Conaprole sigue sin cobrar; el gobierno espera una inminente solución

Acuerdo con Venezuela aún en deuda con exportadores

El acuerdo que Uruguay y Venezuela cerraron en julio, por el que el país caribeño comprará alimentos locales, hasta ahora ha tenido como único resultado que Conaprole haya enviado tres embarques por un total de 12.000 toneladas (de las 40.000 anunciadas) de leche en polvo, que todavía no ha cobrado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El gobierno apostó fuerte y llegó un acuerdo con Nicolás Maduro. Foto: Conaprole

La cooperativa confía en que el acuerdo se vuelva operativo debido a que cuenta con el respaldo de los respectivos gobiernos. De todas formas, la empresa todavía no ha cobrado US$ 27 millones que le adeuda Venezuela por envíos anteriores. Mientras tanto, las tres empresas que planean exportar quesos a Venezuela (Claldy, Pili y Calcar) no han embarcado nada porque están a la espera de firmar los contratos con Corpovex, que es el organismo estatal venezolano que realizará las importaciones. Los quesos ya están desde hace semanas en las cámaras esperando que los embarques se puedan concretar. Cada empresa planea enviar 10 contenedores por semana.

Álvaro Ambrois, presidente de Conaprole, dijo a El País que en la empresa "estamos a la expectativa" y "si vemos que esto no avanza, veremos". "Hasta ahora no vemos nada desalentador", agregó. Por el momento, la intención de la empresa es seguir con los embarques que comenzaron el mes pasado. Conaprole está mandando a Venezuela 4.000 toneladas por semana de la leche en polvo.


Si no puede ver la infografía haga click aquí

El directivo de Conaprole, Wilson Cabrera, reconoció, por su parte, que el cobro "se ha demorado un poco" pero aseguró que "somos muy optimistas porque todos los documentos están en regla" y porque hay un acuerdo suscripto entre gobiernos. En total la cooperativa tiene proyectado exportar a Venezuela en el marco de este acuerdo 40.000 toneladas de leche en polvo, el 40% de su producción anual.

La semana pasada del lado uruguayo se terminaron todos los pasos formales para volver operativo el fideicomiso del que cobrarán los exportadores. Estaba previsto que ese fideicomiso recibiera fondos provenientes de los pagos que Uruguay realizará a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) por compras de petróleo que quedarán en oficinas locales del banco venezolano Bandes.

Los pagos de Ancap serían de US$ 267 millones. Uruguay obtuvo una quita importante ya que las compras que había realizado totalizaban US$ 430 millones. Pero por ahora los fondos no están disponibles en el fideicomiso para que el sector privado comience a cobrar.

De todas formas, desde el gobierno se dijo a El País que "el fideicomiso ya está inscripto y se han dado todos los pasos formales", por lo que se espera que "en los próximos días" los exportadores puedan comenzar a cobrar.

El gobierno de Venezuela tenía interés por agilitar las compras de alimentos a Uruguay para que llegaran a tiempo para paliar los gravísimos problemas de abastecimiento que atraviesa ese país antes de las elecciones legislativas del 6 de diciembre. Los barcos que transportarían el queso demorarían alrededor de 20 días en llegar a Venezuela.

Las empresas queseras todavía tienen que firmar los contratos respectivos. En Claldy esperan que eso ocurra en esta semana. "Hoy estamos jugados a Venezuela. Es un tema de precios. Pero no estamos cómodos con la demora", dijeron fuentes de Claldy.

Hugo Pareschi, gerente de Calcar, una empresa con sede en Carmelo que tiene previsto enviar queso tipo a Gouda al mercado del país caribeño, dijo a El País que Venezuela "es una alternativa bastante interesante porque los mercados en general están lentos". "Yo no sé si los embarques están demorados porque no tenemos experiencia en acuerdos de país a país y por lo tanto no tenemos con qué comparar. Las señales son de que los pasos se están dando", señaló. De todas formas, Calcar no tiene previsto adelantar los envíos como sí hizo Conaprole.

Ricardo de Izaguirre, presidente del Instituto Nacional de la Leche reconoció que hay "incertidumbre" porque las exportaciones comprometidas "son por volúmenes bien interesantes" y porque las ventas acordadas entre los gobiernos iban a ser el principal ingreso de las queseras, cada una de las cuales exportaría 4.000 toneladas. Esas 12.000 toneladas equivaldrían al 65% de todo lo exportado en quesos en 2014.

El acuerdo firmado en julio entre el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez y el de Venezuela, Nicolás Maduro, suponía que Venezuela comprará 250.000 toneladas de alimentos uruguayos por US$ 300 millones. 90.000 de las toneladas serán de arroz, 80.000 de soja y 9.000 de pollo. Estos últimos productos quedarán para una etapa posterior. Hoy la prioridad del gobierno es contribuir a solucionar la problemática de las empresas lácteas.

Este año el sector lácteo ha debido lidiar con precios internacionales deprimidos y con el traumático cierre de las empresas Ecolat (de Nueva Helvecia, Colonia) y Schreiber Foods (en Colonia). El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, dijo que el acuerdo preserva 6.000 empleos.

Venezuela llegó a importar US$ 449 millones de productos uruguayos en 2013, la gran mayoría lácteos. En 2014 siguió siendo un mercado relevante aunque bajó a US$ 413 millones. En lo que va de 2015 prácticamente desapareció como destino de los productos uruguayos. Hasta mayo las ventas llegaron a US$ 49 millones.

SABER MÁS

Venezuela enfrenta un panorama desolador

Las estadísticas macroeconómicas de Venezuela son desoladoras. El Fondo Monetario Internacional calcula que la inflación allí será al cierre de 2015 de 158% y en 2016 de 204%. Los controles de precios evidentemente no han dado resultado. El FMI vaticina que la recesión en ese país se extenderá al menos hasta 2019. El Producto Interno Bruto se contrajo 4% en 2014, está previsto que retroceda otro 10% este año y al menos 6% en 2016.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)