ENLACE PATROCINADO 

CASMU rememora la odisea del Greg Mortimer

A un año del rescate de los tripulantes del crucero australiano en medio de la pandemia de coronavirus (COVID-19)

Casmu
El móvil de la emergencia del Casmu 1727 junto al crucero Greg Mortimer, una imagen que se repitió en los inciertos días del inicio de la pandemia.

Hace un año, las imágenes del rescate de los tripulantes del crucero australiano Greg Mortimer, en medio de la pandemia de coronavirus (COVID-19), recorrieron el mundo y se convirtieron en un símbolo de solidaridad internacional.

En base a su fuerte compromiso con el bienestar de la comunidad y para dar respuesta al desafío que se enfrentaba, CASMU ofreció sus servicios al Ministerio de Salud Pública (MSP) para asistir a pasajeros y tripulantes en una difícil situación, ya que se vieron imposibilitados de llegar a algún puerto y muchos de ellos presentaban síntomas de COVID-19.

“Lo ocurrido con el Greg Mortimer fue un gran desafío que enfrentamos como país. En ese momento nos pusimos junto al Hospital Británico a disposición de las autoridades sanitarias sin dudarlo. Hoy, un año después, sentimos la satisfacción de haber cumplido con nuestro rol de institución que vela por la salud de todos”, dijo el presidente de CASMU, el doctor Raúl Rodríguez.

casmu

La institución respondió rápidamente y con todas las medidas y equipos de seguridad correspondientes para enfrentar la situación, un equipo de seis médicos y cinco enfermeros se trasladaron a la embarcación para realizar los exámenes y diagnósticos. Debido a que presentaban algunas complicaciones, un total de cinco personas debieron ser internadas en las salas especialmente acondicionadas por CASMU para la asistencia en COVID-19.

Además, se realizó el seguimiento y atención de las personas que se encontraban en el barco y cuando se definió su traslado se participó en el operativo que llevó a los pasajeros desde el puerto de Montevideo hacia el aeropuerto de Carrasco, desde donde partieron hacia Australia. En el operativo, de alta complejidad para evitar el contacto con otras personas, CASMU acompañó al ómnibus con tres ambulancias del servicio 1727, equipadas con todo lo necesario para hacer frente a cualquier contingencia que se pudiera presentar en ese momento.

“Es un orgullo formar parte de una institución en la que una larga lista de personas se ofreció de forma voluntaria, poniendo en riesgo su salud, para llevar adelante esta ayuda humanitaria, con los resultados fenomenales que tuvo y que hoy son un ejemplo de solidaridad”, concluyó Rodríguez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados