Bienestar

¿No tenés mucho tiempo? Trucos para optimizar el entrenamiento

A veces el tiempo no nos sobra y posponemos la ida al gimnasio; sin embargo, podemos ajustar las rutinas diarias para que no falte ejercicio.

mujer, ejercicio, correr, escaleras
Foto: Pexels

El trabajo, la familia o las diferentes tareas que hacemos durante el día nos alejan de los centros deportivos y de la actividad física. A veces el tiempo libre parece no llegar, pero si hacemos algunos ajustes en nuestras rutinas podremos combatir el sedentarismo. 

Maximizar sus actividades diarias
Existen actividades que realizamos a diario que cuentan como actividad física. Por ejemplo, pararse en un solo pie mientras nos lavamos los dientes es un ejercicio que estimula el equilibrio y trabaja los músculos. 

Fuerza
El entrenamiento de fuerza es muy importante, pero no necesita de pesas para hacerlo siempre. En los momentos libres, al despertarse o antes de dormirse, elegí ejercicios que que trabajen sus músculos, com sentadillas, y hacé algunas repeticiones en otros momentos del día. Intentá que sean 15 al menos por serie. 

Estirar
El estiramiento es importante no solo antes o después de hacer ejercicio. Al despertarse o en su lugar de trabajo podría hacerlo; esto le ayudará a mantener sus músculos flexibles, evitar dolores y lesiones. 

Al hacer las compras
En lugar de elegir un carro en un supermercado podría llevar sus compras en una canasta que sirva como pesa. 

Subir por  escaleras
Si vivís en edificio o en tu lugar de trabajo hay ascensor, preferí las escaleras. Varias veces nos han dicho los beneficios que tiene esta actividad; nuestro metabolismo se activa y podríamos quemar algunas calorías extra. Según expertos, al subir se trabajan gemelos, glúteos y cuádriceps.

Haga cardio
Al despertarse, antes de cambiarse o simplemente antes de que el agua de la ducha se caliente hacé unas cuantas sentadillas o 'jumping jacks'. ¿Los beneficios? los 'jumping jacks' o conocidos también como los saltos en estrella reducen calorías y fortalecen varios músculos del cuerpo, sin embargo, se centran en las piernas, sobre todo en los gemelos. 

Salí a caminar
Salir a caminar tiene muchos beneficios y solo necesita algunos minutos. Si vas a un lugar donde la distancia no es muy larga hacelo caminando o aprovechá a sacar a tus hijos a dar vueltas en bici o pasear el perro.

Tomar agua
Siempre es mucho más saludable consumir agua en vez de refrescos. Si en el día a día elegimos tomar agua podríamos quemar un poco de calorías.

Dormir bien
​Las líneas de investigación más recientes afirman que dormir bien es igual de importante a mantener una alimentación adecuada y a practicar ejercicio regularmente. Dormir bien, según expertos, incrementa la calidad de vida y previene el desarrollo de determinadas enfermedades, es fundamental para numerosos procesos vitales y encarar las exigencias del día. A nivel cerebral, es imprescindible para la maduración del cerebro, la consolidación de la memoria y el aprendizaje. Según un artículo publicado en marzo de este año por el ‘Harvard Health Publishing’, los trastornos del sueño pueden contribuir a la aparición de enfermedades psicológicas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error