Bienestar

Latinoamérica padece poco acceso a tratamientos innovadores en cáncer de mama

En Latinoamérica una de las principales problemáticas es el diagnóstico tardío, pues la mayoría de las mujeres llegan en etapas avanzadas.

cancer de mama

Los tratamientos innovadores para el cáncer de mama son hoy una realidad en Latinoamérica y, pese a ser una esperanza de vida para quienes padecen este tipo de neoplasia, aún es poco el acceso que se tiene a ellos a nivel público, dijeron este jueves expertos.

"Toda América Latina tiene que trabajar en el acceso equitativo a los medicamentos. Esto es un desafío en el que tenemos que trabajar muchísimo, pues estamos muy lejos del ideal", explicó en conferencia de prensa virtual el oncólogo argentino Diego Kaen.

El director del departamento de investigación del Centro Oncológico Riojano Integral en Argentina señaló que la región ha avanzado significativamente en aprobar el uso de tratamientos innovadores, como los basados en inmunoterapia.

Sin embargo, lamentó que en algunos países todavía las pacientes no puedan acceder a los beneficios de estos medicamentos, muchas veces porque no se cuentan con los recursos para llevarlos al sector público.
El doctor Iván Romarico González, coordinador del centro oncológico del Hospital Ángeles de Puebla, expuso que en México, por ejemplo, aunado al poco acceso que se tiene a este tipo de terapias, otro problema está en la aprobación y regulación de las mismas.

"En México hay un retraso en el acceso a nuevas terapias, pues pueden pasar, en promedio, hasta 4,2 años para conseguir su aprobación", manifestó. Puntualizó que, por ende, esto retrasa el acceso de las pacientes a estos fármacos que prometen mejoras en las expectativas y calidad de vida.

Diagnóstico tardío y pacientes más jóvenes

En Latinoamérica una de las principales problemáticas que presenta el cáncer de mama es el diagnóstico tardío, pues la mayoría de las mujeres llegan en etapas avanzadas.

Romarico González explicó que, además, cada vez es más frecuente que se diagnostiquen pacientes menores de 40 años y con la enfermedad en forma más agresiva.

Sin embargo, Kaen señaló que con las nuevas terapias se ha aumentado la esperanza de vida de quienes padecen esta enfermedad, especialmente en su modo metastásico, es decir, cuando ya se expande a otros órganos. "Se cree que aproximadamente entre 2010 y 2020 aumentó un 30 % el número de mujeres que viven con el cáncer como una enfermedad crónica", manifestó.

Aseveró que esto es importante porque muchas mujeres padecen la enfermedad en edades productivas por lo que contar con inmunoterapias haría que esta enfermedad pasara de ser una enfermedad mortal a una enfermedad crónica.

"Esto se traduce en pacientes que pueden criar a sus hijos, seguir trabajando y no tienen los efectos adversos de la quimioterapia", dijo.
Explicó que la inmunoterapia actúa en las células que están afectadas por el cáncer, a diferencia de la quimioterapia que no discierne entre las sanas y las enfermeras.

Además, al tener presentación en pastillas, también significan un alivio psicológico para las pacientes que no tienen que acudir a un hospital para el tratamiento.

Finalmente, Romarico González hizo un llamado a las autoridades regulatorias para "exigir que tengamos medicamentos disponibles porque el beneficio es impresionante".

No obstante, Maryet Pérez, directora médica de la farmacéutica Novartis, adelantó que este año lograron que el medicamento Ribociclib fuera incluido en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) para ser prescrito a mujeres pre y pos menopáusicas. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados