Bienestar

Lore nutri: Temporada de licuados

Nuestra nutricionista de cabecera, Lorena Balerio, nos habla sobre un clásico de los días de calor: los licuados.

licuado
Foto: Pexels

La primavera y el aumento de temperaturas rumbo al verano, es la época del año en que las frutas y verduras se incorporan más fácil en el día a día. En colaciones entre comidas, en la famosa ensalada de frutas, jugos y los licuados, son algunas de las opciones más frecuentes para comer más saludable y liviano.

Los smoothies y los licuados son compañeros infaltables de la temporada.  Es importante saber cómo incorporarlos al día a día y que no pierdan calidad nutricional en el proceso, por eso hoy te presento algunos detalles que tenés que saber a la hora de prepararlos y otros a tener en cuenta si no se hacen en casa.

Natural: Siguiendo la línea de fomentar el consumo de alimentos naturales y dejar los ultraporcesados, los licuados son una excelente manera de aprovechar  las frutas en todo su contenido de vitaminas y minerales, sin el uso de conservantes, estabilizantes y agroquímicos que presentan cualquiera de las colaciones o ingestas entre horas que aparecen en paquetes.
• Ayudan a sumar agua en tu dieta. Cuando nos cuesta tomar agua en su versión natural, estas bebidas nos aportan el líquido básico y su propio contenido. Cuando hablamos de hidratación, los nutricionistas fomentamos el consumo de alimentos que son ricos en agua como es el caso de las frutas.
Importante: Los licuados no suplantan el agua que debo consumir, aumentan el agua total que se consume en el día.

Te dejo este ranking para que veas las frutas con más contenido de agua y que muchas han sido vetadas y mal catalogadas como “engordantes” más de una vez: 
- Frutillas
- Sandía
- Pomelo
- Melón
- Naranja
- Ananá
- Durazno

¿Está mal que sean con leche? Es una pregunta típica en consulta. Algunas personas los elaboran con leche o bebida vegetal en su opción vegana y son una buena fuente de proteínas e hidratos ideales para meriendas y desayuno. Siempre va a depender de la edad, actividad, objetivos y requerimientos de la persona: no es lo mismo un licuado si estoy bajando de peso que el licuado que me van a recomendar si soy deportista o buscando ganar masa muscular. Los licuados son tan versátiles que se pueden adaptar a cualquier tipo de dieta.
• Mejor licuados que jugos. Es importante aclarar que no son iguales: cuando consumimos frutas en licuados estamos ingiriendo la fruta en su totalidad, nutrientes minerales y fibra.  Cuando hacemos un jugo de naranja, por ejemplo, consumimos el agua y el azúcar de la fruta dejando de lado la fibra de lado, un importante aliado para sentirnos saciados.

• Ojo a los ingredientes agregados. Consumir licuados es una buena manera de agregar frutas a nuestra dieta, pero como todo es importante la porción justa y considerar la manera de elaboración, más si vas a consumirlos fuera de casa. A veces elegimos agregar azúcar, y terminamos agregando más calorías de las que pensábamos y  no sucede cuando comemos la fruta entera. Que sean buenos no quiere decir que se pueden consumir de manera ilimitada.

• No suplantan comidas. Un error y tergiversación de los licuados es el uso que se les hace bajo el nombre de las dietas “detox” y más en esta época del año que te bombean con la idea de bajar de peso rápido para “llegar al verano”. A eso tenemos que sumar el falso mito que se deben consumir en ayunas, la vitamina la fibra de la fruta a las 7 es la misma a las 16 o a las 21, asi que esa teoría no tiene valor.

Los licuados, se pueden consumir en un desayuno, en una merienda, entre horas de comidas principales pero no suplantar un almuerzo o cena, si sólo consumiéramos batidos y licuados, tendríamos déficit de nutrientes que se encuentran en otros alimentos que debemos consumir.

Para depurar, limpiar y desintoxicar tu organismo ya tenés tus riñones y el hígado que trabajan en filtrar y mantener nuestro cuerpo como se debe.
Te dejo algunas combinaciones para que te animes a probar y como siempre digo que les queden ricos y manden fotos.

• Manzana, naranja y zanahoria
• Arándanos, frutilla y banana (aprovechá la alta oferta de arandanos y frutillas en esta época)
• Smoothie: para estos agregas yogur natural o sabor vainilla con la combinación de fruta que prefieras
• Banana y leche (este es adaptado con durazno que ya hay en mercado y están muy sabrosos)
• Verde: aprovecha la espinaca que aún quedan en la vuelta junto con manzana, pepino o apio.
• Cuando quieras darle un punch de energía anímate a sumarle banana o germen de trigo, sumas fibra saciedad y nutrientes.

Conocé a nuestra columnista
Lorena Balerio
Lorena Balerio
Licenciada en Nutrición.Dicta charlas y talleres y promueve la alimentación real y saludable. Consultas personalizadas a domicilio y online.

Podés seguirla en su redes sociales Instagram y Facebook.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados