EL PAÍS ABRE SU ARCHIVO

Punta del Este antes del gran turismo

El balneario tuvo un tiempo de veraneos sin ruido, casas chicas y trajes de baño grandes

Zambullida desde el muelle de la desaparecida playa del Puerto, a mediados de la década de 1920. Foto: Archivo El País.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Punta del Este fue descubierta por la expedición de Juan Díaz de Solís en 1516 pero fue habitada recién hacia 1829, con algunos ranchos de pescadores y balleneros que formaron el Pueblo Ituzaingó. Y solo a partir de 1889, con la instalación del hotel de Pedro Risso, comenzó a recibir turistas.

Vista desde la península hacia la bahía de Maldonado: casas bajas y modestas, baldíos y, a lo lejos, la única altura del hotel Biarritz. Foto: Archivo El País.
Vista desde la península hacia la bahía de Maldonado: casas bajas y modestas, baldíos y, a lo lejos, la única altura del hotel Biarritz. Foto: Archivo El País.
La playa de los Ingleses y, en primer plano, de lo poco que no ha cambiado en Punta del Este: las olas golpeando las rocas. Foto: Archivo El País.
La playa de los Ingleses y, en primer plano, de lo poco que no ha cambiado en Punta del Este: las olas golpeando las rocas. Foto: Archivo El País.

Desde 1907 se llama Punta del Este. Las bellezas del paraje, entre el campo y un mar dividido en una playa tranquila y otra agitada, fueron un imán para los veraneantes, que llegaban por ferrocarril, automóvil o barco, aunque por mucho tiempo el viaje representaba una aventura.

Otra vista de la playa del Puerto, con su pequeño muelle, en los años 1920. Se ven visitantes con sacos, pero también los trajes de baño de la época. Foto: Archivo El País.
Otra vista de la playa del Puerto en los años 1920. Se ven visitantes con sacos, pero también los trajes de baño de la época. Foto: Archivo El País.
Siempre la playa del Puerto, pero con la visión de las residencias de la zona, que ha cambiado mucho en casi un siglo. Foto: Archivo El País.
Siempre la playa del Puerto, pero con la visión de las residencias de la zona, que ha cambiado mucho en casi un siglo. Foto: Archivo El País.

Pese a ese crecimiento constante, durante décadas siguió siendo un balneario sin ruido, entre casas bajas, playas apenas pobladas y enormes bosques. La playa habitual era la Mansa, pues pocos se animaban al oleaje de la Brava. Esas arenas que más allá de San Rafael parecían no tener fin resultaban ideales para las cabalgatas.

Se trata de la playa Mansa, aunque en un día con oleaje. Las construcciones de la rambla no superan los dos pisos. Foto: Archivo El País.
Se trata de la playa Mansa, aunque en un día con oleaje. Las construcciones de la rambla no superan los dos pisos. Foto: Archivo El País.
El camino Lussich en Punta Ballena, a comienzos de la década de 1930. La transitan solo una cachila y un carro. Foto: Archivo El País.
El camino Lussich en Punta Ballena, a comienzos de la década de 1930. La transitan solo una cachila y un carro. Foto: Archivo El País.

El chapuzón preferido, sin embargo, se daba en la playita del Puerto, bien cerca de las casas, mucho antes que la expansión de los muelles la borrara del mapa.

Un paseo entre la frondosa vegetación de la isla Gorriti hacia 1945. Foto: Archivo El País.
Un paseo entre la frondosa vegetación de la isla Gorriti hacia 1945. Foto: Archivo El País.
Festival de baile en la playa durante el Carnaval de 1937. Foto: Archivo El País.
Festival de baile en la playa durante el Carnaval de 1937. Foto: Archivo El País.
La estación del ferrocarril en plena península hacia fines de la década de 1950. Estaba ubicada donde hoy se levanta la Terminal de autobuses. Foto: Archivo El País.
La estación del ferrocarril en plena península hacia fines de la década de 1950. Estaba ubicada donde hoy se levanta la Terminal de autobuses. Foto: Archivo El País.
Un grupo de visitantes famosos en el restaurante Mariskonea a principios de los años 1950. La chica más a la izquierda es Mirtha Legrand y el hombre a la derecha es Luis Sandrini. Foto: Archivo El País.
Un grupo de visita el restaurante Mariskonea en 1950. La joven más a la izquierda es Mirtha Legrand y el hombre a la derecha es Luis Sandrini. Foto: Archivo El País.

De a poco fueron apareciendo algunos edificios para cortar el horizonte con su perfil y anunciar una nueva era para Punta del Este, ya convertida en balneario internacional.

Mujeres y hombres comparten el muelle de pesca de Las Delicias, década de 1940. Foto: Archivo El País.
Mujeres y hombres comparten el muelle de pesca de Las Delicias, década de 1940. Foto: Archivo El País.
El casino Míguez es prácticamente el único edificio de altura en esta imagen de la península a fines de los 50. Foto: Archivo El País.
El casino Míguez es prácticamente el único edificio de altura en esta imagen de la península a fines de los 50. Foto: Archivo El País.
PARA SUSCRIPTORES

El País abre su archivo

En el archivo fotográfico de El País, con más de 11 millones de imágenes, se puede encontrar la historia de Uruguay. De cómo eran las ciudades, cómo se vivía, cómo se gobernaba, las grandes hazañas deportivas, qué se hacía en el tiempo libre, cómo fuimos cambiando nuestra forma de vestir. Esa es la historia que les queremos contar especialmente a ustedes, nuestros suscriptores. Semana a semana el editor de Fotografía Nicolás Pereyra y el periodista especializado en temas históricos Luis Prats rescatarán las mejores fotos y anécdotas para acercárselas a ustedes y darle así más valor a los lectores que nos eligen. Aquí encuentra todos los especiales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados