ENLACE PATROCINADO

Los Prácticos, el transporte marítimo y el COVID-19

La navegación, marinos y Prácticos siguen siendo claves en este fluir del transporte marítimo aun en el marco de esta crisis sanitaria

Prácticos uruguayos trabajando con medidas sanitarias junto a tripulantes extranjeros.
Prácticos uruguayos trabajando con medidas sanitarias junto a tripulantes extranjeros.

No obstante la pandemia que estamos sufriendo en el mundo el comercio mundial no debe interrumpirse y así vemos que miles de barcos están navegando hoy día con sus mercaderías de intercambio. Así que navegación, marinos y Prácticos siguen siendo claves en este fluir del transporte marítimo aun en el marco de esta crisis sanitaria. Son los Prácticos los que asumen el control de los barcos cuando estos llegan a aguas restringidas, o jurisdiccionales o canales y puertos de los distintos países.

El Práctico es un profesional titulado por el Estado a través del Poder Ejecutivo con el fin de garantizar la protección de la vida humana en el mar, y una vez a bordo conduce el barco y asesora al capitán. Pero volvamos a nuestro escenario más sensible.

El Río de la Plata y el Río Uruguay son ríos internacionales lo que trae aparejado compartir la profesión con los Profesionales Prácticos de Argentina. En situaciones normales los Prácticos embarcan y desembarcan en ambas márgenes en embarcaciones de bandera uruguaya o argentina según corresponda, regresando por vía aérea o marítima en transporte de pasajeros.

La situación actual de cierre de frontera, ha llevado a que ambos gobiernos estén estudiando autorización para que lanchas de Prácticos puedan operar, independiente de su bandera, desde el puerto de Colonia y/o desde La Plata para evitar el viaje por tierra en auto que presenta riesgos por el contagio epidemiológico.

La profesión de Práctico conlleva riesgos cuando accede al barco y trepa por la escalera de gato o cuando en el medio del Río de la Plata embarca o desembarca por esa escalera bajo lluvia, fario, oleaje y la noche y hoy se le agrega el riesgo sanitario de COVID-19, habida cuenta que permanece abordo entre seis horas, los Prácticos de Montevideo y hasta más de 24 los Prácticos de Río compartiendo las instalaciones del buque con los tripulantes extranjeros.

Por tal motivo, los Prácticos han protocolizado medidas de seguridad sanitaria disminuir los riesgos de contagio, antes de darle el ingreso a nuestras aguas interiores y puertos.

Es interesante una circular de la OMI de 27 marzo 2020 donde identifica como "trabajadores clave "al personal de las autoridades portuarias y los servicios, al personal auxiliar vital restante, por ejemplo, Prácticos, tripulaciones de remolcadores y dragas y proveedores de buques, quienes prestan servicios esenciales para facilitar el transporte marítimo”.

Todos sabemos que el personal de la salud está en la primera línea de combate por lo tanto debe estar provisto de insumos, mayormente de origen extranjero que ingresan al país por vía terrestre, aérea o marítima.

Así que los puertos, considerando que el transporte marítimo mueve más del 80% de las mercaderías del mundo, repetimos, los puertos deben permanecer, abiertos y operativos todo el tiempo y sin restricciones. Es a través de ellos que ingresan y egresan la mayoría de los insumos, sean de primera necesidad o no.

El Práctico desarrolla sus actividades los 365 días del año, las 24 horas del día en condiciones meteorológicas normales o adversas y son los primeros y los últimos en contactar personalmente a las tripulaciones de buques extranjeros que el va a conducir.

LA ESTRATEGIA

Un corredor sanitario  

Uruguay es uno de los pocos países que ha desarrollado una estrategia para que los buques de pasaje que operan en la costa sur de América atraquen y puedan desembarcar sus pasajeros mediante un corredor sanitario que los dirija directo al aeropuerto para que cada pasajero logre llegar a su país de origen.

Para que esto sea posible los Prácticos embarcan para realizar las maniobras de atraque y desatraque de los buques de pasaje, con las medidas de protección correspondiente, exponiéndose al contagio pero asumiendo la responsabilidad de ser un eslabón fundamental en la seguridad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados