JUSTICIA CHILENA

Abogado protesta por el largo proceso del caso Berríos

Amadeo Otatti se queja que todo se llevó casi 25 años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eugenio Berríos

El proceso judicial contra los dos militares Tomás Casella y Eduardo Radaelli, en el marco de la investigación por la desaparición y muerte del químico chileno Eugenio Berríos, y que duró casi 25 años atentó "contra todo lo que tiene que ser la Justicia", afirmó su abogado Amadeo Otatti.

La agencia EFE publicó ayer que Otatti declaró que "estas personas estuvieron sometidas a un proceso penal desde el año 1993 hasta ahora, es un verdadero disparate que atenta contra lo que tiene que ser la Justicia, que tiene que expedirse con diligencia cuando entiende que se ha cometido un delito, y no tener a personas sometidas a un proceso penal (...) durante casi un cuarto de siglo".

Casella y Radaelli volvieron hace pocas semanas a Uruguay a cumplir sus condenas y fueron puestos en libertad condicional el viernes 23. El otro sentenciado, Wellington Sarli, permanece en Chile donde formó familia. "Se investigó a estos tres ciudadanos uruguayos en el juzgado de Pando durante 13 años sin que se les encontrara responsabilidad ninguna por ningún tipo de delito que tuviera que ver con la situación de esta persona (Berríos)", aseguró su abogado defensor.

Sin embargo, según contó Otatti, Chile pidió la extradición que se le fue concedida en 2006 al país andino y fueron condenados en 2015 por delitos de secuestro y asociación ilícita.

Casella fue condenado a diez años de cárcel como autor de secuestro y cinco años por asociación ilícita, mientras que Radaelli lo fue a otros diez años como autor de secuestro y 800 días por asociación ilícita.

A Sarli, por su parte, le tocaron cinco años como cómplice de secuestro y 60 días más por asociación ilícita.

Berríos fue secuestrado en Parque del Plata en noviembre de 1992 y tres años después sus restos aparecieron en una playa de El Pinar.

La Justicia chilena comprobó la participación de servicios de inteligencia militar de ambos países.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados