SEGUNDA EDICIÓN DE AEROFOTOFEST

Aeropuerto abre la pista para un festival de fotos

Participaron más de 100 fanáticos de la fotografía aérea.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Un grupo de fanáticos de la aviación y la fotografía pudieron hacer imágenes. Foto: Juan Razquin

El AeroFotoFest unió por segundo año consecutivo a los fanáticos de la aviación y la fotografía. Los llaman "spotters" y son gente muy apasionada. Les fascinan los aviones y la fotografía.

Algunos de ellos se fueron la semana pasada hasta el aeropuerto de Santiago de Chile para fotografiar un Antonov, un famoso avión de origen ruso, considerado el más grande y pesado del mundo.

El sábado más 100 fotógrafos y aficionados pasaron varias horas en una pista en desuso del Aeropuerto de Carrasco tomando imágenes de aviones y pájaros en una de las zonas usualmente restringidas de la terminal aérea.

Los principales aeropuertos tienen su "Spotter Day", algo que se ha convertido en una tendencia que se ha vuelto habitual en las principales terminales aéreas del mundo, promoviendo la fotografía.

Rafael, un tripulante de caina de Aerolíneas Argentinas, llegó a Montevideo para participar del evento. Está de vacaciones, las interrumpió para entrar a uno de sus lugares de trabajo para participar del evento. "Esto es como el coleccionismo, para algunos es importante tener una matrícula o un modelo pintado de un color especial", explicó.

Seguros.

Martín Filippi, del portal Volemos Uruguay, organizador del evento, confirmó a El País que se inscribieron más de 1.000 personas pero que el cupo de participantes era limitado por razones de seguridad aeroportuaria. La posibilidad de estar a 150 metros de los aviones es una oportunidad excepcional para los "spotters". La actividad comenzó a la hora 7:00 y culminó entrada la tarde cuando se largó la lluvia.

La organización montó tres carpas, en una de ellas había un recpetor y un amplificador con los que los participante escuchaban las conversaciones entre la Torre de Control y los aviones que estaban por aterrizar o despegar.

Además, los pilotos fueron informados de la realización del evento y hacían las maniobras de despegue y aterrizaje en una pista cercana a los fotógrafos. De esa manera, las imágenes obtenidas son únicas.

La actividad se desarrolló en el marco de las acciones por la Semana de la Seguridad Operacional, en la que el aeropuerto ejercitó todos los protocolos que se activan durante su operativa habitual.

Por otro lado, a lo largo de la jornada se realizaron exposiciones de cetrería y sorteos de premios, gracias a los cuales varios participantes pudieron realizar vuelos para fotografiar desde la altura.

Luciendo chalecos fluorescentes y con una estructura de límites bien determinada, los fotógrafos exhibieron equipos de distinto porte. Por un lado, estaban los que aparecieron con pequeñas cámaras y hasta celulares, por otro también se pudo ver equipos sofisticados con trípodes y lentes de gran poder. Todos tuvieron su oportunidad de llevarse buenas fotos en un paisaje único.

Asimismo, se efectuó una recorrida por el sector de aviación general y los hangares, y se visualizó a las aeronaves en proceso de armado, así como una exposición de aviones y helicópteros pertenecientes a la Brigada Aérea I de la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU).

Rapaces.

Durante el evento, representantes la empresa Cetrería del Sur se presentaron con tres de las aves con las que realizan el control biológico de plagas. Dos halcones y un águila llamaron la atención por un rato a los concurrentes. También mostrroan un perro especialmente entrenado que se utiliza para trabajar en conjunto con las aves rapaces.

La Organización Internacional de la Aviación Civil (OACI) entiende que puede haber un impacto entre aves y aviones cada mil operaciones. En Carrasco se producen 0,43 choques de este tipo, algo que coloca a la terminal dentro de los aeropuertos más seguros del mundo en ese sentido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados