PRIMERO SE RECUPERARÁ

Acordaron no revelar adónde irá Diyab

Los activistas que acompañan al excautivo de Guantánamo, el sirio Jihad Diyab, dicen que hay un acuerdo para no revelar a qué país se irá. Los activistas informaron el sábado que Diyab dejó la prolongada huelga de hambre que realizó porque un país aceptó recibirlo, pero no quisieron precisar si es musulmán.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diyab dice que no permitirá que se le administre suero ni ser hospitalizado. Foto: D. Borrelli

Ana Claudia de León, una de las activistas, dijo a El País que está "bastante mejor" y que se está alimentando bajo control médico. Diyab sigue acompañado y dejará el país a mediano plazo porque primero debe recuperarse físicamente. Su intención sigue siendo irse de Uruguay cuanto antes. De León recordó que no hay ningún impedimento legal para que lo haga.

Si finalmente dejase el país, supondría el final de la peripecia en Uruguay de Diyab, que llegó al país en diciembre de 2014 con otros cinco excautivos. Él, a diferencia de los otros, nunca aprendió español y muy pronto se mostró decepcionado porque su familia no vino al país. Su esposa, que vive con sus hijas en Turquía como refugiada, le ha dicho que no quiere venir a Uruguay. Diyab realizó una huelga de hambre de dos meses y una de sed de varios días y llegó a estar en coma. Tiene 45 años y si bien nació en Líbano, es ciudadano sirio. Llegó a Guantánamo en 2002 y realizó allí varios ayunos para protestar contra su reclusión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)