocer que el 73% de los delitos ya no se denuncia", dijo el senador García.

Denuncias.

Según datos que presentó García, la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que por encima de diez homicidios cada 100.000 habitantes, se está en una situación de "epidemia" de ese delito. "En Montevideo hay más de 12 homicidios cada 100.000", dijo. Y agregó que en Uruguay hay un hurto cada cinco minutos, una rapiña cada 30 minutos y un asesinato cada 31 horas".

Bonomi sostuvo que casi la mitad de los homicidios, concretamente el 47%, se producen por conflictos entre delincuentes. Dijo que en las bandas los líderes caen presos y los sustituyen otros líderes que llevan a un enfrentamiento más violento con la banda rival, y que eso se produce por el control del territorio donde están las bocas de pasta base. "Se está haciendo. Las bandas se están debilitando porque se les reduce el mercado", apuntó.

El ministro dijo que en esos enfrentamientos "se pierde el respeto a la vida" y que hay personas que "festejan porque quieren que se maten entre ellos". Pero sostuvo que "eso es lo peor que puede pasar porque significa la pérdida del respeto a la vida, lo que después se transfiere a personas que no son delincuentes".

En otro orden, Bonomi dijo que los diferendos entre la policía, los jueces y los fiscales "no son un problema del CPP nuevo, sino que son cosas que hay que ajustar".

Acerca de uno de los asuntos de la convocatoria, que era la presencia en Uruguay de un exguerrillero de las FARC colombianas con vinculación con el ministerio de Bonomi, el jerarca explicó que esta persona en realidad estuvo cumpliendo tareas para Educación y Cultura y que es a esa cartera que debían preguntar los senadores.

Con respecto a las acciones delictivas por las que se vuelan cajeros automáticos, no fue un tema tratado en la comisión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º