Bienestar

Cuidar tu salud en verano: seguí estos seis consejos

Hacer ejercicios nos brinda elasticidad a los músculos para tener mayor movilidad al desarrollar actividades cotidianas.

Ejercicio

Pese al calor insoportable de los últimos días, el verano nos motiva a disfrutar del aire libre, el sol, la piscina y el mar. La clave es no bajar la guardia con el COVID-19 y tampoco con la radiación solar o los golpes de calor.

Si bien es cierto que una exposición moderada al sol ayuda a producir la vitamina D que el cuerpo necesita para mejorar nuestro sistema inmunológico, hacerlo sin protección y de forma exagerada puede ser perjudicial para la salud.

Con el objetivo de cuidarte, el médico Jordan Gutiérrez de MAFRE, nos brinda una serie de recomendaciones para aprovechar esta temporada de forma saludable:

Correcta hidratación
Las altas temperaturas de calor en verano deshidratan profundamente nuestra piel. Es por ello que es conveniente comenzar a hidratarnos antes de exponernos al sol. Lo recomendable es beber entre 1,5 a 2 litros de agua al día. Esto brindará mayor elasticidad a la piel y desintoxicará nuestro organismo.

Comer más frutas y verduras
Una alimentación rica en agua y sales minerales será esencial para ayudarnos a combatir el calor y a recuperar energía. Grandes opciones son el apio, la pera, la sandía, los espárragos y el limón.

Cuidado de la piel a través de la comida
Preparar nuestra piel con una alimentación adecuada es importante, por ello debemos incluir en nuestra dieta productos ricos en vitamina A, como las frutas y verduras de color naranja y verde, como, por ejemplo: las espinacas, calabaza, zanahoria, melón, durazno, kiwis o brócoli. Además, estos últimos también aportan muchos antioxidantes.

Usar cremas dermatológicas
Es importante llevar una rutina de limpieza facial al inicio y al final del día, así como exfoliar la piel de 2 a 3 vez por semana, según la recomendación de tu dermatólogo. Además, es importante que hidratemos nuestra piel con una crema que contenga un fotoprotector que respete y no desequilibre nuestro pH natural.

Realizar deporte
Hacer ejercicios nos brinda elasticidad a los músculos para tener mayor movilidad al desarrollar actividades cotidianas, como cargar las bolsas del supermercado o jugar con los hijos. Por ello, es recomendable incluir ejercicios dentro de nuestra rutina diaria, como, por ejemplo, caminar cuando paseamos a nuestro perro o bailar mientras limpiamos. Estas actividades ayudarán a que nuestro cuerpo registre nuevos niveles de frecuencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados