Reclaman una educación más inclusiva y mejoras en la atención médica

Actividades en Villa Biarritz por Día del Síndrome de Down

En la feria de Villa Biarritz hoy habrá varias actividades por el Día Mundial del Síndrome de Down, que se conmemora cada 21 de marzo. Desde la 11:00 y hasta las 14:30 horas habrá teatro callejero, juegos y música con el coro Cantarte.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Es fundamental la estimulación temprana de padres con hijos de síndrome de down.

Este 2015 se celebra el 10º aniversario del este día. El tema de este año es: "Mis oportunidades, mis opciones. Disfrutar de plena igualdad de derechos y el papel de las familias".

En Uruguay, la Asociación de Síndrome de Down (ADDU), —asociación Civil sin fines de lucro fundada en 1986 por padres y familiares de personas con Síndrome de Down— tiene entre los puntos altos de su agenda la necesidad de mejoras en el ámbito educativo.

"Un aspecto muy importante es la inclusión educativa. Entender que todos los niños deben ser educados en el mismo ambiente, recibiendo cada uno la atención especifica que requiera sus características, en este caso de un niño con ciertas dificultades de aprendizaje", dijo Nidia Viña, integrante de ADDU y madre de Ezequiel, de 33 años.

"Es necesario que se incorpore que la escuela tiene que ser una para todos los niños con la atención que cada uno requiera", acotó.

Otro aspecto que preocupa a padres y familiares de personas con síndrome de down es la atención médica. "A nivel de salud no todo los sistemas médicos le dan atención que necesitan y hay instituciones medicas que no los aceptan", dijo Viña. Añadió que falta formación y conocimiento en los médicos "para encarar el síndrome de down y los padres estamos siempre buscando información y aportando a los médicos".

La ADDU asesora a los padres que tienen hijos con síndrome de down. Viña expresó que una "una cuestión clave" tras "superar el shock inicial que suele ocurrir y de la aceptación" es la "estimulación temprana".

"Saber de las capacidades que nuestros hijos tienen en lugar de concentrarse en lo que tenemos como prejuicio o estigmas. Lo que sí pueden hacer si se les da las oportunidades y estimulación que necesitan", dijo e indicó que hoy hay servicios con psicomotricistas y maestros especializados en estimación temprana.

"Hay que sabe que uno se enfrenta a un desafío distinto, que en muchas cosas es parecido a criar un hijo sin el síndrome y en otras requiere un esfuerzo especial". Y sumo descartar las posibles malformaciones asociadas como la cardiopatía congénita, presente en casi un 50% de los bebés que nacen con síndrome de down, con distinto grado de gravedad y que hay que atender.

"De parte de los padres esos cuidados extras y la estimulación, darle todas las oportunidades al niño para que crezca lo más sano y con mayor cantidad de oportunidades de aprender y estar integrado en la familia y la sociedad", concluyó Viña.

ONU.

El síndrome de Down es una combinación cromosómica natural que siempre ha formado parte de la condición humana, existe en todas las regiones del mundo y habitualmente tiene efectos variables en los estilos de aprendizaje, las características físicas o la salud. El acceso adecuado a la atención de la salud, a los programas de intervención temprana y a la enseñanza inclusiva, así como la investigación adecuada, son vitales para el crecimiento y el desarrollo de la persona, indica la Organización de las Naciones Unidas en su página web.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados