plan a mitad de camino porque funcionarios niegan pasarse al derecho privado

AFE bloqueada por tire y afloje entre el gobierno y el sindicato

El gobierno y el sindicato de la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE) están embretados desde hace tres años y tienen el futuro de la empresa pública en stand by. Y no precisamente con un buen pasar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La operativa viene en picada desde hace años y el gobierno pretende reactivarla.

En noviembre de 2011, el entonces presidente José Mujica firmó un decreto por el que dejaba en manos de AFE solo el mantenimiento de la red ferroviaria y transfería a una sociedad anónima estatal de derecho privado, Servicios Logísticos Ferroviarios, todo lo vinculado al transporte de cargas y pasajeros.

La idea era que el personal de AFE, con excepción del dedicado al mantenimiento de vías, pasara a la nueva sociedad que sería más ágil porque no dependería de la burocracia que exige la administración pública.

El sindicato, desde ese entonces, se negó. Entiende que es una cuestión "política e ideológica" y asegura que el gobierno "está transformando una empresa pública en privada". Las negociaciones entre ambas partes se zanjaron y retomaron, una y otra vez.

El último capítulo ocurrió la semana pasada, cuando el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), a través del propio ministro Víctor Rossi, le comunicó a los funcionarios, después de negociar cinco meses, que la sociedad anónima abriría un llamado para contratar 110 empleados para maquinista, administración y ventas.

El mismo se hizo público ayer a través del sitio web de la Presidencia de la República. El llamado garantiza a quienes se presenten que pueden volver a su puesto anterior si lo desean, y que conservan su condición de funcionarios.

El presidente de la Unión Ferroviaria, Carlos Aramendi, dijo a El País que el llamado de la sociedad es "una tomada de pelo" y que el sindicato se declaró, una vez más, en conflicto.

"Nosotros mantenemos lo que la asamblea de ferroviarios sostiene desde el año 2011 cuando se creó esta empresa: ningún ferroviario va a pasar al derecho privado. Sabemos que hay parte del gobierno que piensa que los funcionarios públicos no servimos, que no trabajamos, quedó claro en el gobierno de Mujica cuando se maltrató al funcionario público. Pero están equivocados", aseguró Aramendi.

AFE tiene hoy poco más de 800 empleados, de los cuales 200 están presupuestados y 620 tienen contratos permanentes. Solo unos 27 no tienen vínculo de funcionarios.

Desde su creación, Servicios Logísticos Ferroviarios tiene un puñado de funcionarios y gerentes, pero su cantidad está muy lejos de lo que el Poder Ejecutivo se trazó en 2011 para reflotar el ente.

Diagnóstico.

Que AFE no atraviesa sus mejores años es uno de los únicos puntos en los que hay coincidencia entre el gobierno y los trabajadores.

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Rossi, dijo el miércoles en el Senado que la voluntad del gobierno es "poner en marcha" la sociedad pese a "las dificultades".

"Vemos que año a año AFE transporta menos carga (…) El año pasado, fue el que menos carga transportó. En el año 2015, esto seguirá cayendo si no logramos restablecer otros instrumentos y otros mecanismos para el funcionamiento de AFE. Creemos que es posible hacerlo, pero necesariamente tenemos que tomar algunas decisiones", afirmó el secretario de Estado.

Para los funcionarios, el problema radica en "la poca inversión del Estado" y "en los pésimos gestores" mientras que para el gobierno, "hay elementos que tienen que ver con poner en condiciones la propia infraestructura".

El sindicato cuestiona con dureza, además, al actual presidente de AFE, Wilfredo Rodríguez, con el que El País intentó comunicarse ayer sin éxito. "No se puede gestionar una empresa pública con un presidente que viene desde el interior, trabajaba en la Intendencia de Rocha, era un productor rural y resulta que ahora es el presidente de una empresa pública. El que viene a gestionar AFE viene a hacerle los mandados al gobierno, eso está clarísimo", sentenció el sindicalista.

Paro.

La Unión Ferroviaria, que se declaró en conflicto y hará un paro nacional el jueves 11 y viernes 12, le trasladó el tema al Pit-Cnt para que lo analice en el Congreso de la próxima semana. Además, irán a la Comisión de Transporte de Diputados. "Nosotros no queríamos llegar a esto pero nos arrastró el gobierno y tampoco tenemos miedo de enfrentarlo", dijo Aramendi.

En un comunicado difundido ayer el sindicato dice que ha presentado varias propuestas para AFE aunque no las detallan. "Los distintos gobiernos han desestimado las propuestas de los trabajadores y su organización sindical. Además han nombrado durante mucho tiempo jerarcas incompetentes que no tenían ni idea de lo que es un tren", indica.

El sindicato está en contacto, además, con gremiales ferroviarias de Argentina y Brasil para que tampoco se presenten al llamado desde los países vecinos.

En la página web de Presidencia y bajo la nueva modalidad que utiliza el gobierno de Tabaré Vázquez de comunicación, que tiene funcionarios para entrevistar a sus propios directores, el director nacional de Transporte Ferroviario, Álvaro Fierro, dice que la empresa necesita "de la participación del funcionario ferroviario porque hay determinados oficios que solamente conciben ellos" y que por ello se les permitirá conservar su condición de funcionario público.

Fierro recordó que en el último año se firmó un decreto para el retiro incentivado que evite que las personas de mayor edad tuvieran que cambiar su condición de trabajo. Fueron 349 los funcionarios que se acogieron al plan de retiro incentivado y cobrarán entre el 70% y 79% (según su salario) durante cinco años o hasta que cumplan 70 años y configuren causal jubilatoria.

De esa forma, la plantilla de AFE cayó un tercio. Cada tres funcionarios que pasaran a retiro se habilitaba un cupo, por lo que ingresaron en los últimos meses más de 150 a la plantilla del organismo ferroviario.

SABER MÁS

Sin escala: de Rocha a dirigir el ferrocarril.


El gobierno de Tabaré Vázquez decidió cambiar todo el directorio de la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE), cuando en casi todas las otras empresas públicas hay continuidad en la dirección. El presidente elegido es Wilfredo Rodríguez, quien se desempeñó en el período anterior como director de Tránsito de Rocha y es fundador de la 711, liderada por Raúl Sendic.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)