ENLACE PATROCINADO

Daniel Peña impulsa “propuesta con el empleo como prioridad”

Daniel Peña —desde hace 20 años diputado por el departamento de Canelones y que nació a la vida política a los 13 años de edad de la mano de Wilson Ferreira Aldunate—, acaba de ser designado como candidato a vicepresidente por el Partido de la Gente. Completa la fórmula con Edgardo Novick.

Peña
Su lista 3 millones, ganó con el 66.7% de los votos a nivel nacional, en las internas del Partido de la Gente, ganando en departamentos como Montevideo y Canelones.

“Nosotros vamos a poner sobre la mesa la creación de trabajo y la seguridad, pensando en lo mejor para el país; dos temas en los que tenemos propuestas concretas mientras el resto toca de oído”, afirmó el candidato a vicepresidente del Partido a la Gente, trazando diferencias con el resto de las colectividades políticas.

En las internas “escuchamos a (Juan) Sartori que planteó generar 100 mil puestos de trabajo pero que nunca explicó cómo pensaba lograrlo, es decir, era todo demagogia. Yo, en cambio, tengo una propuesta que explica de dónde sacar los recursos necesarios para generar esos empleos”, agregó Peña.

Para el integrante de la fórmula del Partido de la Gente, Danilo Astori, Ernesto Talvi y Luis Lacalle Pou “hoy discuten” sobre el ajuste fiscal. “Nadie quiere reconocerlo, pero el país deberá afrontar lo antes posible un fuerte ajuste. Bajar los gastos del Estado significativamente o aumentar los ingresos con mayores impuestos. No se animan a reconocerlo públicamente, pero con el 5% de déficit fiscal para este año, nada nos salva de ese ajuste brutal. Miremos el ejemplo de Macri y en general de la Argentina”, afirmó Peña.

Propuestas concretas

A la hora de abordar en detalle su propuesta, afirma que es preciso aplicar un plan para terminar con “los curros del Estado, generar un gran fondo con recursos ociosos y destinar el dinero a fomentar la creación de trabajo genuino y el fortalecimiento del trabajo existente”.

En concreto, el dirigente del Partido de la Gente platea que “la actual ANDE (Agencia Nacional de Desarrollo) pase a llamarse ANDEE (Agencia Nacional de Desarrollo y Empleo) y que todas las áreas y programas vinculados al trabajo se concentren allí. Luego, que la OPP (Oficina de Planeamiento y Presupuesto) estudie el listado de bienes inmuebles propiedad del Estado e identifique aquellos que hoy se encuentran inutilizados y constituyen una fuente de recursos enorme”.

A modo de ejemplo, señaló que “hay alrededor de 100 mil hectáreas en la órbita del Ministerio de Defensa —algunas ubicadas en lugares donde el metro cuadrado es carísimo, como en Carrasco—, donde la pregunta es si cumplen alguna función estratégica para la defensa nacional; creemos que son recursos inutilizados”.

También hizo referencia a las 600 mil hectáreas del Instituto Nacional de Colonización, de las que 150 mil aún siguen sin tener un fin específico y se siguen comprando terrenos sin un criterio de desarrollo productivo estratégico. o se han otorgado”.

Ademas sostuvo que “hay una muy importante cantidad de edificios abandonados que están en situación irregular, así como las sociedades anónimas que funcionan en la órbita del sector privado, que poseen participación de fondos públicos y que hoy generan pérdidas millonarias que sirven para el negocio de unos pocos”.

Peña
Edgardo Novick y Daniel Peña, la fórmula del Partido de la Gente para las elecciones nacionales.

Un "agujero negro"

El paso siguiente, según Peña, es intervenir en el negocio de los juicio al Estado, que “hoy le cuestan a los uruguayos miles de millones de dólares”. Dijo que es preciso analizar “por qué está ocurriendo esto, y terminar de una buena vez con este gran agujero negro”.

Es propósito de Peña comercializar “estos bienes y transformar estos recursos para garantizar un fondo que podría rondar los 2 mil millones de dólares o más. Transferir desde OPP el dinero de ese fondo hacia la ANDEE, con el objetivo de implementar políticas públicas activas y agresivas, para defender el trabajo de los uruguayos”.

Consultado por el destino de los recursos comprendidos en el fondo proyectado a crear, Peña se mostró partidario de exonerar las micropymes del pago de impuestos a la contratación de trabajadores, empresas que emplean hasta cuatro personas, y en las que trabajan cerca de 300 mil uruguayos. “Ese dinero sería repuesto con fondos de la ANDEE al Banco de Previsión Social”. explicó.

Mirada estratégica

Peña también tiene previsto establecer líneas de crédito para emprendimientos productivo, para crecimiento y reconversión tecnológica, así como desarrollar y aplicar programas de capacitación con una mirada estratégica.

“No hay que seguir formando para trabajos del siglo pasado, sino para empleos y actividades del siglo XXi”, apuntó el dirigente político.

También tiene proyectado establecer rebajas impositivas a quienes contraten a menores de 25 y mayores de 40 años, mujeres jefas de familia y a quienes además, contemplen en su plantilla la contratación de personas con capacidades diferentes.

Todas estas rebajas impositivas serán compensadas a la administración nacional con los fondos de la ANDEE. “Ya hay recursos disponibles en INEFOP que crecen todos los años, que pueden sumarse siempre y cuando se cumpla lo que establece la ley, y no se dilapiden como se ha hecho”, señaló.

El candidato a vicepresidente por el Partido de la Gente afirmó que “las políticas con una visión nacional estratégica no pueden esperar al 2050, la vida de la gente es ahora”. En ese sentido, el dirigente político señaló que “el fideicomiso es precisamente para reducir los tiempos al mínimo posible y poner al país en acción”.

Grandes desafíos

El candidato a vicepresidente del Partido de la Gente entiende que el próximo gobierno tiene por delante grandes desafíos. “Uno de ellos, el principal y el más complejo, consiste en dirigir un equipo de gobierno que encare cada día la misión de crear trabajo, de generar las condiciones para que los uruguayos trabajen, produzcan, se desarrollen en un país que los apoye y estimule”.

“Nosotros seguimos peleando por un cambio real”, dijo Peña para agregar:“No queremos repetir caminos de clientelismo y burocracia, que están desmantelando empresas y expulsando a compatriotas del mercado del trabajo. Sabemos cuáles son los partidos que fracasaron”.

“Vamos a dar batalla en esta campaña porque nosotros sí decimos cómo vamos a implementar nuestras propuestas, los demás o no saben, no quieren o no pueden decirlo”, destacó Peña.

Gobernabilidad

Asimismo, se manifestó dispuesto a generar acuerdos para poder gobernar ante la falta de una mayoría parlamentaria.

“Ya estamos en la pelea porque nosotros no peleamos por el carguito. Peleamos por cada uno de los 3 millones que se levantan a pelearla todos los días. Por esos 3 millones de sueños e ilusiones que sienten que cada día se les hace más difícil. Hablamos de pelear para hacer realidad los sueños y proyectos, y yo le aseguro, la experiencia me lo demuestra, que con esfuerzo, con humildad y con sacrificio los sueños, los proyectos pueden hacerse realidad".

“En la fórmula del Partido de la Gente Novick-Peña, tenemos algunas particularidades. Los dos comenzamos a trabajar desde muy jóvenes, los dos venimos de la educación pública y ambos no tenemos compromisos con ninguno de los grupos de poder que influyen en este país: las llamadas corporaciones sindicales o patronales. Yo por mi parte tengo 20 años de experiencia como parlamentario y además tuve y tengo una intensa actividad en la sociedad civil, de la cual me siento muy orgulloso... No se trata de invocar a la gente siempre y cuando convenga, sino de vivir sus problemas, tratar de ayudar, relacionarse con ella en forma directa. En política y en mi vida, primero está la gente y no el poder y los poderosos. La política decente, con mucho trabajo y esfuerzo, en directo contacto con los problemas sociales, sigue siendo una actividad noble donde se debe y se puede ayudar a resolver los problemas del país y su gente, como lo he hecho con mi querido departamento: Canelones”.

Primero está la gente

“En la fórmula del Partido de la Gente Novick-Peña, tenemos algunas particularidades. Los dos comenzamos a trabajar desde muy jóvenes, los dos venimos de la educación pública y ambos no tenemos compromisos con ninguno de los grupos de poder que influyen en este país: las llamadas corporaciones sindicales o patronales. Yo por mi parte tengo 20 años de experiencia como parlamentario y además tuve y tengo una intensa actividad en la sociedad civil, de la cual me siento muy orgulloso... No se trata de invocar a la gente siempre y cuando convenga, sino de vivir sus problemas, tratar de ayudar, relacionarse con ella en forma directa. En política y en mi vida, primero está la gente y no el poder y los poderosos. La política decente, con mucho trabajo y esfuerzo, en directo contacto con los problemas sociales, sigue siendo una actividad noble donde se debe y se puede ayudar a resolver los problemas del país y su gente, como lo he hecho con mi querido departamento: Canelones”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados