Alejandro Sánchez

"No podemos acogotar a las empresas públicas"

El diputado del MPP, presidente de la Cámara de Representantes, asegura que el sector de José Mujica le dará gobernabilidad a Tabaré Vázquez, pero no renunciará, como bancada mayoritaria, a marcarle aquello que no comparte. Sánchez, en entrevista con El País, defiende la inversión pública y habla de sus diferencias con la política económica que lidera el ministro Danilo Astori.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"El Antel Arena es una obra que se necesita, una muy buena inversión", afirmó. Foto: L.Carreño.

También explica por qué se opone al TISA, el acuerdo de liberalización del comercio de servicio al que quiere sumarse el gobierno.

—¿Qué papel va a jugar el MPP en este gobierno?

—El papel que ha jugado en los últimos 10 años. Como bancada mayoritaria estamos convencidos que solo avanzamos si lo hacemos en conjunto. Vamos a darle gobernabilidad al Frente Amplio y por tanto todo el apoyo a Tabaré Vázquez. Pero, esa condición de apoyo implica dar nuestra opinión sobre los temas y construir los consensos que nos permitan avanzar.

—¿Se van a enfrentar al presidente Vázquez, por ejemplo en el presupuesto?

—No se trata de enfrentar, sino de dar nuestra opinión. El MPP va a seguir haciendo lo que hizo hasta ahora, dar la opinión sobre los temas, tratar de argumentar y convencer a los compañeros y votar en conjunto.

—¿Desde el punto de vista ideológico cómo define a este gobierno?

—Creo que es un gobierno de izquierda, creo que el Frente Amplio es una fuerza policlasista, poliideológica y progresista. Eso no quiere decir que no haya visiones ideológicas diferentes dentro del Frente Amplio.

—¿Se siente representado por el equipo económico?

—Me siento representado en el sentido que para mí la línea económica es la del Frente Amplio, lo cual no quiere decir que no admita debates como cualquier política. Estamos en una sociedad donde hay desigualdad, en un continente que es el más desigual del mundo y va a ser importante la discusión que tiene que ver con la puja redistributiva.

—¿Eso implica ir más hacia la izquierda en la economía?

—Bueno, si la quiere definir como ir más a la izquierda, sí; yo diría generar las condiciones para tener una sociedad mucho más igualitaria. Eso se logra con políticas públicas que requieren de más financiamiento.

—¿Hay que subir el Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE)?

—Hay que ver que en Uruguay la realidad de las empresas es bastante diferente, acá hay un mar de pymes que no tienen la misma capacidad contributiva que otras empresas que son más grandes. El 5% de las empresas se queda con el 85% de las exportaciones. Evidentemente ese porcentaje tiene mayor capacidad contributiva que el resto de las empresas.

—¿Cuánta distancia hay entre este gobierno y el de José Mujica en términos ideológicos?

—Los dos fueron los gobiernos del Frente Amplio. Por supuesto que tienen improntas diferentes, el Pepe no es igual que Tabaré. Me parece que esos estilos de gobierno no se escapan a que el Frente tiene un único programa, que es ese paraguas que nos permite a todos avanzar.

—¿Qué opina sobre las críticas que se le hacen a Mujica por la desprolijidad en su gestión?

—Acá hubo una transición que fue ordenada, ningún ministro ha manifestado problemas a la hora de tener información y lo que hay sobre algunas desprolijidades hasta ahora han sido versiones del señor fuentes. Yo discuto con los que opinan y dan nombre y apellido, si opinan y dicen en tal ministerio hubo tal problema que tiene que ver con tal cosa, sobre eso discutimos. Si hay desprolijidades que digan cuáles y a partir de ahí, y si hay un hecho concreto, se puede discutir; pero sobre esa generalidad no.

—¿Está de acuerdo con que las empresas públicas sean la variable de ajuste para reducir el déficit fiscal?

—Comparto que hay que adaptar la situación de las empresas públicas al ciclo económico que vive el país, eso implica que no voy a invertir lo mismo que en el período anterior ¿Pero cuál es el límite? El límite es no acogotar a las empresas públicas. Yo no creo que haya que bajar las inversiones de las empresas públicas, lo que tenemos que hacer ahora es ver cómo se distribuye el esfuerzo de la inversión de las empresas públicas, pero no acogotar a las empresas públicas. No comparto esa idea.

—El Ministerio de Economía puso en duda el Antel Arena y habla de cuidar el gasto.

—El Antel Arena es una obra que necesita el país, no solo Montevideo, y creo que es una muy buena inversión. No veo las razones para que no continúe. En un país como Uruguay donde no hay plata para todo, hay quienes tienen un enorme miedo al gasto, la oposición sin lugar a dudas. El problema es que nos contagiemos de ese miedo, que nos contagiemos en el Frente Amplio de ese terror de que no se puede gastar. Hay que ser muy eficiente con el gasto, no se trata de gastar plata por gastar plata; ahora lo importante es que si el gasto tiene un componente que me permita ser más productivo en el futuro, es un gasto que mejora las condiciones del país.

—¿Qué opinan de la política exterior que lleva adelante el canciller Rodolfo Nin Novoa?

—He discrepado públicamente con algunas declaraciones del canciller en lo que tiene que ver con su visión sobre algunos aspectos de la política exterior y eso no quiere decir que tenga diferencias con toda la política exterior. La tarea de un canciller es lograr que Uruguay le venda a más países y más regiones, pero la región es importante porque no nos podemos mudar. Al Uruguay, siendo un barrio de San Pablo, lo veo con bastantes dificultades para negociar con potencias mundiales. Por tanto, la región importa a la hora de que vayamos a negociar como bloque con otros bloques, ni que hablar con Europa. No vamos a poder sacar grandes beneficios de una negociación a la que vayamos solos. Negociar aparte del Mercosur sería desastroso para los intereses del país.

—Usted firmó una carta en contra del ingreso de Uruguay al TISA, pero Mujica y Luis Almagro lo promovieron.

—Mujica y Almagro no firmaron el TISA, en todo caso definieron que Uruguay pudiera estar ahí en esa negociación. Yo firmé una declaración pública, porque tal cual está diseñado el TISA es un muy mal negocio para el Uruguay, porque el mundo rico es liberal para venderte pero no es liberal para comparte, y esto lo dijo Mujica muchas veces.

“ Tenemos que aprender a cuidar más a Mujica”.

El diputado Alejandro Sánchez (36), una de las figuras jóvenes del MPP, dijo a El País que no cree en la renovación “solo por la cédula”. “Tiene que haber renovación generacional, si no la biología te liquida; pero también de ideas”, concluyó.

Sobre la candidatura del senador José Mujica (80) a la presidencia del Frente Amplio, dijo que no está planteada. “Desmiento a cualquiera que diga esto, el MPP no ha llevado a ningún ámbito de negociación, ni ha definido la candidatura de Mujica. Mi opinión personal, es que no pensáramos en todos los cargos para Mujica, hay que cuidarlo”.

Sánchez discrepó con el diputado Gonzalo Mujica, quien afirmó que el expresidente no puede ni siquiera dirigir el MPP. “No sabía que tenía tantas diferencias con el MPP, parece que le surgen después de que se arman las listas”, ironizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)