EL PAÍS ABRE SU ARCHIVO

Los viejos oficios

Aguatero, escobero, vendedor de velas. Los uruguayos se valieron de mil formas para ganarse el pan a lo largo de la historia. Algunos oficios desaparecieron y otros han sobrevivido.

El oficio de aguatero viene de los tiempos coloniales, pero sobrevivió por lo menos hasta que un fotógrafo pudo registrarlo. Foto: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores

Los viejos textos escolares recordaban los viejos oficios del Montevideo antiguo: el aguatero, el vendedor de velas, el escobero, el pregonero. Lo que la historia no contó es que muchos de esos trabajos se mantuvieron durante años, junto a otros que surgieron por la evolución de la vida y las costumbres.

Un vendedor ambulante de frutas: el carruaje a sus espaldas ubica la imagen a comienzos del siglo XX. Foto: Archivo El País
Un vendedor ambulante de frutas: el carruaje a sus espaldas ubica la imagen a comienzos del siglo XX. Foto: Archivo El País
Por la entonces diagonal Agraciada (hoy Libertador), a mediados de la década de 1950 comparten vereda un heladero, con sus productos Oso Polar, y un ambulante que ofrece ropa. Foto: Archivo El País
En Agraciada (hoy Libertador), a mediados de la década de 1950 comparten vereda un heladero y un ambulante que ofrece ropa. Foto: Archivo El País
El cartel es claro y el reclamo parece justo: ¿por qué negarle un 0.30% a los heladeros? Foto: Archivo El País
El cartel es claro y el reclamo parece justo: ¿por qué negarle un 0.30% a los heladeros? Foto: Archivo El País

Ya en el siglo XXI, algunos oficios se mantienen, transformados. Otros fueron desapareciendo. Pero a tiempo hubo un fotógrafo para registrar su acción, aunque no fueran noticia de primera plana. Incluso a veces resultaron invisibles para quienes no fueron sus clientes. Pero todos explican y representan a su época, los usos comerciales, las mil formas que ensayaron los uruguayos para ganarse el pan.

Un oficio perdido en el tiempo: el fotógrafo de plaza. Este trabajaba en la Plaza Independencia. Foto: Archivo El País
Un oficio perdido en el tiempo: el fotógrafo de plaza. Este trabajaba en la Plaza Independencia. Foto: Archivo El País
Un caramelero y un canillita hacen una pausa para conversar en 18 de Julio frente a la Intendencia. Foto: Archivo El País
Un caramelero y un canillita hacen una pausa para conversar en 18 de Julio frente a la Intendencia. Foto: Archivo El País

Antes de los supermercados y los shoppings, mucho antes de las “unipersonales”, los esforzados vendedores de frutas llevaban su oferta en canastos, los heladeros transitaba la calle con su carrito de madera, los fotógrafos esperaban a sus retratados en las plazas y los canillitas anunciaban a viva voz la salida de los diarios. Como hoy, ambulantes disponían sus mercaderías en la vereda y los feriantes esperaban desde sus puestos.

El “cocacolero” del Estadio Centenario. Uniformado, trabaja en la tribuna Olímpica. Al fondo, la vieja platea con bancos de madera. Foto: Archivo El País
El “cocacolero” del Estadio Centenario. Uniformado, trabaja en la tribuna Olímpica. Al fondo, la vieja platea con bancos de madera. Foto: Archivo El País
Para los maniseros, el “vehículo” habitual era una locomotora. Este eligió un barco para transportar su producto. Lo acompañan varios elegantes caballeros. Foto: Archivo El País
Para los maniseros, el “vehículo” habitual era una locomotora. Este eligió un barco para transportar su producto. Foto: Archivo El País
Más cerca en el tiempo, el feriante procede a pesar la mercadería. Foto: Archivo El País
Más cerca en el tiempo, el feriante procede a pesar la mercadería. Foto: Archivo El País
Los almacenes y locales de venta de embutidos se veían por la ciudad. Foto: Archivo El País
Los almacenes y locales de venta de embutidos se veían por la ciudad. Foto: Archivo El País

© El País S.A. Derechos reservados, prohibida la reproducción total o parcial de imágenes

PARA SUSCRIPTORES

El País abre su archivo

En el archivo fotográfico de El País, con más de 11 millones de imágenes, se puede encontrar la historia de Uruguay. De cómo eran las ciudades, cómo se vivía, cómo se gobernaba, las grandes hazañas deportivas, qué se hacía en el tiempo libre, cómo fuimos cambiando nuestra forma de vestir. Esa es la historia que les queremos contar especialmente a ustedes, nuestros suscriptores. Semana a semana el editor de Fotografía Nicolás Pereyra y el periodista especializado en temas históricos Luis Prats rescatarán las mejores fotos y anécdotas para acercárselas a ustedes y darle así más valor a los lectores que nos eligen. Aquí encuentra todos los especiales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados