Copyright 2020, Business Wire.

Red Somos Innovación: Nuevo Estudio de Opinión Muestra que los Latinoamericanos Quieren Más Innovación

BUENOS AIRES, Argentina | En el marco del estudio independiente de opinión más grande realizado en Latinoamérica, la encuesta de Somos Innovación (SI) muestra que la innovación juega un rol muy importante en la vida de los latinoamericanos.

Los resultados de los cinco mil encuestados en Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México son claros: la gente quiere tener acceso a más innovación en sus vidas, ya sean productos o servicios, o a través de oportunidades laborales y trabajos mejores pagos. Los latinoamericanos valoran las oportunidades que la innovación aporta a sus vidas.

Hallazgos principales:

Colombia, sede del unicornio Rappi, es el país latinoamericano donde el sentimiento en favor de la innovación es más fuerte. Así, 90% de los colombianos expresaron que usan productos y servicios basados en ideas innovadoras. Por el contrario, Brasil muestra los resultados más bajos. Sin embargo, también allí una considerable mayoría de 66% afirma hacer uso de productos y servicios innovadores.

74% de los latinoamericanos opina que es importante que sus gobiernos no le pongan freno a la innovación cuando esta se encuentra en etapas tempranas a través de regulaciones que aparecen antes de que el producto o servicio sea comprendido correctamente. Además, la encuesta de Somos Innovación indica que el estado actual del marco regulatorio ha creado un perturbador clima de falta de certeza y confusión acerca de la legalidad de los servicios y productos innovadores.

Por ejemplo, criptomonedas como Bitcoin son legales en los países encuestados. Pero sólo 45% cree que así lo sean. La percepción generalizada vinculada al vapeo guarda poca o nula relación con el hecho de que esté prohibido o permitido en los países del estudio.

Federico N. Fernández, Director Ejecutivo de Somos Innovación, explicó:

“Estos resultados muestran, sin lugar a ningún tipo de duda, que la gente quiere más innovación. También que la innovación es buena para los gobiernos y para el sector privado. Por otro lado, la regulación mal concebida es vista como un costo y como una distorsión de la dinámica económica, como algo que pone un límite artificial a la innovación y que fomenta la falta de reglas claras tanto para consumidores como para los innovadores”.

Federico N. Fernández
+54 9 341 657 7410
[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error