Bienestar

No Pausa: ¿Qué son y para qué sirven las flores de Bach en la menopausia?

El equipo de No Pausa, nos trae una columna en la que nos hablan sobre los beneficios de las flores de Bach para la salud y especialmente en el climaterio.

Foto: Pexels
Foto: Pexels

Nos imaginamos las caras de nuestra comunidad al empezar a leer esta nota. Algunas dirán Flores de… ¿What? y otras pensando: por fin tocan este tema. Es que en esta comunidad, las dudas van desde lo psicológico a lo físico y desde las terapias más tradicionales a las más alternativas.

Sobre este tema nos preguntaron mucho (cuando decimos mucho es mucho) y nos parece importante que todas barajemos todas las alternativas posibles para aliviar los síntomas de esta etapa. No Pausa les pasa la información. Quedará después en cada una de ustedes elegir qué camino tomar.

Bueno, sin tanta vuelta ¿vamos a lo importante? Muchas No Páusicas nos han comentado que este tipo de terapias les funciona para disminuir los síntomas y es por eso que lo traemos sobre la mesa.

Primero, un brevísimo resumen: Dr. Edward Bach fue un conocido bacteriólogo, médico, homeópata y patólogo inglés. Concibió la salud como un sistema integral que parte de la salud emocional y espiritual en lugar de considerar solo los síntomas físicos (un médico que no nos ve de a partecitas J).

Fue él quien diseñó el sistema Floral de Bach, que consiste en 38 flores medicinales, cada una de ellas asociada a un estado anímico básico. Según Bach, las personas tenemos 38 emociones básicas y estas 38 esencias florales ayudarían a positivizar cada una de las emociones. (Dato: con estas 38 flores se pueden preparar 293 millones de combinaciones).

A pesar de que Bach fue el pionero, su legado y su técnica fueron aplicadas a otros tipos de flores, dando lugar a una amplia variedad de lo que se conoce como Terapias Florales.

Hoy existen distintos tipos de terapias florales entre las cuales podemos encontrar por ejemplo las Flores de California y las de Saint Germain, entre otras.

¿Para qué sirven?

Según Florencia Fasanella, Farmacéutica de la Universidad de Buenos Aires (MN 17501) especialista en Fitomedicina, las Flores de Bach se utilizan tanto para enfermedades psicosomáticas como para trastornos psicológicos o emocionales y funcionan empujando al organismo hacia la autocuración, estimulando sus propias defensas.

La aplicación de las esencias florales en el tratamiento de una determinada enfermedad se basa en características de personalidad y estados emocionales negativos que está sintiendo la persona, tales como, miedo, temores, irritabilidad, depresión, ansiedad, apatía, agresividad, odio, tristeza, agotamiento, cansancio, desanimo, desmotivación, desorientación, miedo y más (momentos que seguro todxs hemos experimentado en menor o mayor intensidad).

Cuando una persona vuelve a estar emocionalmente equilibrada, el cuerpo es capaz de afrontar la enfermedad por sí solo y sanar. Es decir, Bach parte de la base de que las manifestaciones físicas son consecuencia del desequilibrio en las emociones (en Medicina China también se considera la emoción como primera causa de las enfermedades).

¡Importante! Florencia Fasanella nos explica que las flores de Bach pueden utilizarse simultáneamente con otros tratamientos médicos ya que no presentan efectos secundarios ni toxicidad.

Por otra parte, también es importante tener en cuenta que este tipo de terapias pueden autogestionarse, ¿qué quiere decir? Que luego de una primer consulta a un profesional experto en el tema, podemos ir regulando la administración de estas dosis en función de cómo vaya reaccionando nuestro cuerpo. Acuerdense: no es lo mismo que auto medicarse ya que las terapias florales no poseen efectos adversos.

La pregunta del millón: ¿Cómo se obtienen?

Se recogen las flores silvestres a primera hora de la mañana, se dejan al sol o se hierven, durante un tiempo determinado, para que la vibración de la flor impregne el agua; a continuación se añade brandy (si! La bebida ya que contiene alcohol) como conservante.

¿Cuáles de las 38 flores nos podrían servir en esta etapa?

Según Florencia Fasanella, las 6 flores abajo son las más conocidas para los síntomas de esta etapa:

Escleranto (Scleranthus) – Inestabilidad emocional, cambios de humor e irritabilidad.
Nogal (Walnut) – Cambios fisiológicos y aceptación de la nueva etapa.
Mostaza (Mustard) – tristeza y melancolía, incluso un posible estado depresivo. Esta esencia trabaja muy bien el desequilibrio hormonal.
Manzano silvestre (Crab Apple) – Sensación de impureza, sensación de desagrado del propio cuerpo, ayuda a sentirse bien con el propio cuerpo.
Escaramujo (Wild Rose) – Apatía y falta de interés por el presente, devuelve la alegría, útil en la falta de deseo sexual.
Impaciencia (Impatiens)- Soledad de quien no puede estar acompañado porque marcha de prisa. Impaciencia. Irritabilidad.
Es importante recordar que, para sentirse integralmente mejor en esta etapa, no podemos solamente en eliminar los síntomas físicos, sino también, y lo que es más importante, comprender el significado que hay por detrás de todo lo que estamos viviendo.

Conocé a nuestras columnistas
Miriam de Paoli y Milagros Kirpach de No Pausa
No Pausa
No Pausa, es un emprendimiento web surgió luego de que la periodista Miriam De Paoli se encontrara con los primeros síntomas de la menopausia. Ante la falta de información y sus dudas decidió llenar el vacío formando un equipo, creando un sitio y comunidad que sirviera para hablar de un tema que aún es tabú

Podés sumarte a la comunidad de No Pausa a través de sus redes sociales y su sitio web.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados