Salud

No pausa: ¿Acné en la menopausia?

El equipo de No Pausa nos habla sobre los cambios en la piel durante el climaterio y cómo prevenir esos molestos granitos que aparecen. 

El acné en la menopausia es posible. Foto: Pexels
El acné en la menopausia es posible. Foto: Pexels

Como No Pausa no se cansa de comentar, los primeros síntomas del climaterio/ menopausia pueden aparecer cuando pasamos los 40 años.

¿Por qué? Es en toda esta etapa de cambios que se produce una caída en la producción de las hormonas reproductivas, resultando en el final de la menstruación (menopausia).

Volviendo al tema… Es en esta etapa de fluctuaciones hormonales que la mayoría de lxs no páusicxs notamos cambios en la piel. Inclusive, estamos acostumbradxs a escuchar que aumenta la sequedad, las manchas, o la tendencia a tener más moretones. Y efectivamente es así. Los bajos niveles de estrógeno provocan que la piel pierda colágeno y espesor y como resultado, se producen estos inconvenientes.

Hasta ahí nada nuevo pero es probable que quizás esto te sorprenda: también es posible tener acné durante la menopausia, ¿en serio No Pausa? La causa: nuevamente los cambiantes niveles hormonales.

La mayoría de las veces sucede o por una caída en la producción de los niveles de estrógeno o por un crecimiento en la producción de hormonas andróginas como la testosterona.

De hecho , pueden experimentarlo con más frecuencia quienes utilizan TRHs para mejorar los síntomas (ya que estas hormonas usan un influjo de la hormona progestina para reemplazar el estrógeno y la progesterona que pierde su cuerpo)

O sea, ¿es el acné durante la menopausia una forma de acné hormonal?

Si, lo es. El desequilibrio hormonal provocado por la caída de la producción de estrógenos, combinado con el crecimiento de los andrógenos (testosterona, por ejemplo), provoca la inflamación de la piel y residuos de sebo (sensación aceitosa en la cara) producido por los poros. En ese momento, los folículos pilosos pueden taparse con grasa y células muertas de la piel que, finalmente, desencadena en la aparición del acné.

La “novedad” es que, durante la pubertad, es normal que el acné hormonal aparezca en la zona T del rostro (frente, nariz y mentón). En nuestra etapa, el acné hormonal se forma usualmente en la parte baja del rostro (bajo las mejillas y alrededor de la mandíbula). Para algunas personas, este tipo de acné se muestra solo como puntos negros o blancos, y pequeños granitos con cabeza o quistes. Se forman bien en lo profundo de la piel, y suelen tener cabeza en la superficie.

¿Cómo tratar?

El acné en la menopausia se trata de manera totalmente distinta a cuando se sufre en la adolescencia. Por eso es todo un desafío en la práctica clínica. De hecho, la mayoría de los productos contra el acné están diseñados para pieles grasas adolescentes, con menos productos para pieles maduras que, de por sí, ya están más sensibles en esa etapa.

Las primeras señales de acné se pueden tratar con lociones y cremas de venta libre o mismo tratamientos naturales (agua de arroz, aloe vera, etc.) pero si el acné no mejora o es un acné de moderado a severo, es necesario consultar a un dermatólogx porque, como comentamos, la mayoría de los productos están pensados para pieles adolescentes.

Recomendaciones para quien está sufriendo de acné menopaúsico:

Mantener la piel limpia para evitar la acumulación de sebo: lavar el rostro al menos dos veces al día con un limpiador suave libre de alérgenos.
No frotar al lavar el rostro, ya que la piel en esa etapa está más frágil y requiere delicadeza.
No tocar ni apretar el acné para evitar la formación de cicatrices.
Consultar con un médicx o dermatólogx.

¿Cómo prevenir el acné en la menopausia?

Limpieza, fundamental.
Exfoliantes, importante, pero sin exceso (una vez a la semana máximo).
Hidratación, tanto en forma de cremas que no obstruyan los poros, pero también tomando mucha agua. ¡Ojo con usar cualquier crema hidratante puede empeorar!
Maquillarse, con atención porque si padecemos sofocos, la mezcla del sudor y el maquillaje puede favorecer la proliferación bacteriana, empeorando – o generando – el acné.
Vitamina C, tanto ingerida en la comida – naranjas, brócoli o kiwi -, como utilizada en serums, tónicos, etc…
Alcohol y tabaco, eliminar en la medida del posible.
Lácteos enteros y azúcar… no están recomendados. Una investigación, publicada en Journal of the American Academy of Dermatology, comprobó que el consumo excesivo de azúcar puede aumentar los episodios de acné. Los mismo con los lácteos enteros.

Conocé a nuestras columnistas
Miriam de Paoli y Milagros Kirpach de No Pausa
Equipo No Pausa
No Pausa, es un emprendimiento web surgió luego de que la periodista Miriam De Paoli se encontrara con los primeros síntomas de la menopausia. Ante la falta de información y sus dudas decidió llenar el vacío formando un equipo, creando un sitio y comunidad que sirviera para hablar de un tema que aún es tabú

Podés sumarte a la comunidad de No Pausa a través de sus redes sociales y su sitio web.

Fuentes:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6825478
https://www.healthline.com/health/beauty-skin-care/healing-cystic-acne-diet#7
https://www.breastcancer.org/es/consejos/menopausica/tratar/cambios-piel
https://www.health.harvard.edu/womens-health/why-am-i-getting-acne-after-menopause

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados