Bienestar

Ejercitate… ¡Mientras limpiás tu casa!

Sabemos que no podés salir de casa a hacer ejercicio, pero la limpieza puede convertirse en una importante aliada en este momento. 

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

¿No podés salir a entrenar? ¡Ya no hay excusas! Ejercitate en casa mientras hacés la limpieza: ponete en forma y deja todo impecable.

Sabemos lo complicado que puede ser sacar tiempo para ir al gimnasio. Entre todas las ocupaciones que tenemos, parece mentira que estudiemos, trabajemos, nos mantengamos en forma y atendamos nuestro hogar. Todo al mismo tiempo y manteniendo el equilibrio en nuestra vida.

Si de saber administrar las horas se trata, somos todas unas expertas. Sobretodo en el arte de hacer varias cosas a la vez. Por eso, acá te explicamos cómo podemos lograr deshacernos de esos kilitos de más mientras aseamos nuestras casas. Aunque parezca mentira.

Tres “rutinas” de ejercicios:

Barrer. Esta tarea podemos tomarla como nuestro calentamiento, ya que gracias a ella recorremos toda la casa; lo cual equivale a nuestros minutos de cardio. Si piensas que no es suficiente, ponte a quitar el polvo en todas las áreas.

Completada esta parte, empieza a pasar el trapo. La clave de esta actividad es ejercer la suficiente presión para dejar reluciente el piso mientras tonificas tus brazos. Además, cada vez que vayas a remojar el trapo en el balde de agua con desinfectante hacé unas cuantas sentadillas.

Limpiar las ventanas es un excelente ejercicio: aprovecha de dejar tus panorámicas como nuevas. Al lavar los baños, podés atarte unas esponjas en los pies para sacarle brillo a las cerámicas. Y no te olvides de dejar impecable la cocina: cada vez que guardes un plato en la despensa ponete de puntillas, así ejercitarás las pantorrillas y mejorarás tu circulación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados

/***** Chat Bot ******/